NochNovels

Esta pagina se mantiene gracias a las ganancias de la publicidad. Desactiva Adblock, gracias.

sábado, 10 de junio de 2017

DMWG - Capítulo 541 - Dos Gerentes Mayores



Capítulo 541 - Dos Gerentes Mayores

El salón principal de la Torre Celestial estaba espléndidamente decorado y lucía magnífico. Dos chicas de aspecto dulce que llevaban trajes reveladores estaban esperando en la entrada del salón principal. Cuando vieron al Gerente Liu llevar a Jiang Chen y los otros dos hombres, se agacharon rápidamente. Este era un tratamiento que sólo un huésped distinguido podría disfrutar.

 Por supuesto, Jiang Chen no estaba interesado en chicas como estas. Simplemente se alejó después de mirarlas una vez. Aunque no mostraba ningún interés por estas chicas, no significaba que los otros fueran como él.

"Aiyo! Eres muy guapa, niñita! Si puedes hacerme feliz, te recompensaré generosamente.”

El monje miró fijamente los pechos de una de las chicas con sus ojos lujuriosos, sin olvidar aprovechar la oportunidad para acariciar su suave y sedosa cara.

Maldito seas! Jiang Chen puso los ojos en blanco. Esto también era vergonzoso, si el monje no lo hubiera seguido aquí, definitivamente le diría a otros que no conocía a este monje. No importaba que, tenía que fingir que no conocía a este monje. Al menos, no era un buen amigo de este lujurioso monje.

Mierda! Este lugar es la Región Occidental; El corazón del Budismo! Estás usando un kasaya y una cadena de perlas Budistas alrededor de tu cuello, incluso hay nueve cicatrices en tu cabeza! No puedes al menos darle cara a otros budistas? Incluso si no deseas darles cara, no debes trabajar para quitarte la tuya! Incluso Tan Lang quedó sin palabras. Tan Lang sabía que Tyrant era un monje desvergonzado, pero nunca esperaba que fuera un monje lujurioso.

La jovencita quien tenía el rostro tocado por el monje también se sobresaltó. Al parecer, incluso ella no esperaba esto. Los otros dos hombres no mostraron ningún interés en ella, pero en su lugar, el monje lo hizo. No obstante, este era un monje guapo.

La cara del director Liu se contrajo violentamente. En este mismo momento, él sabía que este monje no era ningún genio del Gran Templo Leiyin, y tal vez podría ser un falso monje. Cómo podría un monje Budista decir esas palabras lujuriosas y tocar a una chica de esa forma? Esto era algo que sólo un vándalo haría!

De hecho, el Gerente Liu invitó a estas dos chicas para servir a Jiang Chen y Tan Lang, él nunca preparó una para el monje. Si supiera esto antes, hubiera ordenado que vinieran tres chicas aquí en lugar de dos.

"Gran Maestro, eres un seguidor del Budismo, nunca pensé que te interesarían las chicas."

Dijo el Gerente Liu.

"Amitabha. Señor, lo que usted dijo es bastante impreciso. Para nosotros los monjes, Buda vive en nuestros corazones. Mi mentalidad ha alcanzado hace tiempo el pináculo del Budismo. Por lo tanto, no me distraeré con estos asuntos mundanos.”

Dijo el monje con seriedad.

Cough...

Jiang Chen tosió un par de veces, luego simplemente volteo la cabeza lejos del monje.

"Haha, haz lo que quieras! Gran Maestro, eres un hombre con verdadera naturaleza! Por qué están las dos todavía de pie allí? Rápidamente, sirvan el té a nuestros distinguidos invitados!"

El Gerente Liu se volteo hacia las dos chicas y dijo. Después de eso, mostró un gesto de bienvenida a Jiang Chen, "Joven Maestro, por favor tome asiento".

El Gerente Liu era un hombre inteligente. Como hombre de negocios, la cualidad más importante que tenía era su juicio. Justo cuando estaban en la entrada principal, había visto que este joven de blanco era el actual líder de este trío, aunque su cultivo no era tan fuerte como el del monje.

Jiang Chen aceptó la invitación y se sentó en una silla de ratán, y Tan Lang se sentó en la silla a su lado. Una exquisita mesa de cristal estaba colocada entre ellos. Mientras tanto, Tyrant estaba sentado solo frente a Jiang Chen y Tan Lang, sus ojos lujuriosos aún miraban persistentemente el pecho de esa joven chica.

Ambas chicas movieron sus palmas. Como un truco de magia, sacaron un exquisito juego de té y los colocaron encima de la mesa entre Jiang Chen y Tan Lang.

"Joven Maestro, este es el mejor té de la Torre Celestial. Sólo nuestros distinguidos huéspedes tienen el privilegio de disfrutar de esto”.

El Gerente Liu dijo con una sonrisa.

