NochNovels

Esta pagina se mantiene gracias a las ganancias de la publicidad. Desactiva Adblock, gracias.

domingo, 25 de diciembre de 2016

DMWG - Capítulo 346 - La Fama se Difunde por Todo el Continente Oriental



Capítulo 346 - La Fama se Difunde por Todo el Continente Oriental

Buzz…

Sonidos de zumbidos podían escucharse de las dos Armas de Combate de Rango Perfecto. La fría intención asesina que salía de los dos causó que escalofríos corrieran por las espinas de los espectadores. Jiang Chen y Wu Cong se enfrentaron cara a cara, y mientras la multitud contenía sus respiraciones anticipadamente, lo sabían; El momento final se estaba acercando, el momento en que sólo un hombre permanecería de pie.

"¿Pueden adivinar quién será el ganador?"

"Creo que Wu Cong ganará. Después de todo él es un genio de la élite Alma de             Combate Medio, así como un príncipe de la Dinastía Marcial Santa, y el hijo del décimo Emperador. Todas estas cosas lo convierten en un guerrero extraordinario con habilidades asombrosas. Aunque Jiang Chen es un monstruoso guerrero con grandes habilidades, todavía está solo en Reino Núcleo Divino; Todavía hay una brecha entre su cultivo".

"No lo creo, creo que Jiang Chen ganará la pelea. Ustedes claramente vieron que ambos estaban peleando una batalla donde ninguno de ellos era capaz de obtener ninguna ventaja, pero la espada que Jiang Chen está usando es claramente más fuerte que la alabarda usada por Wu Cong. En este momento final, no veo cómo Wu Cong derrotara a Jiang Chen".

............

Mucha gente comenzó a susurrar entre sí. Algunos pensaron que era difícil pasar por alto la brecha entre el Reino Núcleo Divino y el Reino Alma de Combate, y aunque la fuerza de combate de Jiang Chen era formidable, no significaba que sería rival para Wu Cong.

Pero al mismo tiempo, otro grupo de personas pensaba que Jiang Chen era más fuerte. Wu Cong era incapaz de derrotarlo en la batalla antes de esto, y la espada que Jiang Chen estaba utilizando era claramente más fuerte. De hecho, el ganador podría ser determinado por quién tuviera el Arma de Combate más fuerte, y con esta fundación, Jiang Chen realmente tenía una ventaja sobre Wu Cong.

“¡Alabarda Tiangang, mata!”

Con su cabello oscuro bailando en el viento, Wu Cong gritó en voz alta. Él agita la alabarda blanca plateada en su mano con una tremenda fuerza, desatando numerosas luces brillantes que formaban una gigantesca red de energía, cubriendo completamente a Jiang Chen dentro. Al mismo tiempo, la alabarda extremadamente afilada corto hacia Jiang Chen de una manera aplastante.

“Déjame mostrarte el verdadero poder de la Espada Santa Celestial.”

Jiang Chen estaba lleno de energía. Con la Espada Santa Celestial en su mano, estaba lleno de confianza. Si luchara sin la Espada Santa Celestial, estaría a lo sumo igualado con Wu Cong, y requeriría algunas habilidades únicas, como el Gran Reino Ilusorio, para derrotarlo. Sin embargo, ya que tenía la espada, estaba seguro de que sería capaz de derrotar a Wu Cong en esta pelea uno contra uno.

La ira de Jiang Chen aumentó. Levantó la espada larga en su mano, luego inmediatamente gritó en voz alta mientras desataba la energía de la espada hacia el cielo.

¡Swoosh!

La energía espada era tan poderosa como un dragón. Jiang Chen oscilaba la espada en su mano de una manera sencilla. Nunca utilizó técnicas de espada complicadas cuando trataba con sus enemigos; Siempre era un ataaue más simple. Sin embargo, contenía la intención de la espada de Jiang Chen; Rápido y brutal.

¡Boom!

La Espada Santa Celestial chocó con la Alabarda Tiangang de Wu Cong. Era increíblemente afilada, podría rasgar a través de cualquier cosa. En un instante, desgarró violentamente la gigantesca red de energía desatada por la Alabarda Tiangang a la mitad. Después de eso, las dos armas chocaron entre sí de la manera más brutal.

¡Clang!

Una gran cantidad de chispas explotó desde el centro de la colisión, y una asombrosa escena se reveló a la multitud. Al igual que todas las Armas de Combate anteriores, la poderosa alabarda de plata fue cortada en dos por la Espada Santa Celestial.

Tap tap tap…

Wu Cong fue derribado una docena de pasos antes de que pudiera estabilizar su cuerpo. Tenía los ojos muy abiertos mientras miraba la alabarda rota en su mano. El shock en su corazón había alcanzado nuevas alturas.

"¡No, esto es imposible!"

Era como si Wu Cong acabara de presenciar el momento más aterrador debajo de los Cielos. De hecho, la alabarda de plata en su mano había sido dada por su padre cuando rompió a través del Reino Alma de Combate, y era una de las mejores Armas de Combate de Rango Perfecto, un arma invencible. Sin embargo, nunca en sus sueños más salvajes había pensado que sería destruida hoy, esto era simplemente increíble.

