NochNovels

Esta pagina se mantiene gracias a las ganancias de la publicidad. Desactiva Adblock, gracias.

miércoles, 2 de agosto de 2017

HS - Capítulo 90 - El Corazón de Shuirou.



Capítulo 90 - El Corazón de Shuirou.

“Nuestro Maestro dejó órdenes de no venderlo por cualquier cantidad. Debes regresar” El tono del guardia se estaba impacientando.

"Doscientos mil. ¡Doscientas mil piezas de plata!”

El guardia lo fulminó con la mirada. Con un rápido destello de movimiento, sus manos produjeron una bola negra. "Maestro nos ordenó dar esto a aquellos que se negaron a irse."

El sirviente se palideció al ver la pequeña bola negra, retrocediendo frenéticamente. Una vez que se había retirado un metro de distancia, dijo temblorosamente, "¡Quinientas Cincuenta mil piezas de plata! ¿Todavía está fuera de lugar?”

El guardia, ahora enojado, retiró la mano que sostenía la bola negra con un movimiento lanzamiento, el criado inmediatamente se hizo escaso y desapareció más rápido que un conejo siendo cazado.

El guardia pareció complacido, colocando la bomba de nuevo en su saco. Transcurrieron unos instantes de silencio antes de soltar un grito de palabras malditas, “¿Qué mierda, quinientas mil piezas de plata por un cuadro?, Si lo hubiera sabido, habría aprendido a pintar en su lugar.”

Cincuenta mil piezas de plata eran suficientes para que una familia común viviera cómodamente durante diez vidas.

Durante sus expresiones de resentimiento, no notaron la sombra blanca a más de diez metros de distancia sobre la pared. Si hubieran estado mirando el punto exacto, podrían haberlo atribuido todavía a un truco de la luz o a un borroso momento de visión.

La naturaleza de Hua Shuirou era delicada y suave. Su corazón claro como el agua y su ser más íntimo era en última instancia conservador mientras ella escrupulosamente respetó los estándares que todas las mujeres deben seguir. Una hija debe observar la piedad filial y depender de sus padres. Una madre debe ser compasiva y dar cariño a sus hijos. Una esposa debe ser dócil y obediente a su marido, para no temer a su traición. Tal era el tipo de mujer que se pensaba que era la elección perfecta para una esposa.

Y debido a ello, aunque su corazón podría haber desarrollado afectos para Ye Wuchen, ella lo reprimiría fuertemente e incluso se culparía por cometer ese error. No podía permitirse decepcionar a su padre que había elegido a su futuro esposo.

Ye Wuchen pretendía presionarla para que tomara una decisión. La forma más inmediata, naturalmente, era obligarla a caer de la gracia. Una vez que cae en las manos de un hombre, basándose en su naturaleza, no podría pensar en otros hombres.

Sus poderes espirituales barrieron la residencia, localizando fácilmente a los miembros de la familia Hua. Como era de esperar, la familia Hua tenía sólo unos cuantos guardias decentes. Pero también era consciente de que los siervos aparentemente ordinarios han sido entrenados en el uso de armas de fuego. Cualquier persona que se atreviera a invadir la residencia sería erradicada.

Hua Shuirou estaba sentada dentro de sus aposentos. Incapaz de ayudarse a sí misma, sacó la Flor de Loto Gemela en un Tallo que ya había visto varias veces y poco a poco se desplegó.

Desde la tierna y hermosa flor de loto hasta el agua del estanque verde oscuro y la imagen que reflejaba, todos fueron representados a la perfección. A pesar de que la maravillosa flor de loto floreciente de aquel momento no volvió a aparecer, esta pintura era todavía una pieza asombrosa de una obra divina, tan perfecta y sin un solo defecto.

Mirándola tantas veces, recordó vagamente las implicaciones de la pintura, haciendo que su corazón latiera más rápido. La figura de un hombre apareció en su mente cada vez que miraba el cuadro. Sus miradas significativas y su sonrisa que nunca se apagaba ocupaban sus pensamientos en todo momento, porque no se van.

El despertar del amor en su corazón se sentía vasto e indistinto, pero también halos de agonía y una profunda culpa.

