NochNovels

Esta pagina se mantiene gracias a las ganancias de la publicidad. Desactiva Adblock, gracias.

jueves, 10 de noviembre de 2016

Capítulo 260 – Ojo por ojo



Capítulo 260 – Ojo por ojo

"Deja que la pelea diga quién será el último hombre en pie."

Jiang Chen desató su energía, y sin ninguna vacilación, desató la Verdadera Palma de Dragón que perforo hacia Nan Bei Chao. Jiang Chen no se atrevió a mostrar ninguna negligencia al luchar contra Nan Bei Chao. Si Nan Bei Chao estuviera en la misma etapa que él, él podría mirarlo hacia abajo completamente. Pero, puesto que había una diferencia de una etapa entre ellos, era una historia diferente. Aunque Jiang Chen podía fácilmente matar a cualquier Guerrero Núcleo Divino Superior, Nan Bei Chao no era alguien con quien esa gente pudiera compararse.

"¡Puño de la Trinidad!"

Gritó Nan Bei Chao mientras golpeaba con una tremenda fuerza. Ambos hombres habían volado más alto en el cielo, y estaban peleando una batalla que sólo les pertenecía a ellos.

Nan Bei Chao estaba cultivando la habilidad celestial Imperioso Gobernante Favorecido, que le haría caminar por el camino el cual le llevaría a convertirse en un Emperador Imperial. El Puño de la Trinidad era una de las habilidades apabullantes del combate de la regla imperiosa.

Bang…

Ambos eran hombres extremadamente feroces. Cuando la Verdadera Palma de Dragon chocó con el Puño de la Trinidad, tremendas ondas de energía barrieron todo el lugar, incluso cubrieron todo los cielos, bloqueando la vista del sol. Las violentas ondas de energía barrieron el cielo y las poderosas ondas de choque hicieron temblar los corazones de todos, como si una sombra oscura hubiera sido lanzada sobre sus almas.

Después de la colisión, los dos hombres permanecieron inmóviles en el mismo lugar, y parecían completamente tranquilos. En realidad era una batalla igualada.

Jiang Chen entrecerró los ojos y lanzó su mirada afilada a Nan Bei Chao, luego pensó: "Este hombre es un genio raro, no me decepcionó. Si hubiera nacido en la misma época que yo en mi vida pasada; Sus logros no serían más débiles que los míos".

Esta era la evaluación de Jiang Chen hacia Nan Bei Chao. Era una evaluación extraordinaria.

Pero en el otro lado, Nan Bei Chao se sorprendió; Una tormenta violenta estaba en su mente, "¡Qué hombre tan increíble! ¡En apenas medio año, él ha crecido realmente a esta etapa donde él puede tener una lucha equilibrada conmigo! Además, él es sólo un Guerrero Núcleo Divino Temprano... Si estuviéramos en la misma etapa, ¿No significaría que yo no sería rival para él?! ¡¡Esto es imposible!!"

Nan Bei Chao estaba profundamente agitado por esto. Estaba increíblemente sorprendido, y no podía aceptar esta realidad. En su mente, él era la persona más talentosa en este mundo, él era el genio número uno que superó los antepasados y deslumbró los contemporáneos. Pero ahora, se enfrentaba a un hombre con más talento que él. Esto realmente perturbó su mente.

"A nadie se le permite estar más alto que yo, Nan Bei Chao! Tengo que matarlo hoy, pase lo que pase! Tengo que dejar que todo el mundo sepa que yo, Nan Bei Chao soy un hombre que está destinado a ser un verdadero Emperador! "

Una mirada maliciosa y perversa surgió en los ojos de Nan Bei Chao. Nunca permitiría que nadie lo superara en términos de talento; Era insoportable.

"Jiang Chen, me has sorprendido y me has llamado la atención. Pero tendré que matarte hoy. Tienes mucha suerte de ser asesinado por mí.”

La energía de Nan Bei Chao seguía subiendo como un tsunami. El una vez más ataco con el Puño de la Trinidad. El puño como una montaña gigantesca voló hacia Jiang Chen una vez más.

"Jaja, muéstrame lo que tienes! Tú quieres matarme; Yo quiero matarte. Vamos a luchar y averiguar quién será el último hombre en pie!"

Jiang Chen era incomparablemente dominante. Su orgullo provenía desde el fondo de su corazón también, y no era más débil que el orgullo de Nan Bei Chao. Una vez más, desató la la Verdadera Palma de Dragon y reanudó la intensa pelea con Nan Bei Chao.

Bang! Bang! Bang! …

Dos hombres poderosos y feroces habían abierto un nuevo campo de batalla en lo alto de los cielos. Estaban intercambiando ataques de la manera más brutal, y casi destruyeron el cielo donde lucharon. Las energías barrían frenéticamente, era difícil descubrir quién tenía la ventaja.

"¡Son tan fuertes, increíblemente fuertes! ¡Son verdaderamente los genios más poderosos!"

