NochNovels

Esta pagina se mantiene gracias a las ganancias de la publicidad. Desactiva Adblock, gracias.

jueves, 8 de junio de 2017

DMWG - Capítulo 540 – El Guardia Miserable



Capítulo 540 – El Guardia Miserable

Frente a la entrada principal de la Torre Celestial, dos hombres extremadamente fornidos se veían de pie; Uno en cada lado. Ambos eran Guerreros Alma de Combate. Al ver a Jiang Chen y los otros dos acercarse a la entrada, uno de los dos hombres fornidos extendió su brazo y los detuvo.

“Vengan mañana si están aquí para comerciar.”

Dijo el hombre fornido de una manera descortés. Aunque sabía que las tres personas que tenía frente a él eran Reyes de Combate, todavía se comportaba arrogantemente. Esto demostraba cuán fuerte era la fundación de la Torre Celestial. En esta Ciudad Celestial nadie se atrevía a causar problemas; Incluso un Emperador de Combate tendría que suprimir su orgullo en este lugar.

"Por qué ellos pueden entrar, pero yo, tu papi no puede?"

El monje no podía aceptar tal tratamiento. Claramente vio a otras personas entrar en la Torre Celestial en este momento, pero cuando llegó su turno, se les pidió que vinieran al día siguiente. No era esta discriminación?

"Son huéspedes distinguidos de la Torre Celestial, por eso pueden venir en cualquier momento. Pero, ustedes no lo son, así que dense prisa y dejen este lugar, vuelvan mañana."

Dijo el hombre fornido en una manera grosera.

Tyrant se enfureció de inmediato, y parecía que estaba a punto de darle al hombre fornido dos bofetadas. Sin embargo, fue detenido por Jiang Chen antes de que pudiera hacer algo. Este monje no sabía controlar su fuerza, y si mataba a este hombre con su bofetada, estarían en una mala situación.

Jiang Chen se acercó al hombre fornido. El entrecerró sus ojos que emitían un resplandor helado y miró fijamente al hombre, haciendo que el hombre sintiera un escalofrío corriendo por su espalda. El hombre no pudo evitar tragar saliva, luego apartó los ojos y perdió el valor de mirar fijamente a Jiang Chen.

"Dile a tu gerente que hay un gran cliente aquí; Pídele que salga y nos salude".

Jiang Chen puso las manos en su espalda y retrató una imagen imponente.

"Chico, déjame advertirte; Es mejor que no muestres arrogancia en este lugar. Abre los ojos y mira a tu alrededor antes de hablar. Quién eres tú? No vales el tiempo de nuestro gerente! Que broma!"

El otro guardia gritó a Jiang Chen. Habían estado trabajando como guardias de la Torre Celestial durante muchos años, pero nunca habían visto a un hombre tan arrogante. Pedir a su gerente que lo recibiera personalmente? Realmente no tenía idea de cuál era su estatus.

Clasp!

Justo después de que las palabras del hombre fornido dejaron su boca, una fuerte  palma abofeteo su cara, forzándolo a girar tres veces antes de detenerse. La mitad de su rostro se hinchó instantáneamente.

“Tú...  Te atreviste a darme una bofetada?”

El hombre fornido señaló con el dedo a Jiang Chen y dijo con furia. Escandaloso, esto era completamente demente! Quién le dio a este joven la audacia de golpear a un guardia de la Torre Celestial? Esto era ridículo! Este joven estaba acabado, no había forma de que pudiera dejar la Torre Celestial vivo hoy!

Clasp!

Jiang Chen respondió con otra bofetada. Las dos bofetadas convirtieron su rostro en la cara de un cerdo. Este era el resultado cuando Jiang Chen mostraba misericordia. De lo contrario, podría haber destruido fácilmente la cabeza de este hombre fornido con una sola bofetada.

“Qué insecto! Mierda!"

Tyrant se adelantó mientras maldecía, luego lanzó una poderosa patada en el estómago del guardia, enviándolo a volar. El hombre fornido se sentía muy deprimido. No sólo había sido abofeteado dos veces, sino que ahora tenía que soportar una patada también. Estos dos tipos eran simplemente desvergonzados, ya que tenían el valor de golpear a alguien en la entrada de la Torre Celestial.

Tan Lang sacudió la cabeza y se echó a reír. Este monje era realmente asombroso, no parecía un monje eminente en absoluto, en su lugar parecía un vándalo que llevaba un kasaya.

