NochNovels

Esta pagina se mantiene gracias a las ganancias de la publicidad. Desactiva Adblock, gracias.

miércoles, 19 de abril de 2017

DMWG - Capítulo 483 - Antes de Irse



Capítulo 483 - Antes de Irse

Yan Chen Yu había salido de la estatua de hielo, pero Jiang Chen claramente podía percibir que su aura seguía residiendo dentro de la estatua de hielo, como si nunca hubiera salido de ella. Este era un sentimiento realmente extraño.

"Pequeño Yu, qué está pasando?"

Preguntó Jiang Chen.

“Chen Gege.”

Yan Chen Yu respondió. Ella llegó frente a Jiang Chen, luego extendió su palma como el jade y la colocó encima de la palma de Jiang Chen. El cerró su palma, agarrándola. Jiang Chen se sintió nervioso, como si Yan Chen Yu lo dejaría en cualquier momento si no la agarraba con fuerza.

Sintiendo el nerviosismo de Jiang Chen, Yan Chen Yu sintió un calor en su corazón. Con una sonrisa en la cara, dijo, "Chen Gege, no te asustes, Pequeña Yu está bien".

"Chen Gege, Pequeña Yu tiene miedo de que no pueda ir al Continente Divino contigo. Tengo el lugar más adecuado para cultivarme.”

Dijo Yan Chen Yu.

“Has decidido quedarte aquí?”

Una realización repentina golpeó a Jiang Chen. Levantó la cabeza y miró la estatua de hielo de la Doncella Hada.

"Sí. El Talismán Negro de Hielo se ha fusionado conmigo completamente, y voy a recibir la herencia del Dios del Hielo. Así que, me quedaré aquí. Necesito ser más fuerte para que no sea una carga para Chen Gege".

Dijo Yan Chen Yu con una expresión seria, "Pequeña Yu entiende. Chen Gege es un héroe incomparable, el hombre más grande de este mundo, y todavía tienes un camino muy largo frente a ti. Pequeña Yu es la mujer de Chen Gege, y no quiero convertirme en una carga inútil. Pequeña Yu quiere convertirse en alguien de uso para Chen Gege, no alguien que siempre necesita ser protegida. El Dios del Hielo es sólo un nombre; Es una existencia suprema, y ​​voy a aceptar su herencia. Chen Gege va al Continente Divino en busca de un mejor lugar para cultivar, y lo mismo va para Pequeña Yu. Este es el mejor lugar para que Pequeña Yu cultive. Voy a derramar todo mi esfuerzo en cultivar, y un día, iré al Continente Divino y encontraré a todos.”

Yan Chen Yu seguía mirando el rostro de Jiang Chen con sus hermosos ojos, como si quisiera guardar esa cara en su corazón. Todo lo que ella tenía hoy le fue dado por este hombre; Este hombre a quien amaba. No quería separarse de él, pero no tenía alternativa. Era como ella dijo; No quería convertirse en una carga, sino en alguien útil; Alguien que podría ayudar a Jiang Chen en el futuro.

Al escuchar lo que dijo, Jiang Chen no pudo evitar soltar un largo suspiro. Era muy consciente de cuánto lo amaba Yan Chen Yu. Sin embargo, recibir la herencia del Dios del Hielo era algo realmente beneficioso para ella, y Jiang Chen no tenía ninguna razón para detenerla. Si esta rara oportunidad se perdía, tal vez sería para siempre.

Era como Yan Chen Yu había dicho; Este lugar era un lugar perfecto para que ella cultive. Los beneficios de cultivar aquí eran mucho mayores de lo que serían en el Continente Divino para ella. Por lo tanto, no importa lo insoportable que fuera, Jiang Chen tenía que estar de acuerdo con su decisión, y por no hablar del hecho de que Yan Chen Yu había tomado esta decisión firmemente.

"Sigh... La vida sin Pequeña Yu será aburrida."

Big Yellow sacudió la cabeza y suspiró.

"Perrito, no estés triste. Esto es sólo temporal, volveré pronto."

Yan Chen Yu dio una palmadita en la cabeza de Big Yellow. Ella era la única persona que podía llamar a Big Yellow cachorro y acariciar su cabeza sin hacer que se enojara.

"Pequeña Yu, buena suerte! Si realmente te conviertes en un Diosa del Hielo; Sería increíble!"

Big Yellow empezó a reír. No era un idiota, podía decir fácilmente lo importante que era esta oportunidad para Yan Chen Yu.