"La pequeña provincia Qi ha cultivado realmente a dos hombres poderosos como ellos, esto es realmente aterrador! ¡Me pregunto quién será el ganador!"

"Estoy seguro de que el Discípulo Mayor Jiang ganará esta pelea! Desde que llegó a la Secta Negra, ¡Ha hecho innumerables veces lo imposible!"

Nadie podía resistir el shock que golpeaba sus mentes. Esta era una lucha definitiva entre dos estrellas brillantes; Ninguno podía permanecer tranquilo por más tiempo.

"¿Cómo puede suceder esto, por qué Jiang Chen es tan fuerte?! ¡Sólo ha pasado medio año!”

Zhao Chongyang casi gritó. Había perdido un brazo ahora, y su fuerza de combate se había reducido mucho. Taoísta Negro y la Abuela Feng luchaban contra Duan Jianhong juntos.

Ahora mismo, la única esperanza del Pabellón del Cielo Ardiente era Nan Bei Chao, quien estaba actualmente en una feroz pelea con Jiang Chen, y a juzgar por la situación actual, aún no estaba claro si Nan Bei Chao podría ser el ganador.

Pero el campo de batalla delante de él le mostraba el día del juicio final para Pabellón del Cielo Ardiente. Aquellos Guerreros Divino Núcleo que de repente aparecieron de la nada eran todos genios guerreros, extremadamente poderosos. Sobre todo Big Yellow, él era la existencia más brutal en el campo de batalla. Se estrellaba y chocaba en todas direcciones de la manera más cruel.

Arghh...

Los discípulos y ancianos del Pabellón del Cielo Ardiente gritaban y chillaban. Los ataques que estaban enfrentando en este momento no les dieron lugar para luchar. Si esto continuaba, el Pabellón del Cielo Ardiente desaparecerá en el abismo, eliminado.

El corazón de Zhao Chongyang estaba sangrando. Nunca pensó que esto pasaría. De acuerdo con su plan, la derrota de la Secta Negra y el Valle de la Felicidad sería una tarea fácil. Después de eso, podrían gobernar toda la provincia de Qi, y él sería el nuevo amo de la provincia Qi.

Pero nada era perfecto, el regreso repentino de Jiang Chen había destrozado el plan perfecto de Zhao Chongyang, y las tornas habían cambiado. Ahora, no era la Secta Negra y el Valle de la Felicidad quienes se enfrentaban al riesgo de la eliminación, era el Pabellón del Cielo Ardiente.

¡Arghh! ¡Me doy por vencido, me rindo, quiero rendirme!"

Un Anciano Núcleo Divino del Pabellón del Cielo Ardiente que estaba peleando con Guan Yi Yun de repente gritó. El sentía como si no pudiera pelear más, la situación había cambiado demasiado rápido, y no era rival para su oponente. Su mayor esperanza, Nan Bei Chao, fue atado a una pelea con Jiang Chen, y parecía que sería muy difícil para él matar a Jiang Chen. Incluso con la fuerza de Nan Bei Chao, cuando realmente matara a Jiang Chen, todos en el Pabellón del Cielo Ardiente ya estarían muertos.

"Hmph! ¿Quién te dio el derecho a rendirte?!"

Guan Yi Yun dejo escapar un resoplido frío mientras atacaba despiadadamente. La espada larga en su mano penetró el pecho de su oponente en el siguiente segundo.

"No puedo dejar que la sangre de los Ancianos y discípulos de la secta Negra se hayan derramado en vano; ¡Ojo por ojo! ¿Quieres rendirte y mantener tu vida? ¡De ninguna manera!"

Guan Yi Yun tenía un aura imponente, nunca le dio a su oponente la oportunidad de rendirse. El sacudió su espada larga y cortó el cuerpo de su oponente por la mitad, haciendo que la sangre lloviera desde el cielo.

"Jaja, no está mal compañero Guan Yi Yun! Es imposible que estos tipos se rindan, Pequeño Chen nunca permitiría que eso suceda".

Big Yellow se reía a carcajadas. El extendió su cabeza y siguió estrellándose y chocándose en todas direcciones. Su camino estaba lleno de chillidos llenos de sangre.

Anteriormente, Guan Yi Yun era un hombre piadoso, el todavía daría a sus enemigos la oportunidad de rendirse. Pero, desde que había estado en el Purgatorio durante tanto tiempo, había cambiado la forma en que trataba a sus enemigos. Los que regresaban del Purgatorio eran todos hombres crueles, ni siquiera parpadearían los ojos cuando mataran.

En este momento, todos en el Pabellón del Cielo Ardiente habían perdido por completo toda su esperanza. Sus oponentes ni siquiera les permitieron rendirse. Claramente, querían matarlos a todos.

Esto era karma. Cuando estaban en la parte superior y estaban matando a la gente de la Secta Negra y el Valle de la Felicidad, ninguno de ellos frunció las cejas. Pero ahora que las tornas habían cambiado, no importaba cuanto pidieran perdón y pidieran rendirse, su karma había decidido que esto era imposible.

