NochNovels

Esta pagina se mantiene gracias a las ganancias de la publicidad. Desactiva Adblock, gracias.

jueves, 10 de noviembre de 2016

Capítulo 257 - Jiang Chen Regresa



Capítulo 257 - Jiang Chen Regresa

Rumble…

Después de que Nan Bei Chao diera su orden, el espíritu de todos en el Pabellón del Cielo Ardiente alcanzó un nivel extremadamente alto. Todos los discípulos y Ancianos habían desatado perfectamente toda su energía, y cada uno de ellos tenía una intención asesina increíble. Sin vacilar, comenzaron a atacar a sus enemigos.

"¡Mátenlos! ¡Todos los discípulos y Ancianos de la Secta Negra, escuchen! ¡Vamos a defender el honor de la Secta Negra con nuestra propia sangre!"

Los ojos de Taoísta Negro se pusieron rojos. Ahora, no tenía emociones hacia la muerte, sólo quería matar personalmente a Fan Zhong Tang. Antes de morir, matar a Fan Zhongtang era su último deseo.

¡Matar! ¡Matar! ¡Matar!

Todo el mundo ardía en rabia. Todos los guerreros de la Secta Negra estaban gritando y aullando por la parte superior de sus pulmones mientras atacaban con las armas de combate en sus manos. En este momento, su sangre estaba hirviendo; Querían luchar juntos con el jefe de la secta; ¡Querían luchar hasta el final! Incluso hasta la última gota de su sangre, ellos querían defender el honor de su secta.

Aunque sabían que esto era una lucha en sus lechos de muerte, todavía tenían que luchar. Un ataque de una bestia salvaje acorralada era mortal. Era absolutamente imposible que el Pabellón del Cielo Ardiente eliminara a la Secta Negra y el Valle de la Felicidad sin sufrir ninguna pérdida. Incluso si tuvieran que ensuciar los cielos con su sangre; Ellos querían que su enemigo pagara un alto precio.

“¡Hermanos! ¡Mata a uno quedaremos parejos, matar a dos obtendremos ganancias!”

El hombre que gritaba era Wang Yun. Después de recibir la guía de Jiang Chen, su crecimiento en el cultivo había mejorado mucho; Él ahora era un gran guerrero en el pico del Reino Núcleo Celestial Medio. Wang Yun era un hombre valiente; El se convirtió en el primer hombre en embestir a los enemigos con la espada larga en su mano.

Bang Bang Bang…

En este momento, la intención de luchar llenó toda la escena. Ambos bandos se habían comprometido inmediatamente en la guerra. El campo de batalla se extendió por cien millas, cubriendo todo el cielo sobre la Secta Negra. Las energías poderosas y devastadoras continuaban barriendo todo el lugar, rompiendo montañas tras montañas. Esta era una guerra de vida o muerte; La cantidad de personas que moría y resultaban heridas aumentaba con cada segundo que pasaba.

Los Guerreros Núcleo Divino luchaban contra los Guerreros Núcleo Divino; Los Guerreros Núcleo Celestial luchaban contra los Guerreros Núcleo Celestial... En cuanto a los Guerreros Núcleo Mortal y Qi Hai, sólo podían esconderse en la Secta Negra y orar. No podían ayudar en una guerra como ésta; Sólo podían servir como carne de cañón si saltaban al campo de batalla. Por lo tanto, orar para sobrevivir era lo único que podían hacer ahora. Además, tenían que protegerse de las ondas de energía desatadas de la guerra. Con sus actuales bases de cultivo, cualquier onda de energía de la guerra podría matarlos en un instante.

Bai Hua Die tenía un vestido blanco que revoloteaba en el viento. Ella llevaba un látigo largo, y estaba en una pelea con Ancianos Núcleo Divino Temprano. Como uno de los cuatro genios principales de la provincia Qi, Bai Hua Die era una joven con un talento extraordinario. Había roto a través del Reino Núcleo Divino, y si no fuera por el hecho de que había sufrido por el contragolpe violento cuando la formación se rompió, ninguna de estos Ancianos que están en el mismo nivel que ella sería su rival.