"Si esto es lo que quieres, Pequeña Yu, debes quedarte aquí. Dado que has obtenido la herencia del Dios del Hielo, te has convertido en la dueña de este lugar, y este lugar es completamente seguro para ti. Podré irme con tranquilidad.”

Dijo Jiang Chen.

"Chen Gege, aunque Pequeña Yu no estará a tu lado, la Hermana Mayor Wu seguirá contigo. Me siento cómoda con ella cuidándote. La Hermana Mayor Wu es muy hermosa, y te ama desde el fondo de su corazón; Pequeña Yu puede decir esto. Sin embargo, cuando estás en el Continente Divino, no voy a permitir que te metas con otras chicas! Si no, Pequeña Yu estará muy enojada!"

Yan Chen Yu curvo sus labios, luego agitó sus pequeños puños hacia Jiang Chen mientras le advertía.

Jiang Chen inmediatamente empezó a sudar al escuchar eso. Realmente quería decir que no había nada entre él y Wu Ningzhu, pero cuando recordó el voto de Wu Ningzhu, decidió mantener la boca cerrada. Parecía que estaba destinado a tener dos esposas en esta vida.

"Está bien, Chen Gege, Pequeña Yu seguirá cultivando. Una vez que hayas vuelto, no te vayas; Pasa algún tiempo con tu suegro. También dile a mi padre lo que pasó conmigo, y pídele que no se preocupe por mí.”

Después de que terminó de hablar, Yan Chen Yu se volteo y caminó hacia la estatua de hielo, luego se convirtió en un rayo y desapareció. Levantando la cabeza, Jiang Chen y Big Yellow contemplaron la enorme estatua de hielo, incapaces de apartar los ojos durante mucho tiempo. Nunca predijeron que después de llegar a la Isla de Hielo con Yan Chen Yu, tendrían que dejarla.

Después de un largo período de tiempo, Jiang Chen finalmente retiró sus ojos de la estatua, luego dijo con una voz indiferente, "El camino del cultivo no es fácil. Todo el mundo tiene sus opciones, y esto es lo que Pequeña Yu ha elegido para sí misma; Este es su destino.”

"Así es, deberíamos sentirnos felices por ella."

Dijo Big Yellow en un tono serio. Raramente se comportaba así.

"Rey Demonio de Hielo, quédate aquí y protege a tu maestra; Nunca descuides tu deber de ninguna manera."

Jiang Chen se volteo hacia el Rey Demonio de Hielo y dijo.

El Rey Demonio del Hielo se inclinó profundamente hacia Jiang Chen, expresando su determinación.

Después de eso, Jiang Chen y Big Yellow dejaron la Isla de Hielo. El dúo se fue con el corazón pesado. Jiang Chen siempre había querido regresar al Continente Divino, y finalmente llegó el momento. Sin embargo, tenía que separarse de alguien muy importante para él. Yan Chen Yu era solo la primera, ya que todavía tenía a su familia aquí.

Jiang Chen regresó tranquilamente a la Secta Negra sin alertar a nadie. Dentro de la Secta Negra, había un lugar muy especial y noble; Un patio, y había sido construido personalmente por Taoísta Negro para Jiang Zhenhai y Yan Zhanyun en la mejor ubicación.

Los dos hombres vivían juntos. Aparte del cultivo diario, pasaban el resto de su tiempo bebiendo y jugando al ajedrez; Viviendo una vida casual y relajada.

Después de que Jiang Chen volvió, utilizó la habilidad Gran Derivación Alma y percibió las auras de Han Yan y Nangong Wentian. Se dio cuenta de que ambos hombres estaban ahora en el Pico del Reino Alma de Combate Medio, a solo un paso del Reino Alma de Combate Superior.

A juzgar por su estado actual, a lo sumo les tomaría otro mes para alcanzar el Reino Alma de Combate Superior, y ese sería el tiempo en que abandonarían el Continente Oriental y viajaran al Continente Divino.

Durante este último mes, Jiang Chen había decidido no ir a ninguna parte. Quería quedarse y pasar tiempo con Jiang Zhenhai y Yan Zhanyun, disfrutando del último momento de unión familiar.

En el patio, Jiang Chen, Jiang Zhenhai y Yan Zhanyun estaban sentados alrededor de una mesa de piedra, bebiendo vino debajo de la luna. El vino que bebían era todo lo que quedaba del buen vino de Guo Shan.

