NochNovels

Esta pagina se mantiene gracias a las ganancias de la publicidad. Desactiva Adblock, gracias.

martes, 13 de junio de 2017

MGS - Capítulo 39 - Ataque Furtivo



Capítulo 39 - Ataque Furtivo
Ye Xiwen comenzó a seguirlos de cerca a un ritmo moderado mientras ocultaba su presencia al mismo tiempo. Ya que había practicado el 'Paso Celestial' a un nivel muy profundo, mantenerse al día con estas personas no era nada difícil para él.

Ye Xiwen, mientras seguía a esas personas, llegó a una remota montaña que estaba localizada lejos de la Ciudad Tianyuan.
El Gran Señor de la Ciudad Qingcheng y Zhao Qiyan se escapaban junto con una gran multitud de expertos. Este grupo consistía en un total de aproximadamente 50 personas. Estaban corriendo muy rápido y tratando lo mejor posible para escapar de esta situación peligrosa.
No muy lejos, el grupo de la Ciudad Qingcheng estaba siendo perseguido por los expertos del Valle de la Magia Oscura, liderados por su Señor Wen Bin. Parecía un simple hombre de mediana edad, pero su rostro estaba lleno de una mirada maliciosa.
"Tengan cuidado, alguien nos está siguiendo!" El Gran Señor de la Ciudad Qingcheng parecía haber sentido el grupo del Valle de la Magia Negra.
"Ha, ha, ha, de hecho es el Gran Señor de la Ciudad Qingcheng!" El Señor del Valle de la Magia Negra Wen Bin se rio y dijo. Su voz era ronca, pero cuando emitió una carcajada, parecía tener una fuerza extremadamente penetrante que era lo suficientemente eficaz como para romper el alma de una persona común.
Después de descubrir que sus objetivos estaban tan cerca, el Señor del Valle de la Magia Negra no esperó demasiado tiempo. Inmediatamente llevó a su grupo a matar y saquear.
"Así que eres tú viejo Wen Bin!" El Gran Señor de la Ciudad Qingcheng, Zhao Yan, entrecerró los ojos y dijo mientras un Qi fuerte se extendía en el cielo.
"Hola, Señor de la Ciudad Zhao. Debo decir que eres un personaje extraordinario de esta generación, y es absolutamente admirable que hayas establecido sin ayuda un punto de apoyo tan fuerte en la gran Ciudad Qingcheng. Por eso, no quiero intimidarte, solo entréganos la Píldora Xiantian y me iré inmediatamente. También en el futuro, nuestro Valle de la Magia Negra siempre te dará cara!" Wen Bin sonrió y dijo con una voz ronca.
"Quieres declarar la guerra con nuestra Ciudad Qingcheng? Eso significaría declarar la guerra al Gobernante Real del Gran Estado Yue, que también está trabajando secretamente en nuestra ciudad. No le tienes miedo al ejército conquistador del Gobernador Real del Gran Estado Yue?" Dijo Zhao Yan ligeramente.
“No intentes engañarme! Dices que estoy declarando la guerra al Gobernador Real del Gran Estado Yue? No soy una persona estúpida. Cómo puedo imaginar ir contra del Gobernador Real del Gran Estado Yue? Además, piensas que no sé qué tú y el Gobernador de la Ciudad Qingcheng se excluyen mutuamente. De hecho, esperan ansiosamente su muerte temprana, y piensas que vendrán a ayudarte, huh!" Wen Bin se burló repetidamente y expuso la situación de Zhao Yan.
"Retirada! Todos ustedes tienen que proteger a mi hijo a cualquier precio y ayudarle a escapar!" Zhao Yan de repente gritó y ordenó a sus subordinados. Sabía muy bien que en este momento, su único punto débil era la presencia de su hijo Zhao Qiyan en esta peligrosa situación. Él mismo era un experto Xiantian y podía manejar cualquier tipo de situación incluso si estaba solo. Sin embargo, si Zhao Qiyan estaba presente por los alrededores, entonces no sería capaz de luchar libremente y se preocuparía por la seguridad de su hijo todo el tiempo.
"Quieres correr? Ni lo sueñes!" Wen Bin se burló repetidamente y rugió," Mátenlos!"
Con el rugido de Wen Bin, los expertos del Valle de la Magia Negra inmediatamente se precipitaron hacia la gran multitud de expertos de la Ciudad Qingcheng.
Era como si dos poderosas corrientes se hubieran estrellado sin piedad.
Seguidos por Zhao Yan y Wen Bin, las dos multitudes de poderosos expertos se enfrentaron y comenzaron a luchar. Todo el mundo estaba lleno de rabia y intención asesina y un aura insoportable se había extendido por todo el lugar. Todos estos expertos eran muy viciosos y feroces!
Wen Bin y Zhao Yan, estos dos expertos de nivel Xiantian también se enfrentaron severamente entre sí causando una onda de choque que sacudió toda la zona.
Zhao Yan saco una larga lanza y un Qi majestuoso se extendió por todo su cuerpo. Parecía un guerrero sin igual, que se precipitó a través de la multitud de enemigos e incluso barrió muchos discípulos del Valle de la Magia Negra. Ninguno de esos discípulos pudo bloquear sus ataques.
Wen Bin sacó una larga espada y atacó los cuellos de sus enemigos matándolos uno a uno de un solo golpe. Era como una serpiente venenosa que había dejado su agujero y avanzaba en dirección a Zhao Yan para morderle el cuello.
