NochNovels

Esta pagina se mantiene gracias a las ganancias de la publicidad. Desactiva Adblock, gracias.

jueves, 2 de marzo de 2017

DMWG - Capítulo 420 – Me Iré Contigo



Capítulo 420 – Me Iré Contigo

El Príncipe Heredero era extremadamente agresivo, y había llegado en el momento perfecto, como si todo hubiera sido planeado cuidadosamente. Esto era claramente una trampa para Wu Jiu. El Príncipe Heredero era un hombre listo, y sabía lo que el Emperador Imperial estaba pensando. Para deshacerse de Wu Jiu, todo lo que necesitaba era sólo una excusa.

“Romper el Decreto Imperial, es una ofensa enorme! Es una razón más que suficiente para matar al Noveno Emperador unas cuantas veces.”

"Hmph! Te atreves a arrestarme? Voy a reunirme con el Emperador Imperial ahora!"

Wu Jiu no mostró señales de miedo. En su vida, nunca había tenido miedo de nada. Él le había prometido a Jiang Chen proteger a todos sus amigos, y si algo malo le pasara a Yan Chen Yu, cómo iba a enfrentar a Jiang Chen cuando regresara?

“Puedes reunirte a mi padre, pero tendré que amarrarte antes de llevarte allí. Hombres, arresten a Wu Jiu ahora!"

El Príncipe Heredero gritó.

"Sí!"

Más de veinte guardias dorados rodearon a Wu Jiu. Al mismo tiempo, el Séptimo Emperador, el Décimo Emperador, Shangguan Sheng, Tiangang Yi, así como el Guerrero Alma de Combate Superior de la Secta Espada Myriad se unieron a los guardias dorados.

"Bastardo, cómo te atreves a atacarme?!"

Wu Jiu estaba furioso.

"Viejo Jiu, sólo ríndete! Has roto el Decreto Imperial, eso es como abofetear la cara del Emperador Imperial; Una ofensa capital! Simplemente estamos obedeciendo la orden del Príncipe Heredero de llevarte delante del Emperador Imperial para enfrentar tu juicio.”

Dijo el Séptimo Emperador con una mueca de desprecio.

"Qué debemos hacer? Esto se está poniendo serio!”

Pregunto Guan Yiyun con una expresión solemne. Todos los demás llevaban expresiones similares. Nadie esperaba que las cosas se desarrollaran de esta forma en tan poco tiempo.

“Chicos, no ven eso? Ese Decreto Imperial fue declarado para Lord Jiu! Si el Emperador Imperial realmente quisiera que Yan Chen Yu se casara con el Príncipe Heredero, simplemente lo declararía verbalmente, no habría necesidad de que hiciera un Decreto Imperial. Lo que Jiang Chen dijo era cierto; En el corazón del Emperador Imperial, no queda más espacio para Lord Jiu. Lo que pasó hoy fue una trampa. Lord Jiu es un hombre confiable que aprecia su relación con Jiang Chen, por lo tanto, definitivamente caería en esta trampa. Sigh…"

Big Yellow dejo escapar un largo suspiro. Lo que ocurrió hoy era inevitable.

"Qué debemos hacer ahora? Vamos dejar que se lleven a Lord Jiu sin hacer nada?”

Yu Zihan apretó fuertemente sus puños, causando que resonaran algunos sonidos de crujidos. Todos se sentían culpables con respecto a los acontecimientos de hoy. Si no hubieran venido aquí, Wu Jiu no habría tenido que enfrentar todo esto hoy.

"No sólo Lord Jiu, incluso nosotros vamos a enfrentar una crisis pronto. El Clan Shangguan, la Secta Espada Myriad y Wu Cong obviamente usaran al Príncipe Heredero para deshacernos de nosotros.”

Dijo Han Yan con una expresión pálida. La situación ahora estaba clara. Desde que el Emperador Imperial no logró matar a Jiang Chen cuando envió a Jiang Chen para reparar la Grietas Dimensionales en Monte Origen, estos enemigos nunca dejarían ir este asunto tan fácilmente. Por lo tanto, arrastraron al príncipe Heredero a sus planes.

"Haha, quién se atreve a tocarme?!"

Wu Jiu no mostró señales de miedo, todavía retrataba la misma imagen agresiva mientras desataba una aterradora aura de su cuerpo. El ya estaba en el pico del Reino Alma de Combate, a un paso de romper a través del Reino Rey de Combate.

"Hmph! Te capturare personalmente! Wu Jiu, si te rindes ahora, todavía puedo perdonarte la vida y dejar que padre te sentencie! Sin embargo, si te atreves a luchar, te mataré en el acto!"

El Príncipe Heredero dejo escapar un resoplido frio. Después de eso, sacó una alabarda dorada que parecía extremadamente poderosa. Como el genio número uno de la Dinastía Marcial Santa, no tenía miedo de Wu Jiu.

"Espera!"

Repentinamente se escuchó una voz cristalina. Después de eso, como un hada vestida de blanco, Yan Chen Yu voló al cielo, llegando cerca de estas personas.

