NochNovels

Esta pagina se mantiene gracias a las ganancias de la publicidad. Desactiva Adblock, gracias.

martes, 13 de junio de 2017

DMWG - Capítulo 546 - Reyes Diablo de Séptimo Grado



Capítulo 546 - Reyes Diablo de Séptimo Grado

Los tres discípulos de la Secta Celestial casi se orinaron en sus pantalones. Ya que fueron capaces de cultivar a su nivel actual, ninguno era idiota. En este punto, aunque fueran idiotas, también sabían que esos tres hombres no eran personas que pudieran ser ridiculizadas fácilmente, y que los tres hombres nunca los habían tomado en serio. Ese monje había matado a uno de sus compañeros discípulos hace un momento, y parecía que matar a otros tres tampoco significaría mucho.

 "Tú, -tu, cómo te atreves?! Todos ustedes vinieron aquí para completar la misión de la Torre Celestial, pero acaban de matar a un discípulo de la Secta Celestial? Estás cortejando la muerte!”

No dispuesto a aceptar la derrota, el Rey de Combate de Quinto Grado utilizó la Secta Celestial como su arma para amenazar a estos tipos. El camino del cultivo era un camino lleno de consumo, y como Rey de Combate, requerían muchos recursos para ayudar a su cultivo. Si todos sus recursos fueran robados por estos hombres, no sólo sería una gran pérdida para ellos, también traerían vergüenza a la Secta Celestial, y serían menospreciados por otros.

"Tú, quítate toda tu ropa. Si dices otra palabra, incluso robaré partes de tu cuerpo.”

Jiang Chen señaló con el dedo al Rey de Combate de Quinto Grado.

Tyrant amplio los ojos, "Amitabha. No crees que es mucho robar su ropa?”

Aunque Tyrant dijo eso, sus ojos seguían examinando al Rey de Combate de Quinto Grado, murmurando, "Aunque sería bastante raro ver a un Rey de Combate de Quinto Grado corriendo desnudo".

El rostro del Rey de Combate de Quinto Grado se puso pálido en un instante. Sentía que la mala suerte lo había golpeado hoy, lo que le hizo enfrentarse a estos dos maléficos psicóticos. Si tuviera que correr desnudo en este Reino Diablo y llegara a ser conocido por otros, no habría manera de que se enfrentara a alguien en el futuro, ya que sería un hazmerreir donde quiera que fuera.

“No, por favor no! Te daré todo lo que tengo!”

El discípulo ya no se atrevía a ser terco. Sin vacilar, rápidamente sacó todas sus pertenencias de su Mar Qi. Siempre podía ganar fortuna, pero una vez que su vida se fuera, todo habría terminado.

Los otros dos discípulos no se atrevieron a dudar y se apresuraron a sacar todos sus tesoros. Aparte de una enorme cantidad de la Píldoras Yuan Tierra y Celestiales, también habia algunas otras píldoras; La mayoría eran utilizadas para tratar las heridas. Jiang Chen simplemente ignoró esas. Había también algunas Almas Demonio que Jiang Chen guardó rápidamente. Así como también algunas Almas Diablo, que eran obviamente sus cosechas de hoy. Pero por desgracia, era como sacar agua con un tamiz; No sólo no pudieron guardar estas Almas Diablo, sino que también perdieron todo lo que tenían.

No había habilidades de cultivación o combate en el Mar Qi de estos discípulos. Por supuesto, incluso si hubiera, Jiang Chen no estaría interesado en absoluto. Después de alcanzar el Reino Rey de Combate, uno podría memorizar fácilmente cualquier habilidad de combate o cultivación con sólo una exploración de su Sentido Divino. Por lo tanto, aparte de algunas habilidades increíbles que requerían estudiarlas cuidadosamente, nadie traería ningún tipo de habilidad de cultivación o combate con él.

Finalmente, Jiang Chen y sus amigos se alejaron sin mirar atrás, dejando atrás a los tres sombríos discípulos de la Secta Celestial. Eventualmente, el Rey de Combate de Quinto Grado no logró escapar de su desgracia, y fue desnudado. Él estaba usando su energía Yuan para cubrir su cuerpo, esperando que Jiang Chen y sus amigos estuvieran completamente fuera de la vista.

Al notar que finalmente Jiang Chen y sus amigos habían desaparecido de su línea de visión, el Rey de Combate de Quinto Grado sacó apresuradamente otro conjunto de ropa y lo puso en su cuerpo. Su expresión era extremadamente desagradable, y con una voz feroz, dijo a los otros dos discípulos, "Escuchen, si alguno le dice a alguien lo que pasó ahora, los desollare vivos!"

"Tenga la seguridad, Discípulo Mayor. Definitivamente mantendremos la boca cerrada; No se lo contaremos a nadie.”