"Bastardo, ¿Cómo te atreves a romper mi preciosa alabarda?!"

Los ojos de Wu Cong se pusieron rojos y se puso furioso, como un león que acababa de perder a su hijo. Esta alabarda era su elemento más preciado, incluso la consideraba una parte de su cuerpo! No sólo eso, sino que también estaba cultivando la habilidad de combate Alabarda Tiangang, haciendo de la alabarda fuera la arma perfecta para él. Y ahora, fue completamente destruida por Jiang Chen! Esto hizo que el corazón de Wu Cong comenzara a sangrar.

“No sólo tú preciosa alabarda. Hoy, te destruiré también!

Con una poderosa energía, Jiang Chen empujó la espada en su mano hacia Wu Cong como una estrella fugaz. La Espada Santa Celestial era demasiado rápida, en un abrir y cerrar de ojos, llegó a Wu Cong, apuntando directamente al centro de sus cejas.

La escena una vez más trajo agitación a la multitud. Cada persona que veía esto estaba muy asustada; Parecía que Jiang Chen realmente quería matar a Wu Cong! ¡Era un acto increíblemente atrevido! ¡Si realmente mataba al príncipe de la Dinastía Marcial Santa, se convertiría en el enemigo de la Dinastía!

¡Extremadamente feroz! Este tipo es simplemente un maniático! En el Continente Oriental, cuando una persona ofendía a la Secta Espada Myriad y al Clan Shangguan al mismo tiempo, significaba que la persona sería exterminada. Y, si la persona también ofendía a la Dinastía Marcial Santa... ¡Eso no era diferente de cortejar a la muerte!

"¡Ondas Breezeless!"

Wu Cong estaba muy aterrorizado. Cuando se enfrentaba a la espada larga de Jiang Chen, podía sentir un gran peligro desde el fondo de su corazón, y eso hizo que una pregunta apareciera en su mente, "¿Qué tipo de arma divina es esta? ¿Por qué su poder puede equipararse a un Arma Rey?”

Chi!

El contraataque de Wu Cong fue inútil. No importaba cuán poderosa fuera su habilidad de combate, nada podía permanecer ileso frente a la Espada Santa Celestial. Jiang Chen fácilmente rompió las Ondas Breezeless de Wu Cong con un solo ataque, y con una tremenda fuerza, continuó empujando la espada larga en su mano hacia adelante, como un mortal venenoso dragón

Puchi!

Se escuchó un sonido de "puchi", y el sonido casi representaba la muerte. Sin embargo, Wu Cong era un hombre con gran talento, por lo que en el momento más crítico, evitó ser golpeado en su punto vital. La espada de Jiang Chen sólo logró atravesar el hombro de Wu Cong.

“¿Te atreves a hacerme daño?”

Wu Cong miró furiosamente a Jiang Chen. Se movió hacia atrás unos 40 metros, luego una corriente de sangre salió disparada desde su hombro.

"Sí te he hecho daño, ¿Y qué? Voy a matarte eventualmente.”

Jiang Chen respondió con una mueca de desprecio.

"Soy un príncipe de la Dinastía Marcial Santa, y mi papá es el décimo Emperador! ¿Realmente tienes las agallas para matarme? ¡Qué broma!"

Wu Cong se burló, no mostraba absolutamente ningún signo de miedo. Con sus antecedentes imperiales, nadie en el Continente Oriental se atrevería a matarlo. Sin embargo, todavía se sentía extremadamente sombrío en este momento. Lo que le sucedió hoy le trajo una gran vergüenza, y la fuerza formidable de Jiang Chen realmente lo sorprendió.

"Lástima, nunca tendrás la oportunidad de reírte de nuevo."

Jiang Chen nunca había mostrado misericordia a sus enemigos. Una vez más, ataco con la Espada Santa Celestial. A juzgar por la forma en que estaba atacando, parecía que iba a matar a Wu Cong.

"¡Detente!"

Justo en ese momento, se oyó un fuerte grito. Una tremenda fuerza vino de un lado, golpeando  la Espada Santa Celestial y empujándola hacia fuera, haciéndola perder su objetivo.

Un hombre apareció frente a Wu Cong, deteniendo a Jiang Chen. ¡El hombre no era otro que Wu Lang!

"Hermano Jiang, dame algo de cara, no lo mates."

Dijo Wu Lang.

Ahora mismo, el rostro de Wu Cong se había puesto extremadamente pálido, y su arrogancia había desaparecido por completo. Jiang Chen acababa de usar esa acción para decirle una cosa; Su estado era inútil delante de Jiang Chen! Si Wu Lang no hubiera intervenido y hubiera empujado el ataque, ¡Wu Cong habría sido asesinado por esa terrible espada!

Jiang Chen sostuvo la espada frente a su pecho, mirando a Wu Lang con el ceño fruncido en la cara. Wu Cong había intentado matarlo repetidamente y si Jiang Chen no lo eliminaba aquí, este príncipe se convertiría definitivamente en una enorme amenaza en el futuro.