"Me casaré contigo. Sin embargo, hay una condición; Tienes que dejar ir al Noveno Emperador.”

Dijo Yan Chen Yu.

"Qué?!"

Sus palabras inmediatamente hicieron que Wu Jiu, Han Yan y los demás gritaran en estado de shock. Todos miraron a Yan Chen Yu, sorprendidos.

"De ninguna manera, no estoy de acuerdo con esto!"

Dijo Wu Jiu con severidad. Sabía que Yan Chen Yu decía eso para salvarlo, pero nunca permitiría que Yan Chen Yu se entregara al Principie Heredero. Incluso si eso le permitiría vivir, no podría enfrentarse a Jiang Chen.

"Pequeño Yu, vuelve! Sólo lucharemos con nuestras vidas!"

El cuerpo de Han Yan estaba cubierto con una poderosa energía diabólica, y su cabello blanco revoloteaba desordenadamente, como si fuera un Rey Demonio esperando para lanzar su ataque. Si empeoraban las cosas, preferiría luchar contra ellos que rendirse así.

"Sí! Ese Príncipe Heredero no es nada! Cómo se atreve a forzar a Pequeña Yu para ser su esposa?"

Los ojos de Yu Zihan se pusieron rojos mientras hablaba. Guan Yiyun y Tian Yishan, quienes estaban junto a él, ya se estaban preparando para una dura pelea. Jiang Chen había salvado sus vidas, y dado que Yan Chen Yu se enfrentaba a una situación peligrosa, no había manera de que pudieran sentarse y no hacer nada.

Solo Big Yellow seguía en silencio sin expresar ninguna opinión. Él sabía muy bien sobre la relación de Yan Chen Yu y Jiang Chen, y creía que Yan Chen Yu prefería morir antes que casarse con alguien que no fuera Jiang Chen. No sólo eso, Yan Chen Yu no era la misma niña ingenua que una vez fue cuando dejo su casa. Después de pasar por todas esas experiencias de vida y muerte, ella se había transformado completamente. Por lo tanto, debería tener un plan en mente.

En el cielo, cuando el Príncipe heredero escucho que Yan Chen Yu finalmente estaba de acuerdo en casarse con él, su rostro inmediatamente se cubrió de una excitación salvaje. Ahora, sólo le importaba cómo lo trataba Yan Chen Yu.

"Joven dama Yan, lo que dijiste es verdad?"

El Príncipe Heredero se volteo hacia Yan Chenyu y preguntó.

“Sí, me casaré contigo, pero tendrás que prometerme que dejaras ir al Noveno Emperador.”

Dijo Yan Chen Yu.

"Bastardo!"

Wu Jiu estaba completamente furioso. El simplemente desató su energía y se preparó para lanzar un ataque hacia Shangguan Sheng, quien estaba más cerca de él.

"Detente!"

Yan Chen Yu gritó con una voz indiferente. "Noveno Emperador, estos son mis propios asuntos. No importa con quién me case, no tiene nada que ver contigo.”

La voz de Yan Chen Yu era fría. Sin embargo, inmediatamente después de que terminó de hablar, envió un mensaje a Wu Jiu, Han Yan y los otros a través de su Sentido Divino, "Noveno Emperador, hermano Yan, Big Yellow, seguiré al Príncipe Heredero ahora y me iré más tarde. Una vez que me haya ido, encuentren una manera de huir de este lugar. No se preocupen por mí, tengo mis propias maneras de escapar.”

Justo como pensaba Big Yellow; Yan Chen Yu ya no era la misma niña ingenua que cuando acababa de dejar su casa. Después de seguir a Jiang Chen durante tanto tiempo, había aprendido a mantenerse calmada. Más importante aún, era capaz de mantener la calma frente a una situación crítica.

Frente a esta situación, si ella no se destacaba y decía algo, Wu Jiu estaría acabado, y todos sus amigos seguirían sus pasos poco después. El Príncipe Heredero estaba bien preparado para esto, y definitivamente no dejaría que nadie se fuera. No sólo eso, Wu Jiu fue demasiado impulsivo, rompió el Decreto Imperial, dándole al Príncipe Heredero la excusa perfecta para atacar a Wu Jiu. Debido a esto, Yan Chen Yu pretendió aceptar el matrimonio con el Príncipe Heredero, dándoles tiempo a sus amigos para escapar de este lugar.

Las palabras de Yan Chen Yu hicieron que el enojado Wu Jiu se tranquilizara un poco. Sólo ahora se dio cuenta de que casi se llevaba a todos con sus acciones impulsivas. No sólo había caído en la trampa, también había arrastrado a todos los hermanos de Jiang Chen; Los hermanos que Jiang Chen quería como su propia vida.

Finalmente, Wu Jiu sacudió su cabeza indefenso. No iría a la Dinastía Marcial Santa y correría por su vida, tenía que darle a Han Yan y a los demás tiempo para huir.

"Muy bien, te lo prometo."