Los cuatro principales genios de la provincia Qi; Liang Xiao de la Secta Espada Celestial fue asesinado por Jiang Chen, Guan Yi Yun de la Secta Negra se había ido al Purgatorio, Bai Hua Die del Valle de la Felicidad había roto a través del Reino Núcleo Divino. Nan Bei Chao fue el que tuvo el progreso más sorprendente. Con sólo una base de cultivo en el Reino Núcleo Divino Medio, ya tenía la capacidad de cambiar toda la estructura de la Provincia Qi. Sólo Nan Bei Chao podía lograr este poderoso progreso.

"Fan Zhong Tang, trae tu culo aquí y pelea conmigo!"

Un Anciano de la secta Núcleo Divino Medio gritó a Fan Zhong Tang. El sólo quería comer vivo a Fan Zhong Tang.

"Hmph! Yuan Lei, ya que tan estúpidamente insistes en luchar conmigo, te enviaré al infierno hoy!"

Fan Zhong Tang se había vuelto completamente hostil hacia sus antiguos compañeros de secta. Con un grito fuerte, el ataco con fuerza a Yuan Lei. Una escena como esta era sin duda increíblemente irónica para la Secta Negra. En este momento crucial para la Secta Negra, dos hombres que eran una vez de la misma secta estaban luchando entre sí. Nadie habría pensado que esto iba a suceder.

Rumble…

Ambos hombres entraron al instante en una lucha feroz. Con sus niveles de cultivo, supuestamente sería una lucha igual, pero como Yuan Lei resultó herido por el contragolpe de la formación, no podía luchar con su fuerza de combate completa. Por lo tanto, él estaba en el lado perdedor momentos después de que la lucha había comenzado. No era rival para Fan Zhong Tang.

Argh...
Los gritos llenos de sangre se escuchaban repetidamente a través de la escena. El cielo entero por encima de la Secta Negra estaba lleno de un penetrante olor a sangre. Las peleas feroces causaron que el número de muertos aumentara rápidamente. Para las peleas entre los discípulos Núcleo Celestial, el Pabellón del cielo Ardiente estaba en desventaja. Después de todo, los discípulos de la Secta Negra y el Valle de la Felicidad juntos superaban ampliamente el Pabellón del Cielo Ardiente.

Sin embargo, para esta guerra, la lucha que importaba era entre los Guerreros Núcleo Divino. Con las fuerzas combinadas de los Guerreros Núcleo Divino de la Secta Espada Celestial, ambos bandos tenían una cantidad bastante igual de Guerreros Núcleo Divino. Pero, como todos los Guerreros Divino Núcleo de la Secta Negra y el Valle de la Felicidad fueron heridos por el contragolpe, las fuerzas de combate de todos se habían reducido considerablemente. Por lo tanto, cuando la guerra comenzó, sus guerreros resultaron heridos aún más, o incluso asesinados.

"Nan Bei, estaba pensando algo, ¿Por qué no atacamos y matamos a Taoísta Negro y la Abuela Feng de inmediato? Con eso esto terminara al instante".

Zhao Chongyang miró a Nan Bei Chao que tenía una expresión indiferente.

"No, este es el cambio de la estructura, el punto de inflexión en la historia. Un cambio importante debe estar asociado con una guerra intensa, y todos los discípulos del Pabellón del Cielo Ardiente deben pasar por este cambio importante; Sólo entonces pueden crecer. Hoy será una página sangrienta en la historia, ríos de sangre están destinados a fluir".

Nan Bei Chao estaba en el aire con las dos manos a la espalda. Estaba disfrutando del ambiente del campo de batalla. En cuanto a la creciente cantidad de muertos y heridos, no importaba si eran sus propios aliados o enemigos, él no tenía sentimientos hacia ellos.

