NochNovels

Esta pagina se mantiene gracias a las ganancias de la publicidad. Desactiva Adblock, gracias.

sábado, 19 de noviembre de 2016

Capítulo 271 - Nueve Ondas Celestiales del Diablo



Capítulo 271 - Nueve Ondas Celestiales del Diablo
 
Rumble…

Jiang Chen desató la Verdadera Palma de Dragón y destrozó el ataque de Mayor Mang. En cuanto a Han Yan, desató un rayo negro que parecía un dragón diabólico el cual llevaba una tremenda energía diabólica. Era tan poderoso que incluso el aire comenzó a vibrar. Solo con este ataque, la formación de los Seis Bichos Raros del Monte Mang estaba casi completamente rota.

"Maldita sea, ¿De dónde vienen estos monstruos anormales? Los cultivos de estos dos mocosos son obviamente más débiles que los nuestros, así que ¿Cómo pueden poseer una fuerza de combate tan poderosa?”

Mang Cuarto dijo de una manera ligeramente deprimida.

"Los enemigos son increíbles, pero todavía tenemos que vengar al séptimo hermano. Vamos a atacar juntos, matemos a este trío al mismo tiempo. "

El Mayor Mang tenía una mirada espantosa en sus ojos mientras hablaba. En su mano apareció una enorme espada plateada, que brillaba con un brillo mortal. Al mismo tiempo, los otros cinco bichos raros sacaron sus propias armas de combate. Con su perfecta sinergia, fueron capaces de combinar perfectamente su fuerza de combate.

"Hermano Yan, vamos a atacar para arrinconar su formación; Usaremos nuestras habilidades más fuertes para romper su formación".

Jiang Chen le dijo a Han Yan. Había una luz de determinación en sus ojos. Con la combinación de sí mismo, Han Yan y Big Yellow, él iba a paralizar a estos Seis Bichos Raros del Monte Mang.

"Lo tengo."

Con un movimiento de su cuerpo, Han Yan se trasladó a la parte posterior del grupo. Su línea de sangre del Diablo Antiguo Divino había despertado por completo, y con una base de cultivo en el Reino Núcleo Divino Medio, era el momento en que Han Yan se sentía orgulloso de lo que tenía. El en realidad iba a encontrar a alguien para probar su fuerza de combate, y estos Seis Bichos Raros del Monte Mang habían llegado en el momento perfecto.

En un abrir y cerrar de ojos, Jiang Chen, Han Yan y Big Yellow se colocaron en tres lugares separados, acorralando a los Seis Bichos Raros del Monte Mang en el centro. Se suponía que la escena seria que los seis bichos raros rodearían al trío, pero las tornas habían cambiado.

Pero los Seis Bichos Raros del Monte Mang no tenían miedo en absoluto. Habían estado trabajando en equipo durante muchos años y habían pasado por muchas batallas. Ahora habían conocido a su oponente más fuerte, y estaban seguros de que con su perfecta sinergia, serían capaces de derrotar al trío cuyo cultivo era más débil que el suyo.

¡Vamos a atacar!

El Mayor Mang fue la primera persona que atacó. Con una fuerte voz gritó: "¡Montaña de Espada Desgarradora!"

¡Bang!

El Mayor Mang balanceó la inmensa espada en su mano hacia Jiang Chen con tremenda fuerza. El ataque llevaba una increíblemente fuerte, y casi cortó el espacio alrededor de ellos. Un potente zumbido resonaba, tan poderoso que parecía como si pudiera rasgar una montaña en pedazos.

"¡Tempestad Veloz!"

Mang Segundo golpeó al mismo tiempo con la espada larga en su mano. Con un giro de su espada, el desató innumerables luces de espada hacia Big Yellow.

“¡Sello de Agitación Mundial!”

“¡Espada Atronadora!”

“¡Infierno Furioso, Fuego de la Pradera!”

"Melodía del Laúd Diabólico!"

Los otros cuatro bichos raros desataron sus ataques más fuertes al mismo tiempo. En este momento, ataques devastadores y energías coloridas se podían ver en todas partes, causando estragos en toda la zona.

Lo asombroso fue que, aunque los seis estaban desatando sus propios ataques, ellos podían transferir su energía yuan entre ellos y combinar completamente la fuerza de los seis ataques en uno.

Aunque la fuerza de todos sus ataques fue combinada, todavía tenían sus objetivos respectivos. La Montaña de Espada Desgarradora y la Melodía del Laúd Diabólico iban hacia Jiang Chen. La Melodía de Laúd Diabólico era realmente poderoso, pero esta mujer no se atrevía a usarla de nuevo en Big Yellow, porque Big Yellow podía comer todos sus ataques. Esto la asustaba. Sin embargo, ella no creía que Jiang Chen también pudiera soportar su melodía diabólica.