El Príncipe Heredero guardó su alabarda dorada y miró a Yan Chen Yu con una sonrisa. Mientras pudiera conseguir a Yan Chen Yu, estaba dispuesto a dejar a Wu Jiu por ahora. Después de todo, no había manera de que Wu Jiu pudiera huir de ellos, y todavía había muchas oportunidades para que tratara con Wu Jiu.

"Príncipe Heredero, Wu Jiu ha roto el Decreto Imperial, eso es una ofensa capital".

El Séptimo Emperador miró al Príncipe Heredero y dijo.

"Tío Séptimo Emperador, reportaré el crimen de Wu Jiu a mi padre. Hoy es un día feliz para mí, ustedes solo regresen de donde vinieron".

El Príncipe Heredero agitó su mano, causando que todos los Guardias Dorados retrocedieran. Como el comandante de los Guardias Dorados, el Príncipe Heredero era su jefe. Por lo tanto, estos Guardias Dorados obedecieran todo lo que dijera el Príncipe Heredero.

El Séptimo Emperador y los otros se retiraron también. Aunque no estaban felices de que Wu Jiu no fuera arrestado hoy, no eran idiotas. Sabían que no podían ofender al Príncipe Heredero. Y además, que Wu Jiu rompiera el Decreto Imperial había sido presenciado por muchos; Wu Jiu sería castigado tarde o temprano.

"Joven dama Yan, puedes venir ahora al Palacio del Príncipe Heredero conmigo?"

El Príncipe Heredero se volteo hacia Yan Chen Yu y le mostró la sonrisa más suave que podía reunir.

"En."

Yan Chen Yu asintió con la cabeza y llegó junto al Príncipe Heredero. Sin vacilar, el Príncipe Heredero trató de poner su brazo alrededor de la cintura de Yan Chen Yu. Sin embargo, su movimiento fue notado inmediatamente por Yan Chen Yu. Ella evitó el agarre y dijo, "Príncipe Heredero, he acordado casarme contigo, pero antes de que estemos oficialmente casados, espero que el Príncipe Heredero pueda mostrarme un poco de respeto".

"Muy bien, siento ser grosero."

El Príncipe Heredero respondió rápidamente con una sonrisa. Por dentro, estaba maldiciendo a Yan Chen Yu. Sin embargo, le gustaban las chicas que eran conservadoras y protegían su pureza a toda costa, porque cuanto más difícil era tocar a Yan Chen Yu, más excitado estaba.

"Te dejaré ser pura por ahora. En tres días estarás oficialmente casada conmigo, y te dejaré probar mi fuerza.”

Pensó el Príncipe Heredero. En su mente, ya estaba imaginando como poner a Yan Chen Yu bajo su control.

"Vámonos."

Dijo Yan Chen Yu.

Después de decir eso, ambos volaron al cielo y se fueron, seguidos por todos los Guardias Dorados que vinieron con el Príncipe Heredero.

Viendo esto, Yan Chen Yu inmediatamente se detuvo y habló con el ceño fruncido en su rostro, "Quiero estar a solas con el Príncipe Heredero; Ustedes déjennos a solas."

Al oír esto, todos los Guardias Dorados inmediatamente se voltearon hacia el Príncipe Heredero, ya que sólo obedecían las órdenes del Príncipe Heredero.

"No escucharon lo que dijo la joven dama Yan? Queremos estar a solas, por qué siguen siguiéndonos?"

El Príncipe Heredero regañó a esos Guardias Dorados. Después de eso, los Guardias Dorados simplemente se inclinaron hacia el Príncipe Heredero y comenzaron a volar en otra dirección.

El Príncipe Heredero no tomó lo que dijo Yan Chen Yu en su corazón, ya que Yan Chen Yu era sólo una chica con un cultivo Alma de Combate Temprano. Incluso si le dieran un par de alas, sería imposible que escapara de él.

“Príncipe Heredero, vámonos ahora.”

Después de decir eso, Yan Chen Yu y el Príncipe Heredero se convirtieron en dos rastros de luces y desaparecieron de la escena.

Wu Jiu miró hacia la dirección en que los dos habían desaparecido con una expresión sombría. Se volteo y miró al Séptimo Emperador y a los demás, luego gritó con una voz fuerte, “Váyanse de aquí!”

"Hmph! Viejo Jiu, no seas tan arrogante! Has cometido un delito capital al romper el Decreto Imperial! Tarde o temprano, el Emperador Imperial te dará un castigo justo!”

El Séptimo Emperador dejo escapar un resoplido frui.

“Crees que no te romperé como hice con el Decreto Imperial?”

Dijo Wu Jiu con una voz feroz. Era como un león al punto de estallar con furia, como si pudiera forman un alboroto en cualquier momento.

"Vámonos!"

El Séptimo Emperador tomo a los otros hombres y se fue. Todos sabían lo fuerte que era Wu Jiu, y no querían tener ningún conflicto innecesario con él en este momento. Después de todo, habían completado la meta de hoy, y tarde o temprano, Wu Jiu se iría.

[Compartan y Comenten <3]
Traduccion de novelas ligeras, web al español.

Related Posts