NochNovels

Esta pagina se mantiene gracias a las ganancias de la publicidad. Desactiva Adblock, gracias.

viernes, 28 de julio de 2017

ZTJ - Capítulo 25 - Plataforma de Rocío y el Jardín de Hierbas.



Capítulo 25 - Plataforma de Rocío y  el Jardín de Hierbas.

(Abyss: A partir de aquí el autor hizo un cambio de nombre, antes era Mo Yan y desde ahora será Mo yu.)

 La Señora Mo Yu tenía pestañas largas. Debido a la llovizna anterior, pequeñas gotas de agua caían desde las puntas de sus pestañas. Esto la hacía parecer muy hermosa. Era una pena que después de escuchar a la Reina Divina hablar, parpadeó y esa gota de lluvia cayó en la oscuridad de la noche en la plataforma de rocío.

La plataforma de roció estaba justo en frente del palacio real y tenía varios cientos de pies de altura. Estaba construida puramente de bronce y era sin duda una estructura majestuosa. Había miles de perlas de noche decoradas sobre la plataforma. Su luz podía ser vista desde decenas de kilómetros de distancia, pero esta noche las perlas nocturnas no emitían ninguna luz.

Mo Yu miró hacia el borde de la plataforma de roció. La cabra negra también estaba allí y levantó la cabeza para mirar a cierta dirección en el cielo nocturno. Mo Yu volvió a mirar el centro de la Plataforma de Rocío y se aseguró de ver hacia la misma dirección que la Emperatriz Divina. Ya que estaba bastante confundida.

"Su majestad, qué es lo que está mirando?" Pregunto Mo yu.

La Señora Mo Yu era respetada por toda la Dinastía Zhou o incluso por el continente entero. Este respeto no era sólo por sus antecedentes y su fuerza, sino que por su estrecha relación con la Emperatriz Divina. Había muy pocas personas que podían hablar casualmente con la Emperatriz Divina en el mundo actual.

La luz de las estrellas brillaba sobre la Plataforma de rocío. Sólo la espalda de una mujer podía ser vista claramente.

Era sólo una simple imagen de una espalda, pero parecía ser la representación de todo el universo.

Esto es porque ella era la primera Emperadora Mujer de este mundo. Ella era la Maestra de la Dinastía Zhou.

"Alguien ha encendido una estrella".

La Emperatriz Divina se volteo y dijo indiferentemente.

La Señora Mo Yu estuvo en silencio. Cada noche había cultivadores encendiendo su estrella destinada, pero incluso la Emperatriz Divina no podía verlos. Pero hoy ella lo vio y lo miró fijamente durante un largo tiempo. Qué significaba esto?

"Esa estrella esta extremadamente lejos de nosotros."

Al escuchar las siguientes palabras de la Emperatriz Divina, Mo Yu creyó entenderla.

Ella pensó por un momento y dijo, "Incluso si está muy lejos.... No siempre representa a un verdadero genio."

La Emperatriz Divina no habló.

Mo Yu actuaba como una pequeña niña que fue ignorada por su mayor y tarareo. "El niño de la familia Qiu Shan encendió su estrella destinada cuando tenía 4 años. Esta estrella era la Estrella Dragón. La distancia podría ser clasificada entre las diez primeras en los últimos cien años. Pero justo esa misma noche un aprendiz de una pequeña facción también comenzó la Purificación y su estrella destinada estaba incluso mucho más lejos que la Estrella Dragón. Pero eso significa que podría competir con la de la familia Qiu Shan? La Purificación todavía está determinada por la fuerza del cuerpo, venas y huesos. Como puede una persona ordinaria compararse con una de las líneas de sangre Dragón?"

Este era un ejemplo valido. Qiu Shan Jun era el campeón del Sello de Honor de la Nube Verde antes de cumplir los dieciocho años. Era un genio reconocido por el mundo entero. Pero el aprendiz de la pequeña facción ya estaba perdido en la multitud. Nadie lo recordaba excepto una persona tan conocedora como Mo Yu.

La Emperatriz Divina le explicó. "La persona quien iluminó su estrella destinada hoy era única. La fuerza de su alma y la calma de su espíritu rara vez aparecen en este mundo. Creo que fue un anciano quien estudió por más de un siglo y repentinamente comprendió el camino. Él es como Wang Zhi Ce en ese entonces. Ambos soportaron la prueba del tiempo y finalmente liberaron su potencial."