El otro hombre fornido había sido asustado por la mirada de Jiang Chen, y después de haber visto como la cara de su compañero se convertía en la de un cerco, estaba tan asustado que ni siquiera tenía el coraje de hablar. Sólo podía apretar la mandíbula con rabia. Trabajar para la Torre Celestial siempre había sido algo de lo que estaba orgulloso, pero ahora alguien golpeó a alguien de la Torre Celestial. Esto era simplemente un acto de no mostrar ningún respeto a la Torre Celestial.

"Entrega esta cosa a tu gerente, dile que venga aquí y nos de la bienvenida de inmediato. Sólo esperaremos tres minutos, si no se muestra para entonces, nos iremos.”

Jiang Chen agito su brazo casualmente, lanzando una pequeña botella de jade. Era una botella de jade dorada que emitía una débil luz dorada. El hombre fornido agarró la botella. Al sostenerla, se dio cuenta de que era muy pesada, y podía detectar hilos de energía Yang pura que salían de ella. Parecía que había un tesoro muy valioso dentro de la botella.

"Uste- Ustedes esperen aquí."

Después de decir eso, el hombre fornido se volteo y entró en la Torre Celestial, sin olvidar murmurar, "Maldita sea, cómo te atreves a golpear a un hombre de la Torre Celestial?! Le diré al gerente sobre esto, él cortará a todos en pedazos!"

En la última planta de la Torre Celestial, dentro de una espaciosa sala de reuniones, un anciano con una túnica gris estaba sentado cómodamente en una silla de ratán. Estaba sosteniendo una taza de té caliente en su mano; Parecía relajado.

Era uno de los gerentes de la Torre Celestial, y sólo era considerado uno de los gerente de rango más bajo. Era un Rey de Combate de Quinto Grado, no alguien que pudiera ofenderse fácilmente.

Justo en ese momento, el fornido hombre entró en la sala de reuniones de una manera nerviosa.

“Por qué estás tan agitado? No conoces las reglas? Este es un lugar al que puedas entrar?!"

El anciano regañó al hombre fornido.

"Gerente Liu, hay tres lunáticos en nuestra entrada. Han derrotado al otro guardia e incluso pidieron que los recibas personalmente.”

El hombre fornido explicó lo que pasó en la entrada al anciano.

"Hmph! Qué montón de pícaros imprudentes! Cómo se atreven a actuar sin ley en la Torre Celestial, no saben cuál es este lugar?!"

El Gerente Liu dejo escapar un resoplido frio con una expresión enojada en su rostro. Aunque los guardias no eran personal importante, todavía pertenecían a la Torre Celestial. Así, tener a sus guardias golpeados era como tener la cara de la Torre Celestial golpeada.

“Ese chico también me pidió que le enseñara esto. Dijo que si usted no lo recibe personalmente en tres minutos, se ira inmediatamente."

El hombre fornido entregó la botella de jade al Gerente Liu. Cuando el Gerente Liu abrió la botella de jade, instantáneamente sintió que una energía Yang pura se escapaba de ella. Sin vacilar, envió su Sentido Divino. Al darse cuenta de lo que contenía la botella de jade, su expresión cambió dramáticamente. Se levantó inmediatamente de su silla y le preguntó al hombre fornido con una voz fuerte, “Dónde está ese hombre?”

"Él todavía está en la entrada."

El hombre fornido se sobresaltó. Nunca esperaba ver al Gerente Liu reaccionar de esa manera. Podría el contenido dentro de la botella de jade ser algo extremadamente valioso?

De hecho, era un tesoro invaluable. Lo que estaba dentro de la botella de jade era una gota de genuina Agua Sagrada de Nueve Soles. Esta Agua Sagrada de Nueve Soles era un tesoro raro; Un verdadero objeto sagrado debajo de los cielos. Sólo una gota era más que suficiente para fortalecer la constitución de una persona. Esto, describiéndolo como un tesoro incomparable era natural y correcto.

Swoosh!

Justo después de que el hombre fornido terminara de hablar, el Gerente Liu desapareció de donde estaba. El hombre fornido se estremeció, dándose cuenta de que podría encontrarse con un gran problema, ya que había ofendido a alguien que no debería ofender. Era muy consciente de qué tipo de persona era el Gerente Liu, y alguien que pudiera hacer que reaccionara así debería ser alguien con antecedentes poco comunes.

Fuera de la Torre Celestial, Jiang Chen permanecía de pie, con una expresión confiada en su rostro. Mientras la gente en la Torre Celestial no fueran idiotas, definitivamente enviarían a alguien para saludarlo al ver el Agua Sagrada de Nueve Soles. Si la Torre Celestial rechazara esta oferta, todavía habría muchas personas que quisieran hacer negocios con Jiang Chen.