Jiang Chen agarró la taza de té y tomó un sorbo. La fragancia del té seguía al líquido en su boca, haciéndole sentir refrescado. De hecho era un buen té. Sin embargo, antes de que Jiang Chen pudiera tragar el té, todo salió de su boca por lo que dijo Tyrant.

“Tienes vino aquí?”

Preguntó el monje con seriedad.

Pu!

Tan Lang también comenzó a toser. El Gerente Liu casi se desmayó. Volvió a mirar al monje. Podría este tipo realmente ser un monje?

Jiang Chen tuvo el impulso de abandonar este lugar de inmediato, pero todavía restringió el impulso a causa de las Píldoras Yuan Celestiales. Este monje era peor que Big Yellow; Era demasiado indigno.

"El vino y la carne pasan a través de los intestinos, mientras que Buda permanece en el corazón. Beber té es demasiado grosero, cómo se puede comparar con la regia de beber vino?”

Dijo el monje con expresión seria, como si fuera perfectamente normal que un monje como él viniera a la Torre Celestial y pidiera vino.

"Dense prisa, sírvanle el mejor vino a nuestro Gran Maestro”

El Gerente Liu era considerado un hombre sencillo. No le importaba si era o no un monje real, y no le importaba si un monje podía beber vino o no. Lo que tenía que hacer ahora era cumplir con la petición de su distinguido huésped; Satisfacerlos.

Como magia, la chica una vez más sacó una botella de jade de cristal que contenía el mejor vino de la Torre Celestial, y luego se la entregó al monje. El monje no perdió tiempo e inmediatamente abrió la botella. Un olor fuerte y fragante instantáneamente roció en su rostro. El monje echó la cabeza hacia atrás y tragó unos cuantos sorbos de vino, haciéndolo parecer un caballero; No olvidando alabar el vino fuerte después.

Jiang Chen sostuvo su frente con su palma. No podía soportar esto por más tiempo.

"Gerente Liu, la razón por la que vine aquí es intercambiar algunas Píldoras Yuan Celestiales. Podemos hablar de eso?”

Jiang Chen rápidamente cambió el tema a su propósito para venir aquí. Realmente no quería ver al monje bebiendo vino.

Al escuchar esto, los ojos de Liu Hong se iluminaron instantáneamente. Había estado esperando que Jiang Chen comenzara la conversación. Ya que este joven podía sacar una gota de Agua Sagrada de Nueve Soles, debía tener algo más con él. Un tesoro como este era raro incluso para la Torre Celestial.

Además, Jiang Chen estaba buscando Píldoras Yuan Celestiales, no algunos tesoros raros y preciosos. De hecho, la Torre Celestial nunca se quedaba sin Píldoras Yuan Celestiales. En su mente, intercambiar Agua Sagrada de Nueve Soles por Píldoras Yuan Celestiales era algo que sólo un idiota haría. Por supuesto, Liu Hong nunca diría eso en frente de Jiang Chen, a menos que fuera un idiota.

“Píldoras Yuan Celestiales? No hay problema, puedo ocuparme de eso. Oh cierto, puedo saber su nombre?”

Preguntó Liu Hong.

"Jiang Chen."

Jiang Chen le dijo su nombre.

"Puedo saber cuántas gotas de Agua Sagrada de Nueve Soles tiene el Joven Maestro Jiang? Puedo tomar la decisión sobre cualquier cosa relacionada con las Píldoras Yuan Celestiales”.

Dijo Liu Hong. Sólo estaba interesado en la Agua Sagrada de Nueve Soles.

"Cuántas Píldoras Yuan Celestiales puedo obtener por una gota de Agua Sagrada de Nueve Soles?"

Preguntó Jiang Chen.

Liu Hong reflexionó un momento y continuó, “Puedo decir que el Joven Maestro es un hombre directo. Nosotros, la Torre Celestial hacemos negocios de una manera directa también. Daremos 100,000 Píldoras Yuan Celestiales por gota. Qué piensa el Joven Maestro Jiang sobre este precio?”

Al escuchar esto, Jiang Chen asintió con la cabeza y dijo, "Es un precio justo. Necesito diez millones de Píldoras Yuan Celestiales.

El Agua Sagrada de Nueve Soles no tenía mucho valor para él. Además, el intercambio era bastante razonable.

“Diez millones?”

Liu Hong exclamó, "Realmente tienes suficiente Agua Sagrada de Nueve Soles?"

Liu Hong nunca esperaba que Jiang Chen pidiera directamente diez millones de Píldoras Yuan Celestiales, lo cual equivalía a cien gotas de Agua Sagrada de Nueve Soles. Dónde encontró este joven tantas gotas? Desde cuándo se hizo tan común un tesoro precioso como el Agua Sagrada de Nueve Soles?