La habilidad de la espada Tormenta Veloz y el Sello de Agitación Mundial se dirigían a Big Yellow, y la Espada Atronadora y el Infierno Furioso, Fuego de la Pradera se dirigían hacia Han Yan.

"Los seis tienen una sinergia impecable, pero son seis contra tres oponentes. Es realmente difícil tener a alguien bajo el Reino Alma de Combate que sea su partido. Pero, con las habilidades del hermano Jiang y Big Yellow, no deberían tener problemas para manejar esto. Lo que me sorprende es que el joven llamado Han Yan, en realidad es muy fuerte también. No esperaba que existiera un genio como éste en la Secta Negra".

Xuan Ye estaba de pie con los brazos cruzados delante de su pecho. Había un leve toque de alabanza en sus ojos cuando miraba a Han Yan.

“¡Tan aterrador! ¡Estos seis monstruos son realmente aterradores!"

"Si se tratara de una pelea de uno contra uno, ninguno de estos seis bichos raros sería rival para el Discípulo Mayor Jiang. Es debido a su perfecta sinergia que su fuerza de combate es tan alta”.

“No te preocupes. Con las habilidades del Discípulo Mayor Jiang y Discípulo Mayor Han, estos seis bichos raros serán derrotados pronto. Verán el mismo final que el Mang Séptimo; Asesinado por el Discípulo Mayor Jiang!"

…………

Todos los discípulos estaban observando la batalla de una manera seria. Para ellos, ver una batalla de alto nivel como esta era una rara oportunidad. No sólo podrían aprender algo de ella, el mirar una batalla como esta también ayudaría a mejorar su cultivación.

Hmph!

Jiang Chen dejo escapar un hmph frio. Con toda su fuerza, desató la Verdadera Palma de Dragón. Cada vez que formaba una nueva Marca Dragón, cada vez que progresaba en su cultivación, la Verdadera Palma de Dragón se haría más fuerte. La gigantesca garra de dragón rojo sangre agarró la espada de luz desatada por el Mayor Mang, y se rompió de la forma más formidable. Después de eso, Jiang Chen desató el Grito del Halcón Sónico. Las inmensas ondas sonoras se estrellaron de inmediato con la Melodía del Laúd Diabólico, causando que una gran cantidad de chispas surgieran cuando las ondas de sonido chocaron.

Clang… clang… clang…

Por otro lado, Big Yellow era aún más formidable. El estaba cubierto de innumerables luces de espada, pero siguió embistiendo hacia adelante con su cabeza, destrozando todas las luces de espadas. Después de eso, Big Yellow saltó hacia adelante como una serpiente, y aplastó el Sello de Agitación Mundial con su cabeza.

Su cabeza dura hizo que mucha gente se quedara sin habla.

"¡Nueve Ondas Celestiales del Diablo!"

Han Yan era como un Rey Diablo mientras se cubría con el vapor caliente de las energías diabólicas. Capas de ondas empujaron hacia adelante de una manera aparentemente invencible, aplastando completamente todos los poderosos ataques de los oponentes.

"Maldita sea, ¿Cómo pueden ser tan fuertes estos tres?! ¡Ellos simplemente rechazaron nuestros ataques combinados!"

Mang Cuarto siguió maldiciendo mientras atacaba.

¡Váyanse a la mierda! Mi Melodía del Laúd Diabólico nunca ha fallado, ni una vez! Siempre que lo usé, todos los enemigos estarían asustados hasta la muerte... ¿Por qué tuve que encontrarme con dos monstruos hoy?!"

La mujer que llevaba el laúd estaba tan loca que casi vomitaba sangre. Los ataques de ondas sonoras eran realmente difíciles de bloquear, y en condiciones normales, ningún guerrero querría combatir a los que podrían atacar con ondas sonoras, por no hablar de los ataques de ondas sonoras desatados a través de las armas de combate, ya que la fuerza aumentaría significativamente.

Cuando se mencionaba a los Seis Bichos Raros del Monte Mang, todos sabían que había un Laúd del Diablo entre ellos. Pero hoy, esta mujer había sufrido un golpe enorme. No sólo había encontrado un perro capaz de devorar sus ondas sonoras, sino que había otro joven que también podía atacar con poderosas ondas sonoras, e incluso destruyó su ataque de ondas sonoras.

"Este Jiang Chen es mucho más fuerte de lo que imaginábamos. Concentremos nuestra fuerza, no dejes que los ataques se dispersen."

El Mayor Mang les recordó a todos con una expresión solemne. Estaba empezando a arrepentirse de venir aquí sin saber sobre la situación real. No sólo el poder de Jiang Chen estaba más allá de sus expectativas, los otros dos también lo habían hecho quedarse sin palabras con su formidable fuerza.