Jiang Chen era muy consciente de lo preciosa que era el Agua Sagrada de Nueve Soles. Pero para él, no era nada. De vuelta en sus días, con sólo una parte rota de la Espada Santa Celestial, la Familia Nangong fue capaz de producir una gran cantidad de Agua Sagrada de Nueve Soles. Ahora, Jiang Chen poseía tres partes de la Espada Santa Celestial, y fácilmente podría sacar cualquier cantidad de Agua Sagrada de Nueve Soles que quisiera.

"Pequeño Chen, qué es lo que les diste? Funcionará?"

Tyrant susurró.

"No te preocupes, nada funciona mejor que esto."

Dijo Jiang Chen con la máxima confianza.

Tyrant y Tan Lang todavía estaban con dudas. Habían golpeado a alguien aquí, y si Jiang Chen no podía sacar un tesoro con el que la Torre Celestial estuviera interesada, estarían en problemas.

No mucho después de eso, una figura apareció de repente fuera de la entrada de una manera fantasmal. Era el Gerente Liu.

"Gerente Liu, estos son los que me golpearon!"

El guardia cara de cerdo miraba al Gerente Liu como si estuviera mirando a su salvador. Sin vacilar, señaló con el dedo a Jiang Chen.

"Piérdete!"

Sin decir nada más, el Gerente Liu simplemente dio otra bofetada a la cara del guardia. El guardia soltó un chillido miserable mientras era arrojado al suelo; Sus dos dientes delanteros fueron rotos por la bofetada. Se sentía realmente deprimido, ya que pensaba que su salvador había llegado, pero en su lugar, el salvador se había asociado con el enemigo para darle otra bofetada. Tenía ganas de suicidarse en este momento.

El Gerente Liu dirigió su mirada hacia Jiang Chen. Después de ver que Jiang Chen era un Rey de Combate de Cuarto Grado, ahueco sus puños y dijo, "Mi nombre es Liu Hong, un Gerente junior de este lugar. Joven Maestro, por favor sígueme.”

Un Rey de Combate de Cuarto Grado, aunque fuera un joven genio Rey de Combate de Cuarto Grado, la Torre Celestial no prestaría ninguna atención a él. Sin embargo, no había manera de que la Torre Celestial no prestara atención al Agua Sagrada de Nueve Soles. La Torre Celestial estaba por los negocios, y un gran negocio como este era algo con lo que soñaba.

"En".

Jiang Chen puso las dos manos en su espalda y entró en la Torre Celestial de una manera imponente. Tyrant y Tan Lang se miraron el uno al otro, y no pudieron evitar dar a Jiang Chen un gran pulgar hacia arriba. Este tipo era realmente asombroso; Incluso podía alertar al Gerente de la Torre Celestial, haciéndolo salir y darle la bienvenida personalmente.

"Ambos, por favor síganme también."

Li Hong hizo un gesto de bienvenida a Tyrant y Tan Lang. Cuando sus ojos aterrizaron en la cara de Tyrant, no pudo evitar sentirse sorprendido por un breve momento. Podía decir con sólo una mirada que aunque este monje era muy joven, ya era un Rey de Combate de Sexto Grado. A lo largo de toda la Región Occidental, tal vez sólo el Gran Templo Leiyin podría cultivar tal genio. Por lo tanto, no se atrevió a mostrar ningún descuido.

Siguiendo a Jiang Chen, Tyrant y Tan Lang entraron en la Torre Celestial, y de inmediato tropezaron con el guardia que pasó el mensaje antes.

“Protege bien la entrada! Mejora tu juicio!”

Liu Hong regañó al hombre fornido. El hombre fornido instantáneamente comenzó a sudar frio, culpándose por su mal juicio. Se preguntaba qué clase de tesoro había dentro de esa botella de jade.

"Pequeño Chen, deja de hacernos adivinar. Qué clase de tesoro había en esa botella de jade?”

Tyrant no pudo contener más su curiosidad.

"Una gota de Agua Sagrada de Nueve Soles."

Jiang Chen casualmente se encogió de hombros y respondió.

Tyrant y Tan Lang intercambiaron miradas una vez más. No es de extrañar que la Torre Celestial los tratara tan bien. Era obvio que la Torre Celestial tenía una enorme demanda de Agua Sagrada de Nueve Soles. En lo que respecta a por qué Jiang Chen podía sacar Agua Sagrada de Nueve Soles, ambos hombres se sentían realmente sorprendidos. Sin embargo, parecían tranquilos, no sorprendidos en absoluto. Después de todo, Jiang Chen era capaz de sacar Píldoras Dragón del Relámpago de Nueve Soles, así que sacar Agua Sagrada de Nueve Soles no significaba mucho.

[Compartan y Comenten <3]
Traduccion de novelas ligeras, web al español.

Related Posts