Aunque Nan Bei Chao era extremadamente despiadado y arrogante, había una cosa en la que tenía razón. En un punto de inflexión en la historia, con cada final de una era, la sangre debe ser derramada. Hoy fue un día de grandes cambios para la provincia Qi, y el campo de batalla de la Secta Negra estaba destinado a ser un infierno lleno de matanzas. Los ríos de sangre estaban destinados a fluir en esta batalla, y la sangre pertenecería a ellos mismos o a sus enemigos. Los que estuvieron involucrados no podrían escapar.

Este era el mundo cruel del cultivo. Vida o muerte era normal, no había muchas reglas que se aplicaban a este reino, y lo que más importaba era la fuerza.

El ejército del Pabellón del Cielo Ardiente había sido derrotado completamente y se había dispersado. El formidable Big Yellow no necesitaba descripción. Guan Yi Yun, Tian Yi Shan, Huo Yuner; Cada uno de ellos era extremadamente fuerte. Incluso Yang Meng, Wang Heng y los otros eran hombres que matarían sin parpadear los ojos. Las peleas que habían experimentado en el Purgatorio eran cien veces más aterradoras que esta.

Arghh...
Los miserables gritos se oían por todas partes. El número de discípulos y ancianos del Pabellón del Cielo Ardiente se reducía constantemente. Más de la mitad de los Ancianos de la Secta Espada Celestial habían sido asesinados, y el resto de ellos estaban sufriendo heridas graves y luchaban por defenderse. Esta vez, Duan Jianhong había tomado una decisión equivocada. Si hubiera elegido unirse a la Secta Negra y al Valle de la Felicidad, no estaría atrapado en esta situación.

¡Bang!

Arriba en el cielo, Jiang Chen y Nan Bei Chao estaban todavía en una pelea feroz. Ambos eran hombres con un talento extraordinario, y ambos poseían todo tipo de habilidades. Era muy difícil determinar quién sería el ganador.

La situación había hecho que todos los hombres del Pabellón del Cielo Ardiente y de la Espada Celestial perdieran completamente toda su esperanza. Desde el comienzo de la guerra, Nan Bei Chao era su única esperanza. Pero ahora, parecía que ya no podían depender de él.

"¡Deténganse!"

Duan Jianhong que estaba luchando contra el Taoísta Negro y la Abuela Feng de repente gritó.

"Taoísta Negro, Abuela Feng, deben saber que no me rendí a Nan Bei Chao. Ahora, con la mayor sinceridad, he decidido hacer que la Secta Espada Celestial se una a ustedes. Trabajaremos juntos y mataremos a esos hombres del Pabellón del Cielo Ardiente. Vamos a convertir nuestra hostilidad en amistad, ¿Qué les parece?"

Dijo Duan Jianhong. Él sabía que el Pabellón del Cielo Ardiente seria destruido hoy, y si no hacía algo, él tendría el mismo fin. Una vez que Jiang Chen termine la pelea, lo que le esperaba sería una muerte segura.

"Jaja, Duan Jianhong, ¿Estás loco? ¡Eso no es lo mismo que nos dijiste justo ahora!

Taoísta Negro se echó a reír. Nunca se había reído con tanta alegría antes, esto hizo que toda su depresión desapareciera.

"Duan Jianhong, fue tu propia elección, tu propia decisión empujó a la Secta Espada Celestial al  foso del fuego, y ahora estás tratando de unir fuerzas con nosotros? Incluso si nosotros estuviéramos de acuerdo, ¿De verdad crees que Jiang Chen te dejará ir?”

Dijo la Abuela Feng con una sonrisa en su rostro. Luego, azotó con fuerza a Duan Jianhong con su látigo. En la situación actual, no era necesario que aceptaran la propuesta de Duan Jianhong de unir sus fuerzas. Además, ellos no podían aceptar su personalidad tampoco, era mejor para ellos luchar contra él hasta que muriera.

"Taoísta Negro, Abuela Feng, es mejor que consideren mi propuesta. Aunque Jiang Chen es muy fuerte, él está atado en una pelea contra Nan Bei Chao. Ambos están gravemente heridos, y ustedes no son rivales para mí ni siquiera trabajando juntos. En realidad, nadie en este campo de batalla puede derrotarme. Ni siquiera usé toda mi fuerza para luchar contra ustedes dos justo ahora, y si realmente quieren entrar en una pelea de vida o muerte, usaré toda mi fuerza para matarlos a ambos ahora".

Duan Jianhong tenía una expresión fría mientras los amenazaba.

¡Maldita sea, muéstrame lo que tienes, estúpido gordo! ¡Su Señor Perro quiere ver si puede matarte con su cabeza!”

Big Yellow de repente apareció detrás de Duan Jianhong. Su cabeza brillaba intensamente y, sin vacilar, el choco contra Duan Jianhong.

[Y termina con el formidable Big Yellow haciendo su aparicion <3]
Traduccion de novelas ligeras, web al español.

Related Posts