Rumble…

Los Seis Bichos Raros del Monte Mang atacaron repetidamente, intentando encontrar una oportunidad de matar a uno de sus opositores. Además, con la advertencia del Mayor Mang, los seis se volvieron extremadamente cuidadosos y no se atrevieron a dispersar sus fuerzas. Todos sabían lo fuertes que eran sus oponentes, y una vez que su fuerza de combate se dispersara, inmediatamente se debilitarían, y cada uno de ellos sería asesinado por su oponente.

Jiang Chen, Han Yan y Big Yellow también estaban atacando frenéticamente. En este momento, todo el campo de batalla estaba siendo sacudido violentamente. Poderosas ondas de energía se formaban en innumerables nubes oscuras, mientras deslumbrantes y coloridas ondas de energía barrieron la escena.

El brillo de las habilidades de combate era magnífico, pero detrás de estas magníficas luces radiantes había fuerzas devastadoras. Si alguien saltara al centro del campo de batalla, inmediatamente sería destrozado en pedazos.

“¡Tan brutal! Esta es la primera vez que he presenciado este tipo de batalla!"

"¡Sí! ¡Seis Guerreros Núcleo Divino Superior, ni una sola vez en la historia de la Provincia Qi, han habido tantos Guerrero Núcleo Divino Superior! El Discípulo Mayor Jiang Chen, el Discípulo Mayor Han Yan, y Big Yellow están luchando por sí mismos, y no parecen estar en una posición desventajosa en absoluto!"

"Es porque esos seis bichos raros tienen una sinergia perfecta, lo que les da una fuerza de combate combinada extremadamente poderosa. ¡Sin eso, ninguno de ellos sería capaz de igualar a los discípulos mayores!"

"Sólo sigue viendo! El Discípulo Mayor Jiang va a destruir su sinergia tarde o temprano, ¡Y los matará a todos!”

…………

La excitación llenó a estos discípulos. Ser testigo de una batalla como esta era realmente emocionante.

"Humph! ¡Vamos a destruirlos!”

Jiang Chen dejo escapar un humph frio. Finalmente se enfadó. Apuntó su dedo como una espada, luego desató los Seis Profundos Dedos Solares. En un instante, los seis enormes dedos se fusionaron en un dedo brillante y gigantesco. El dedo destruyó todos los ataques que venían hacia él, y seguía empujando hacia adelante.

¡Roar!

Big Yellow soltó un rugido que sonaba como un grito de un dragón. Una barrera de oro inmediatamente cubrió su cuerpo. Como un toro furioso, el corrió hacia adelante con la cabeza al frente, destrozando los poderosos ataques que venían en su camino. Big Yellow que estaba en el centro del campo de batalla no se vio afectado en absoluto.

"¡Nueve Ondas Celestiales del Diablo, Apoderándose de la Vida!"

Han Yan estaba enojado también. Con su pelo oscuro revoloteando a causa de su poderosa energía diabólica, realmente parecía un poderoso Rey Diablo. En este momento, él parecía la fuente de todas las energías diabólicas. Después de que las olas de las energías diabólicas estallaran, cada ola era más fuerte que la anterior. El poderoso ataque se asemejaba a las olas de un océano interminable que se estrellaban hacia los Seis Bichos Raros del Monte Mang.

Rumblo…

Bajo estos brutales ataques, los Seis Bichos Raros del Monte Mang finalmente no pudieron aguantar más. Los ataques desatados por ellos fueron destruidos. El ataque combinado de Jiang Chen, Han Yan y Big Yellow era simplemente demasiado formidable, y se estrelló hacia ellos de una manera inevitable.

Bang Bang Bang…

Con ataques tan brutales y formidables, la formación de los seis bichos raros se rompió finalmente. Los seis bichos fueron enviados volando en seis diversas direcciones, y cada uno de ellos tenía caras pálidas. Parecía que todos habían sufrido graves lesiones.

"Mátalos."

Dijo Jiang Chen de una manera cruel. Sus ojos eran aún más crueles que su voz. Con un movimiento de su cuerpo, llegó delante de la mujer que llevaba el laúd. Su repentina apariencia sorprendió a la mujer, y cuando trató de levantar su laúd para luchar, Jiang Chen se lo arrebató con la velocidad del rayo.

Antes de que la mujer pudiera responder, Jiang Chen aprovechó la oportunidad para golpearla con la velocidad del rayo. Su puño aterrizó justo en la frente de la mujer, y en un instante, el cráneo de la mujer se rompió y se convirtió en una niebla de sangre.

[Compartan y Comenten <3]
Traduccion de novelas ligeras, web al español.

Related Posts