"Tengo suficiente Agua Sagrada de Nueve Soles. Me estoy quedando sin tiempo, así que no quiero perder más tiempo aquí. El Agua Sagrada de Nueve Soles aquí es suficiente para diez millones de Píldoras Yuan Celestiales".

Jiang Chen saco casualmente una pequeña olla llena de Agua Sagrada de Nueve Soles; Eran cien gotas

"Maldición! Por qué este tipo tiene tanta Agua Sagrada de Nueve Soles! Que locura!”

El vino en la boca de Tyrant casi salió. Inicialmente, pensó que Jiang Chen estaba bromeando sobre la necesidad de diez millones de Píldoras Yuan Celestiales. Nunca espero que Jiang Chen realmente fuera en serio, e incluso sacara tantas gotas de Agua Sagrada de Nueve Soles.

Al ver esta enorme cantidad de Agua Sagrada de Nueve Soles, Liu Hong se puso extremadamente agitado. Con esta cantidad de Agua Sagrada de Nueve Soles, la Secta Celestial sería capaz de producir más genios. Sin embargo, el precio no era una cantidad pequeña, y dado que él era solo un Gerente Junior, no podía tomar una decisión ahora.

"Joven Maestro Jiang, diez millones es una suma enorme, y estás pidiendo Píldoras Yuan Celestiales, no Píldoras Yuan Tierra. Necesito obtener la aprobación de mis superiores.”

Liu Hong le dijo a Jiang Chen.

"No me dejes esperando demasiado tiempo, mi paciencia es limitada. Si la Torre Celestial no quiere este comercio, creo que hay muchos otros que se ocuparán felizmente."

Dijo Jiang Chen.

"Por supuesto, no dejaré que el Joven Maestro espere demasiado tiempo."

Después de decir eso, con un movimiento de su cuerpo, Liu Hong desapareció inmediatamente.

En el salon principal, Jiang Chen estaba disfrutando del té, mientras el monje seguía bebiendo su vino y coqueteando con la joven. Jiang Chen y Tan Lang fingieron que no estaban cerca del monje.

No mucho después de eso, Liu Hong regresó al salón principal. Junto a él estaban dos ancianos. Ambos eran poderosos, mucho más allá de Liu Hong. Uno de ellos parecía un poco más gordo; Llevaba ropa lujosa y era un Rey de Combate de Noveno Grado. El otro era un anciano de barba blanca, y en su rostro se veía una feroz cicatriz. Uno pensaría que era un hombre amable con la primera mirada, era un Rey de Combate de Octavo Grado. A pesar de que acababa de llegar al Reino Rey de Combate de Octavo Grado recientemente, todavía era un guerrero formidable.

"Gran Anciano, Segundo Anciano, este es el Joven Maestro Jiang Chen".

Liu Hong continuó con las presentaciones, "Joven maestro Jiang, estos dos son el Gran Gerente y el Segundo Gerente de la Torre Celestial".

"Escuche que el Joven Maestro Jiang desea intercambiar Agua Sagrada de Nueve Soles por diez millones de Píldoras Yuan Celestiales. Puedo echar un vistazo al Agua Sagrada de Nueve Soles?”

El Gran Gerente dijo con una sonrisa, mostrando una expresión muy amistosa a Jiang Chen, éste era un gran cliente, así que obviamente tenía que ser amistoso.

"Por supuesto."

Jiang Chen lanzó casualmente la olla de jade hacia el Gran Gerente. Dado que la Torre Celestial era capaz de sobrevivir en la Región Occidental, no debería haber ningún problema con su reputación. Por lo tanto, Jiang Chen no temía que jugaran algunos trucos sucios.

El Gran Gerente tomó la olla de jade y la abrió. Una fuerte aura Yang pura emergió instantáneamente, haciendo que la energía Yuan natural en el salón principal se volviera instantáneamente inquieta.

“Esto es de hecho Agua Sagrada de Nueve Soles!”

Exclamó el Segundo Gerente. El miró fijamente el Agua Sagrada de Nueve Soles, una vaga expresión codiciosa era visible en el fondo de sus ojos. Jiang Chen la vio, y de inmediato se sintió disgustado.

"Hermano Jiang, puedes decirnos dónde encontraste tanta Agua Sagrada de Nueve Soles?"

El Gran Gerente preguntó curiosamente. Después de todo, un tesoro como el Agua Sagrada de Nueve Soles era extremadamente raro, y uno podría ser considerado extremadamente afortunado al encontrar una o dos gotas. La Torre Celestial había existido durante mucho tiempo, y habían obtenido el Agua Sagrada de Nueve Soles antes, pero nunca tanto. Bajo circunstancias normales, cuando encontraban Agua Sagrada de Nueve Soles, la Torre Celestial la enviaría a la Secta Celestial inmediatamente y la usarían para cultivar los genios de la Secta Celestial.

[Compartan y Comenten <3]
Traduccion de novelas ligeras, web al español.

Related Posts