Duan Jianhong, que estaba a poca distancia, jadeó ante la crueldad de Nan Bei Chao. Era mucho más malvado de lo que Duan Jianhong esperaba. Convertirse en el enemigo de este hombre definitivamente haría las cosas difíciles.

"Todo el mundo escuche, reserven algo de su fuerza cuando peleen, solo finjan que están peleando con toda la fuerza. No olviden nuestras intenciones originales.”

Duan Jianhong envió su mensaje a través de su Sentido Divino, informando a todos los Ancianos de la secta Núcleo Divino.

"Fan Zhong Tang, ven a enfrentarte a tu muerte!"

Taoísta Negro gritó en voz alta mientras saltó hacia Fan Zhong Tang que estaba en una intensa pelea con Yuan Lei.

"Jaja, Taoísta Negro, yo soy tu oponente!"

Zhao Chongyang soltó una carcajada. Con una velocidad increíble, él se lanzó hacia adelante y se puso en el camino de Taoísta Negro. Entonces, él instantáneamente golpeó con su palma. En el otro lado, Duan Jianhong había atacado también. El estaba bloqueando el camino de la abuela Feng.

"¡Cobarde!"

La abuela Feng no ocultó el desprecio que sentía hacia Duan Jianhong.

"Jaja, Abuela Feng, parece que hiciste un buen trabajo cuidando de tu salud! ¿Por qué no me sigues? Mientras puedas complacerme, puedo garantizar tu supervivencia.”

Duan Jianhong soltó una carcajada.

"¡Bastardo!"

La abuela Feng agitó su mano y desató un furioso viento que se extendió hacia Duan Jianhong. Pero, la abuela Feng era como los otros, ella también había sufrido un contragolpe masivo debido a la formación. Como núcleo de la formación, ella y el Taoísta Negro habían sufrido los más fuertes contragolpes. La fuerza entre las cuatro personas más poderosas de la provincia Qi era casi igual, pero debido al contragolpe, la abuelita Feng no era rival para Duan Jiang.

Bang… bang… bang…

Las violentas intenciones asesinas podían percibirse en todas partes. El lugar se había convertido en un horroroso campo de batalla. El paisaje, una vez verde, con ríos azules se había convertido en una tierra del infierno. Se estaba realizando una masacre interminable y el número de muertos aumentaba.

Nan Bei Chao era el único hombre que no tenía nada que hacer en todo el campo de batalla. Estaba observando todo lo que ocurría delante de él, él estaba muy por encima de todo el mundo con una expresión indiferente, pero noble. Para él, esta guerra no era más que un juego para él. Aquellos hombres que peleaban con sus vidas eran sólo piezas de ajedrez que complacían su mente de monarca. Realmente disfrutaba de este sentimiento.

En algún otro lugar. Dentro del túnel que conectaba el Purgatorio y la Provincia Qi, Jiang Chen y los demas hombres estaban hablando y bromeando. Ninguno de ellos sabía que la Secta Negra estaba en una grave crisis en este momento.

De repente, fragmentos de luces brillantes aparecieron frente a ellos. Todos los que habían ido al Purgatorio habían experimentado esto antes, y sabían que estas luces indicaban que el final del túnel estaba por delante.

"El final del túnel está delante de nosotros. Me pregunto en que parte de la provincia Qi aterrizaremos."

Dijo Tian Yi Shan. Él no había estado en la provincia Qi durante dos añor.
"La provincia Qi no es grande. Con nuestra velocidad actual, incluso si aterrizamos en la zona más remota, podremos regresar a la Secta Negra en poco tiempo".

Dijo Guan Yi Yun.

Una fuerza sacó al grupo. Ellos inmediatamente contuvieron la respiración y no se atrevíeron a resistirse a la fuerza.