"Hermano Jiang, escúchame, no puedes matar a Wu Cong! Su estatus no es normal, y él representa la Dinastía Marcial Santa aquí. Si lo matas, te convertirás en el enemigo de toda la Dinastía Marcial Santa, ¡Confía en mí! No seas impulsivo, hermano Jiang.”

Wu Lang dijo a Jiang Chen a través de su Sentido Divino.

Jiang Chen no dijo una palabra, pero la espada en su mano bajaba lentamente. Wu Lang había dicho su punto, era un hecho que Jiang Chen no podía matar a Wu Cong en este momento. Después de todo, no estaba solo; Él tenía sus amigos y familia, hermanos y secta detrás de él. Con la fuerza actual de Jiang Chen, estaba lejos de poder luchar contra la Dinastía Marcial Santa, y si realmente matara a Wu Cong por impulso, no sólo no podría permanecer en el Continente Oriental por más tiempo, también arrastraría a todos sus seres queridos en problemas.

No era difícil decir que la relación de Wu Lang y Wu Cong era mala. Aunque parecía que Wu Lang había intervenido para defender a Wu Cong, estaba de hecho protegiendo a Jiang Chen. Jiang Chen podía ver esto fácilmente.

"Jaja, lo sabía! ¡No tienes el valor de matarme!

Viendo la mirada vacilante de Jiang Chen, Wu Cong volvió a reírse.

“¡Cierra tu boca sucia!”

Wu Lang respondió con un fuerte grito. Incluso la gente en la multitud pensaba que Wu Cong era un idiota! Hasta ahora, ¿Todavía no tenía idea de quién era Jiang Chen? Jiang Chen era un maniático, y actualmente estaba dudando sobre si debía o no matar a Wu Cong. Sin embargo, no sólo Wu Cong no se calló, agregó aceite al fuego! Si Jiang Chen era presionado demasiado, podría matar a Wu Cong sin considerar las consecuencias.

"Wu Cong, el hermano Jiang ha perdonado tu vida, ahora date prisa y sal de aquí!"

Después de decir eso, Wu Lang simplemente agarró el hombro de Wu Cong, luego saltó hacia arriba en el aire y comenzó a volar lejos a la distancia.

"Hermano Jiang, una vez que hayas resuelto tus asuntos, ven al Palacio Marcial y búscame."

Wu Lang dijo a Jiang Chen a través de su Sentido Divino.

Jiang Chen suspiró, luego renunció a la idea de matar a Wu Cong, y lentamente apartó la Espada Santa Celestial. Dejando a un lado todo lo demás, tenía que darle algo de cara a Wu Lang, y la razón por la que Wu Lang le pidió que lo encontrara en el Palacio Marcial era por el propio bien de Jiang Chen.

Había ofendido por completo a la Secta Espada Myriad y al Clan Shangguan, así que no mucho después de esto, tendría que enfrentar a la ira devastadora de estas dos superpotencias. Sólo entrar en el Palacio Marcial podría garantizar su seguridad.

Esta era también la razón por la que Wu Lang no le permitió matar a Wu Cong. Al herir a Wu Cong, la Dinastía Marcial Santa se enojaría, pero con el estatus de Wu Jiu, todavía sería capaz de defender a Jiang Chen. Sin embargo, si Wu Cong fuera asesinado por él, incluso Wu Jiu ya no podría ayudarlo.

Por lo tanto, aunque Jiang Chen no estaba dispuesto a dejar que Wu Cong se fuera, se vio obligado a hacerlo.

¡Bang!

En el otro lado, el trío seguía retrasando a Shangguan Yilong. Con un salto, Jiang Chen llegó  frente a Shangguan Yilong.

"Jiang Chen... tu... por favor no me mates!"

Enfrentando a Jiang Chen, Shangguan Yilong sólo podía sentir su garganta secándose, y su corazón palpando como loco. Ni una vez en su vida había estado tan asustado antes. Había visto la pelea entre Jiang Chen y Wu Cong; Incluso Wu Cong no era rival para él, y casi fue asesinado, y ahora mucho menos Shangguan Yilong que era mucho más débil que Wu Cong.

"Hmph!"

Jiang Chen dejo escapar un resoplido frio. Sin decir nada, levantó la mano y desató la Verdadera Palma de Dragón, capturando a Shangguan Yilong con la enorme garra de dragón rojo sangre.

"Ya he matado a tantos del Clan Shangguan, ¿De verdad crees que te dejaré ir?"

Con una expresión indiferente, Jiang Chen hizo que la garra de dragón apretara con tremenda fuerza. En un instante, Shangguan Yilong soltó un chillido miserable y explotó en una niebla de sangre, muriendo de una manera miserable.

"Vámonos."

Jiang Chen agito su mano hacia Han Yan y al grupo. Después de eso, sólo volaron a la distancia, desapareciendo de la vista de la multitud.

Después de la batalla de hoy, el famoso nombre de Jiang Chen definitivamente brillaría por todo el Continente Oriental.

[Compartan y Comenten <3]
Traduccion de novelas ligeras, web al español.

Related Posts