Los dos hombres aseguraron rápidamente a su Discípulo Mayor.

"Discípulo Mayor, esos tres tipos están hinchados con arrogancia. No sólo nos robaron, sino que incluso mataron a uno de nuestros discípulos. Realmente vamos a dejar ir este asunto tan fácilmente?”

Dijo uno de los discípulos.

"Hmph! Son realmente atrevidos, se atreven a matar a un discípulo de la Secta Celestial! Vamos donde el Discípulo Mayor Qi y contémosle sobre esto. Con su ayuda, les garantizo que morirán sin un entierro apropiado, y volveremos a recuperar el doble de lo que perdimos!”

El Rey de Combate de Quinto Grado dijo de una manera siniestra.

En el otro lado, Jiang Chen y sus amigos continuaron su viaje en el primer nivel del Reino Diablo, matando a cada diablo que encontraban en su camino y cosechando sus Almas Diablo.

"Creo que de ahora en adelante, aparte de cazar diablos, también debemos hacer otra cosa".

Dijo Tyrant.

"Hacer qué?"

Preguntó Tan Lang.

"Robar a todos los que veamos!"

Dijo Jiang Chen, una sonrisa astuta era visible en su rostro.

"Almas gemelas!"

Tyrant le dio a Jiang Chen un gran pulgar hacia arriba. Él sentía que luchar junto a Jiang Chen era algo agradable, ya que podía actuar sin ningún tipo de restricción; Sin molestarse por la opinión del mundo.

"Haha!"

Tan Lang también comenzó a reírse. El tiempo que pasaba con Jiang Chen eran los momentos más felices de toda su vida, y también había cambiado la manera en que manejaba las cosas en su vida. En su mente, Jiang Chen era una persona controversial; Un hombre que intervenía con cualquier cosa que no le gustaba, y hacía todas las cosas a su manera sin ser restringido por las opiniones del mundo. Era despiadado con sus enemigos, pero trataba a sus amigos cientos de veces mejor que cualquiera; Era un hombre que hacía las cosas según su propia conciencia. Jiang Chen era un hombre con verdadero coraje, siempre irradiando un encanto invisible, haciendo que los que lo siguen no pueden evitar sentirse atraídos.

En cuanto a la sugerencia de robar a todo el mundo, Tan Lang no veía nada malo en ello. Este lugar era un ambiente caótico, quizás incluso peor que el Océano Caótico. Además, ya que los discípulos de la Secta Celestial estaban tratando de robarlos, deberían seguir siendo amables con ellos?

"Sin embargo, todavía pienso que deberíamos visitar las profundidades del Reino Diablo primero y matar a algunos diablos más fuertes, y después comenzar a robar en el tercer día. No vamos a sacar tantas ganancias si empezamos a robar a la gente ahora”.

Dijo Jiang Chen.

"Dado que ese es el caso, haremos que todo el que intente robarnos corra completamente desnudo. Y el tercer día haremos que todos corran desnudos!”

Dijo el Monje con seriedad.

Jiang Chen y Tan Lang se sintieron sin palabras. Era realmente un monje?

El trío continuó volando unos cuantos miles kilómetros, y los diablos que encontraban se hicieron más fuertes también, lo que eventualmente les trajo un buen botín. Finalmente, llegaron al cielo por encima de un valle sereno.

"Algo no está bien, la energía diabólica en esta región es fuerte, así que deberíamos ver un montón de diablos. Entonces, por qué no puedo ver ninguno?”

Dijo Tan Lang mientras fruncía las cejas. Era la primera vez que se enfrentaban a una situación tan extraña.

"Si mi suposición es correcta, debería haber un poderoso Rey Diablo escondido en este valle, por eso ningún otro Rey Diablo se atreve a permanecer cerca de aquí".

Dijo Jiang Chen.

“Es cierto, estoy seguro de que es como dijiste. Será mejor que tengamos mucho cuidado.”

Tyrant asintió con la cabeza.

Aouu!

Justo después de que Tyrant terminara de hablar, un rugido lo suficientemente fuerte como para sacudir el suelo atravesó el aire. Sin embargo, no sonaba bien, ya que había otra voz superpuesta. Eran dos rugidos! En el siguiente segundo, dos rayos negros se dispararon repentinamente del valle y se elevaron en el cielo. La gran cantidad de energía diabólica se transformó en llamas diabólicas y comenzó a arder violentamente en el cielo. Parecía que el espacio iba a ser quemado en cenizas.

Dos enormes criaturas se revelaron. Sus cuerpos estaban completamente cubiertos de escamas negras, haciéndolos parecer aterradores. A juzgar por su aspecto, estos dos diablos tenían al menos sesenta metros de altura; Tan altos que parecían dos pequeñas colinas.

"Reyes Diablo de Séptimo Grado".