En el momento siguiente, una grieta explotó en el aire. Las figuras de los hombres cayeron de la grieta. Afortunadamente, estos hombres estaban preparados, e inmediatamente estabilizaron sus cuerpos cuando cayeron del túnel.

"¡¿Quién eres tú?!"

Un fuerte grito sonó detrás de ellos. Jiang Chen y su grupo se dieron la vuelta y vieron a unos pocos jóvenes mirando en su dirección. Cuando estos jóvenes vieron el rostro de Jiang Chen, se sobresaltaron por un momento, luego una expresión extremadamente feliz surgió en sus rostros.

"¡Joven maestro Jiang! ¡Es el joven maestro Jiang!”

El joven líder se sorprendió. Cuando estos cuatro jóvenes vieron a Jiang Chen y Big Yellow, ellos parecían haber visto a su ídolo más grande. Sin vacilar, caminaron hacia ellos y se inclinaron hacia ellos.

"Así que son ustedes chicos."

Jiang Chen sonrió. Estos jóvenes no eran desconocidos para Jiang Chen, eran del Pueblo Redsun. El lugar donde aterrizaron era un lugar familiar; Estaban en la entrada del Pueblo Redsun. El no esperaba que aterrizarían en el Pueblo Redsun. Jiang Chen alzó la vista y todavía podía ver una enorme estatua de pie firmemente en el centro del Pueblo Redsun. La estatua no era otra que él mismo.

"Wow, el jefe Jiang es tan increíble! ¡Aquí hay una estatua del jefe Jiang!

Dijo Wang Heng, lleno de emoción.

“¡Kaka! Estoy seguro de que ustedes no saben nada de esto; Pequeño Chen y yo vinimos a Yellowstone para matar a los Diablos de Sangre, y también matamos al Señor Luna de Sangre, salvando a todo el pueblo Redsun en el proceso. La gente del pueblo estaba tan agradecida por lo que Pequeño Chen había hecho, que le construyeron una estatua y le adoraban todos los días.”

Pensando en la escena de ese momento, Big Yellow tenía una expresión orgullosa en su rostro.

"Joven maestro Jiang, finalmente estás de vuelta! ¡La Secta Negra está en una enorme crisis de vida o muerte ahora mismo!"

El joven líder dijo apresuradamente.

"¡¿Qué?!"

Las expresiones de Tian Yi Shan y Guan Yi Yun cambiaron.

"¿Que está pasando?"

Jiang Chen frunció sus cejas.

"Ese Nan Bei Chao ha roto a través del Reino Núcleo Divino Medio, y ahora mismo, ha traído a los hombres del Pabellón del Cielo Ardiente para atacar a la Secta Negra. El Valle de la Felicidad ha unido fuerzas con la Secta Negra, pero la Secta Espada Celestial se ha rendido a Nan Bei Chao. Me temo que están peleando una violenta guerra mientras hablamos. Escuché que Nan Bei Chao es extremadamente poderoso, así que tal vez incluso con la fuerza combinada de dos sectas, podrían no ser capaces de resistirse a su ataque".

El joven explicó. Todos en la provincia Qi sabían lo que había sucedido recientemente.

"¡¿Qué?! ¡No esperaba tan grandes noticias! La estructura de la provincia Qi va a tener un gran cambio... vamos, tenemos que regresar inmediatamente a la Secta Negra!"

Jiang Chen no se atrevió a retrasarse por más tiempo, inmediatamente voló hacia la Secta Negra con una velocidad extrema. Aparte de Big Yellow, ninguno de los otros podía seguirle.

Cuando Jiang Chen y su grupo abandonaron el lugar, Huo Yuner también salió del túnel. Después de enterarse de lo que estaba ocurriendo con el joven del Pueblo Redsun, dudó un poco, pero también voló hacia la Secta Negra.

[Compartan y Comenten <3]
Traduccion de novelas ligeras, web al español.

Related Posts