Mo Yu respondió, "Durante la noche cuando el Señor Zhi Ce encendió su estrella, la capital entera sintió su presencia. Como podría compararse con esta noche? Además, la sombra de la estrella no fue proyectada en el suelo, lo que significa que no era el poder de una línea de sangre especial. Incluso si tuviera potencial, Me temó que podría ser limitado también.”

La Emperatriz Divina no se volteo, pero estaba claro que ella estaba sonriendo. "Tú eres solo una niña. Qué sabes tú de la cultivación?”

Aunque Mo yu era joven, ya era una gran cultivadora en la Etapa Fusión Estrella. Tanto la Dinastía Zhou como las facciones cultivadoras del sur la veían con respecto. Incluso el propio Papa le gustaba felicitarla. Sin embargo, en los ojos de la Emperatriz Divina, ella todavía era una niña que no sabía nada sobre la cultivación.

Cuántas personas en todo el continente tenían el derecho de decir esto?

La Emperatriz Divina era obviamente una de ellas.

Por lo tanto Mo Yu no estaba enojada. Ella solamente sacó la lengua hacia la espalda de la Emperatriz Divina.

Ella ya no era una niña, pero todavía podía ser inocente porque la persona a la que estaba enfrentando era la Emperatriz Divina.

La Emperatriz Divina sabía lo que ella estaba haciendo a sus espaldas. Pero sonrió y se quedó en silencio.

Mo Yu caminó hacia su lado y miró el vasto cielo y a las estrellas. Después de ver por un largo tiempo, ella de repente preguntó. "Su majestad, la estrellas destinada... De verdad representa nuestro destino? Entonces nosotros podemos ver el futuro de nuestro destino?”

La Emperatriz Divina respondió, "Podría interpretarse como algo más aparte de nuestro destino."

Mo Yu preguntó con curiosidad, "Cuál es la otra interpretación."

La Emperatriz Divina miró profundamente el cielo nocturno y se quedó en silencio por un largo tiempo.

Solía haber una estrella distante que brillaba por un momento, pero ya no se podía ver.

La Emperatriz Divina habló, "Tal vez... Son nuestro destino condenado."

---------------------------------------------------------------------------

Chen Chang Sheng había encendido su estrella destinada.

Solo había un puñado de personas que tuvieron la oportunidad de presenciar ese momento.

Debido a esa invisible pared de cristal, esas personas calcularon mal la distancia entre esa estrella y la superficie de la tierra. Pero aun así, esta distancia podría ser clasificada entre los primeros en la historia humana.

La Ciudad Xue Lao de la Raza Demonio del Norte, La Virgen de las Montañas del Sur, La Montaña Li de la Secta Longevity y el Valle Olvidado del Reino Yao. Tal vez hubo gente que la vio allí, o tal vez no lo hicieron. Pero si lo hicieron, tratarían esto con gran respeto y buscarían la identidad de la persona que encendió la estrella.

Pero esto no tenía importancia. Había billones de billones de estrellas en el cielo nocturno que contenían innumerables relaciones y cadenas con los humanos. Era un mundo de imprevisibilidad. Nadie ni siquiera Chen Chang Sheng podía ver esa cadena. Incluso si Chen Chang Sheng no digiera nada, entonces nadie podría saber que era él.

Pero siempre había accidentes, podríamos decir excepciones.

El nivel del cultivo de algunas personas no era exactamente alto. Hablando lógicamente, ellos no podían ver la imagen de la estrella destinada siendo encendida y ni hablar de seguir esa cadena para rastrear a Chen Chang Sheng. Pero tal vez era el destino, en el momento en que Chen Chang Sheng encendió la estrella destinada, esa persona también estaba mirando el cielo nocturno como la Emperatriz Divina. Tal vez también fue por el destino, ella también estaba cultivando en ese momento y liberó su alma en el jardín arruinado.

Pero la razón más importante era que ella tenía una habilidad especial que la hacía acercarse a las estrellas. Podía instintivamente descubrir muchas cosas.

Era un talento o para ser preciso, era su habilidad.

En el otro lado de los muros rotos de la Enseñanza Clásica estaba el jardín de hierbas.

Ella estaba en el Jardín de Hierbas esa noche.

Ella claramente podía percibir la calma y la resistencia del alma que iluminaba esa estrella destinada.

Tenía curiosidad por saber quién era el dueño de esa alma.

Quería encontrarla y hacerle algunas preguntas. Con este propósito, a ella no le importaba regalarle algunos tesoros preciosos que rara vez se encontraban en el mundo.

Porque su nombre era Luo Luo, y ella era generosa.


[Compartan y Comenten]


Traduccion de novelas ligeras, web al español.

Related Posts