Dos brillantes rayos salieron de los ojos de Tyrant.

“Dos Reyes Diablo de Séptimo Grado, y ambos en el Pico del Séptimo Grado. Hehe, monje, parece que es hora de que nos muestres tu verdadera fuerza."

Jiang Chen sonrió tranquilamente. Aunque estaban enfrentando a dos Reyes Diablo de Séptimo Grado, todavía parecía tranquilo y relajado. No había signos de nerviosismo en su rostro.

"Aunque los Reyes Diablo de Séptimo Grado son fuertes, la habilidad budista que cultivo es el depredador natural de todos los diablos. Así que, a pesar de que son existencias pico entre el Séptimo Grado, todavía los puedo matar tan fácilmente como cortar a través de la mantequilla. Sin embargo, Pequeño Chen, eres sólo un Rey de Combate de Cuarto Grado, puedes manejar a un Rey Diablo de Séptimo Grado?"

Tyrant estaba un poco preocupado por Jiang Chen. Después de todo, había una diferencia de tres grados entre Jiang Chen y los diablos. Tyrant era un Rey de Combate de Sexto Grado, así que no tenía miedo de estos dos Reyes Diablo de Séptimo Grado.

"No te preocupes, mi supresión hacia los diablos es mucho mayor que tu habilidad Budista. Cada uno tomara un diablo, veamos quién mata al objetivo primero."

Una fuerte voluntad de lucha estalló de Jiang Chen. De hecho, estaba bastante decepcionado de que sólo chocaron con Reyes Diablo de Séptimo Grado. Estaba lleno de energía Yang gracias a la habilidad de Transformación Dragón, mientras que la Verdadera Flama de Dragón y Verdadera Flama de Trueno también eran los depredadores naturales de los diablos. Por lo tanto, tenía una tremenda ventaja frente a cualquier diablo. El estaba seguro de que incluso podría luchar contra un Rey Diablo de Octavo Grado.

No importa qué, estos dos Reyes Diablo frente a ellos también eran bastante fuertes. Ambos estaban en el Pico del Reino Rey Diablo de Séptimo Grado, a un paso del Octavo Grado. Los diablos poderosos como éstos usualmente sólo existían en las profundidades del primer nivel. La ubicación actual de Jiang Chen y sus amigos era un lugar en el que muchos humanos no se atrevían a aventurarse.

Mientras tanto, Tan Lang tomó la iniciativa de retroceder del campo de batalla. Cuando se enfrentaba a una batalla como ésta, sólo podía ser un espectador, ya que no tenía suficiente poder para unirse a ellos.

Aouu!

Los dos Reyes Diablo habían visto hace tiempo al trío. De lo contrario, no se habrían mostrado frente a ellos. Los dos diablos comenzaron a moverse hacia Jiang Chen y Tyrant. Aunque parecía que se movían lentamente, cada uno de sus pasos cubría una gran distancia, y cada vez que sus pies pisaban el suelo, las montañas y valles de esta región se sacudían violentamente.

"Ser capaz de luchar con existencias de tan alto nivel, me siento realmente emocionado sólo por pensar en ello."

Tyrant se lamió los labios mientras hablaba. Se había convertido en un Rey de Combate de Sexto Grado no hace mucho tiempo, y lo había hecho rompiendo muchas etapas continuamente. Por lo tanto, estaba ansioso por probar su fuerza de combate luchando contra un poderoso enemigo. Estos dos Reyes Diablo de Séptimo Grado eran candidatos perfectos para que probara su fuerza.

Todos los Reyes Diablo tenían cuerpos fuertes y métodos feroces; Eran difíciles de manejar. Con un equipo de dos Reyes Diablo de Séptimo Grado, incluso el Joven Maestro Qi, quien era un Rey de Combate de Octavo Grado tendría que ser muy cauteloso al tratar con ellos. Después de todo, no era alguien como Jiang Chen o Tyrant, quienes poseían habilidades capaces de suprimir grandemente a estos diablos.

Boom!

Dos ondas de energía doradas salieron de los cuerpos de Jiang Chen y Tyrant al mismo tiempo. Su energía no era más débil que la de los dos diablos.


Los dos diablos se sobresaltaron, y como si hubieran percibido la provocación de los dos humanos, inmediatamente se enojaron y dejaron escapar algunos rugidos ensordecedores. En sus mentes, estos dos diminutos humanos deberían huir al encontrarse con estos dos poderosos Reyes Diablo. Sin embargo, no sólo no huyeron, sino que los desafiaron. Esto era una simple provocación, y estos Reyes Diablo no podían soportarlo. Ellos querían desgarrar a estos dos humanos en pedazos, y además realmente odiaban a los monjes.

[Compartan y Comenten <3]

Traduccion de novelas ligeras, web al español.

Related Posts