"Boom!" La larga lanza de Zhao Yan se enfrentó ferozmente con la espada de Wen Bin. De repente, un terrible Qi estalló fuera de sus cuerpos. El Zhen Qi de color azul y el Zhen Qi rojo sangre se enfrentaron ferozmente causando una explosión de aire y una poderosa onda de choque que se extendida a lo lejos.
Ambos eran expertos de nivel Xiantian. Una vez que comenzaron a luchar, su terrible Zhen Qi del Reino Xiantian blandío produjo muchas explosiones de aire en la atmósfera circundante.
Zhao Yan obviamente era más fuerte que Wen Bin y siguió atacando como un dragón frenético.
“Dang!”
“Dang!”
“Dang!”
Los sonidos metálicos se oían por todas partes, pero en este tipo de lucha de vida o muerte, ninguno se atrevía a ser descuidado.
Sin embargo, el Señor del Valle de la Magia Negra Wen Bin Ming era más debil en comparación con Zhao Yan. Y parecía que perdería muy pronto a manos de Zhao Yan.
“No han salido todavía los amigos de la Escuela de la Mano Sangrienta? Ya hemos unido fuerzas para matar a estos grandes expertos de la Ciudad Qingcheng. Respecto a la Píldora Xiantian, vamos a negociar poco a poco más tarde!" El señor del Valle de la Magia Negra Wen Bin dijo de repente.
"Ha, ha, ha, bueno, vamos a unir fuerzas para derrotar a Zhao Yan!" El señor de la Escuela de la Mano Sangrienta An Yuan apareció de repente y dijo mientras se reía en voz alta.
En este momento, la tez de Zhao Yan comenzó a cambiar. Podía tratar fácilmente con Wen Bin, pero si An Yuan se unía a Wen Bin, entonces definitivamente estaría en problemas.
An Yuan se unió inmediatamente a Wen Bin para luchar contra Zhao Yan. Ser atacado por dos expertos Xiantian a la vez era muy peligroso para Zhao Yan, ya que sólo era un hombre contra los dos.
Ye Xiwen no continuó mirando esta escena, y en su lugar, decidió perseguir a Zhao Qiyan. Inmediatamente se precipitó hacia la dirección en la que Zhao Qiyan había escapado con sus guardias.
Después de cruzar el profundo barranco, llegaría a un denso bosque de montaña donde Zhao Qiyan había escapado con sus guardias.
"Joven Maestro, no vaya más lejos, es peligroso!" De repente, un experimentado guardia alarmó a Zhao Qiyan. Hubo un silencio extendido en este bosque de montaña y esta situación era muy anormal.
"Rápido, haremos un desvío. Mientras podamos regresar a la Ciudad Qingcheng con seguridad, liderare personalmente a una tropa de expertos para matar a esos bastardos del Valle de la Magia Negra" Dijo Zhao Qiyan con una voz fría.
"Joven Maestro de la Ciudad Qingcheng, entrega la Píldora Xiantian y te dejaré ir" Una risa ligeramente fría vino de una colina. Zhao Qiyan miró y vio que el dueño de esta voz era inesperadamente el Joven Maestro de la Escuela de la Mano Sangrienta, An Yunpeng.
"An Yunpeng! Las Personas de la Escuela de la Mano Sangrienta son bastante ambiciosas. De verdad insistes en amenazarme, al Joven Maestro de la Ciudad Qingcheng!” Gritó Zhao Qiyan con ira.
"Zhao Qiyan, piensas demasiado bien de ti mismo. Crees que tu padre vendrá a salvarte ahora? Ahora es incapaz de defenderse, saca la Píldora Xiantian, de lo contrario, no me culpes por ser brutal!" An Yunpeng se burló.
"Guardias escuchen, maten a todos estos bastardos de la Escuela de la Mano Sangrienta!" Arrogantemente Zhao Qiyan de repente se puso muy enojado con An Yunpeng y ordenó a sus guardias que atacaran.
Bajo las órdenes de ambos Jóvenes Maestros, expertos de ambos bandos comenzaron a luchar para matarse. Aunque comparado con los subordinados de Zhao Yan y Wen Bin, los subordinados de An Yuan eran mucho más brutales y feroces, a pesar de ser menos en número.
Una colisión aterradora ocurrió causando que la sangre se derramara de los cuerpos de varias personas que caían en el suelo.
Zhao Qiyan sacó su lanza y se apresuró a matar a An Yunpeng.
Las fuerzas de ambos bandos eran elites entre las élites. Todos eran expertos en el Pico de la Novena Etapa Houtian y ninguno tenía más de 30 años de edad. Esto indicaba que podrían alcanzar fácilmente el Nivel Xiantian en un futuro próximo.
El par de manos sangrientas de An Yunpeng golpearon y al instante, un sangriento Qi llenó todo el campo de batalla. La sangre de esos expertos que habían muerto en la batalla permitieron que su "Técnica de la Mano Sangrienta" se hiciera aún más poderosa. Esta técnica obviamente era tan poderosa que había frustrado totalmente el plan de Zhao Qiyan para atacar con números.
Casi instantáneamente, Zhao Qiyan había sido empujado hacia abajo por An Yunpeng.
Aunque, los guardias de Zhao Qiyan tenian una ventaja numérica, ellos habían sido asesinados por los discípulos de la Escuela de la Mano Sangrienta.
 [Compartan y Comenten <3]

Traduccion de novelas ligeras, web al español.

Related Posts