Aunque sabía que su futuro esposo había sido decidido desde hace seis años, se había dejado enamorar por otro hombre. Sus sentimientos hacia Lin Xiao nunca habían sido como los sutiles sentimientos que sentía por Ye Wuchen, ahora ni siquiera recuerda claramente la cara de Lin Xiao.

No debería haber aceptado esta pintura, ni haberle dado su flauta. Había hecho muchos intentos para que la sirvienta se llevara la pintura, para descartarla o quemarla. Pero cada vez que trataba de hablar, terminaba por recuperar sus palabras. Cada vez que entregaba la pintura a la sirvienta, su corazón de repente se sentía vacío, como si perdiera algo extremadamente importante si continuaba. Cómo temía a esa sensación. Como resultado, ella inmediatamente tomaría la pintura de nuevo y pediría que la dejaran sola.

Si la pintura no existiera, tal vez los sentimientos de Hua Shuirou por Ye Wuchen se hubieran ido desvaneciendo lentamente en medio de esforzarse por dejar atrás todo lo relacionado con él. Ye Wuchen había afectado sus pensamientos a través de esta pintura. A menos que ella la arrojara, lo que era impensable, seguía siendo un recordatorio constante de él, hasta que ella fuera incapaz de olvidarlo.

"¿Es agradable?"

Una voz floto ligeramente a sus oídos, tan familiar, como en un sueño. Hua Shuirou asintió distraídamente, luego se alarmó abruptamente. Volviéndose rápidamente, casi chocó con la cara del hombre. Retrocedió unos pasos y finalmente lo vio claramente. Por un breve instante, ella no creyó en sus ojos, "¡Eres ... eres tú!"

"Soy yo. ¿Sorprendida? "El rostro de Ye Wuchen mostraba la misma sonrisa que invadía la mente de Hua Shuirou repetidamente.

La cabeza de Hua Shuirou se levantó en blanco cuando ella preguntó alarmada, "Tú ... ¿Cómo entraste?"

"Quería verte, así que aquí estoy. ¿Estabas pensando en mí? Mi pequeña RouRou ", dijo Ye Wuchen sonriendo, al mismo tiempo admirando su expresión asustada que parecía tan impresionante.

Ye Wuchen la llamó íntimamente para que su rostro se volviera rosa, su corazón comenzó a latir mucho más rápido. Escondió el cuadro detrás de su espalda y trató de darle sentido a la situación.” ¿Quién estaba pensando en ti? Debes salir rápidamente o ... o bien llamaré a alguien. Mi papá es muy fuerte.”

Nunca antes había estado sola en una habitación con un hombre que no fuera su padre y sus guardias no permitían que ningún hombre pusiera los pies en su interior.

"Tu papá no está en casa. Por el tono de tu voz, pareces preocuparte por mí, ¿no? No te preocupes, tu papá no me reprenderá. "Ye Wuchen se sentó en uno de los sofás de Hua Shuirou, inhalando ligeramente la deliciosa fragancia.

"Debes marcharte de inmediato o bien gritaré." Hua Shuirou retrocedió un paso, su frenético estado parecía lamentable.

La sonrisa en la cara de Ye Wuchen desapareció. Suspiró y su voz salió algo desierta, “ ¿Me odias?”

Su expresión causó algo de alarma y subconscientemente, sacudió la cabeza. "No……"

“Entonces, ¿por qué me estás alejando?”

"Porque ...... esta es mi habitación, a otros no se les permite entrar."

“¿Ni siquiera tu futuro marido?” Ye Wuchen la miró con seriedad

Hua Shuirou abrió los ojos, incapaz de responder a la abrupta pregunta.

“Si lo deseas, siempre me pertenecerás, solamente a Ye Wuchen. Nadie puede interferir.” Sonrió suavemente, cada palabra fuerte y clara, resuelta y decisiva, pura e incuestionable.

Los latidos de su corazón se aceleraron aún más, tan rápido que pensó que podría saltar de su caja torácica. Esto no era miedo, así que no podía entender por qué su corazón no dejaba de latir tan rápido. De repente recordó el compromiso entre la Familia Hua y la familia Lin.

Hizo su mayor esfuerzo para sacudir la cabeza. “No, no podemos hacer esto. Tú ... si todavía te niegas a irte, empezaré a gritar.”





[Comenta y Comparte]#Ashura94 
Traduccion de novelas ligeras, web al español.

Related Posts