“Hermano, realmente has dado a luz a una buena hija! Con Pequeña Yu recibiendo la herencia del Dios del Hielo, estoy seguro de que sus logros futuros serán ilimitados, felicitaciones!"

Jiang Zhenhai levantó su copa hacia Yan Zhanyun y dijo, una gran sonrisa era visible en su rostro.

"Sin Chen'er, no habría Pequeña Yu, y la familia Yan habría desaparecido desde hace mucho tiempo. Por lo tanto, eres tú, hermano Jiang, quien tiene un buen hijo!"

Dijo Yan Zhanyun con una carcajada. Él y Jiang Zhenhai estaban muy alegres. Habían sido pequeñas existencias en la región de la Ciudad Roja, nunca habían soñado que algún día se sentarían juntos en el pináculo del Continente Oriental, bebiendo alegremente y hablando; Todo parecía un sueño para ellos.

"No sigamos mencionando a tu hija o mi hijo, somos una familia!"

Dijo Jiang Zhenhai.

"Papá, esto es Agua Solar de Nueve Soles preparado para ti y el suegro, puede traer grandes beneficios a sus constituciones y talento. Con esto, serán capaces de romper a través del Reino Alma de Combate en poco tiempo."

Jiang Chen sacó una olla de jade llena de Agua Sagrada de Nueve Soles que había preparado a propósito para ambos. Jiang Chen no deseaba que su padre se convirtiera en un poderoso guerrero que sacudiera los cielos, pero trataba lo mejor posible para mejorar el cultivo de su padre. El camino del cultivo era un largo viaje, y los guerreros eventualmente morírian. Sólo teniendo una base de cultivo más fuerte se podría tener una vida útil más larga. La vida de Jiang Chen sin duda sería muy larga en el futuro, y no quería ver a su padre caminando hacia la muerte debido a una corta vida útil. Para todos los guerreros, el único método para prolongar su vida útil era seguir mejorando su base de cultivo.

El Agua Sagrada de Nueve Soles era capaz de mejorar el talento de estos dos hombres, especialmente el de Jiang Zhenhai. Usándolo junto con la habilidad Origen Profundo, tendría logros ilimitados en el futuro.

"Chen'er, nos dejaras, cierto?"

Jiang Zhenhai guardó el Agua Sagrada de Nueve Soles y preguntó con una sonrisa. Había escuchado rumores recientemente.

"Sí, papá. He hecho todos los preparativos, y partiré hacia el Continente Divino dentro de un mes.”

Dijo Jiang Chen. Esto era un hecho que nadie podía cambiar. Tenía que ir al Continente Divino, ya que tenía mucho que hacer allí.

“Tienes mi apoyo, estoy orgulloso de ti.”

Jiang Zhenhai palmeó el hombro de Jiang Chen. A pesar de que sentía que era insoportable separarse de su hijo, comprendía que con las habilidades actuales de su hijo, permanecer en el Continente Oriental carecía de sentido. Naturalmente, todos los hombres querían salir adelante, y un genio como Jiang Chen estaba destinado a la grandeza. Tarde o temprano, se elevaría a través de los cielos.

"Chen'er, no tenemos idea de cómo es el mundo allá afuera, pero estoy seguro de que está lleno de riesgos. Tienes que ser muy cuidadoso cuando estés en el Continente Divino."

Yan Zhanyun le recordó.

“Suegro, no te preocupes, sé qué hacer.”

Jiang Chen asintió con la cabeza. El cuidado que estos dos hombres le mostraban calentó su corazón, era algo que nunca había experimentado en su vida anterior.

Un mes de tiempo era corto, y casi parpadeo en un abrir y cerrar de ojos. Durante este mes, Jiang Chen nunca salió del patio. Pasaba todos los días bebiendo y jugando ajedrez con Jiang Zhenhai y Yan Zhanyun, disfrutando de una vida tranquila y relajada durante un mes. Jiang Chen realmente apreciaba estos días. Sería imposible tener tales días después de viajar al Continente Divino.

Un día, Han Yan y Nangong Wentian rompieron a través del Reino Alma de Combate Superior, y Wu Ningzhu concluyó su cultivación aislada también. Utilizando su linaje noble heredado de la era antigua, rompió el cuello de botella y se convirtió en un Rey de Combate de Primer Grado. Ella era el Rey de Combate más joven del Continente Oriental y del Continente Meridional; Una verdadera genio. (Aparte de Jiang Chen claro está)
Traduccion de novelas ligeras, web al español.

Related Posts