NochNovels

Esta pagina se mantiene gracias a las ganancias de la publicidad. Desactiva Adblock, gracias.

miércoles, 9 de agosto de 2017

HS - Capítulo 98 - Deseos Malvados.



Capítulo 98 - Deseos Malvados.

"Ah ..." La sensación de hormigueo había hecho que sus tiernos labios de cereza lanzaran un tono apático. Ye Wuchen abrazó su cintura con sus dos manos, sus labios suavemente presionados sobre sus labios rosados ​​suaves, bonitos y coquetos. Su lengua repetidamente acariciaba la dulzura de sus labios y los invadía con fuerza. Capturó y enrolló alrededor de su lengua dulce y cremosa, mezclando los fluidos en sus bocas. Las manos que abrazaron su cintura también comenzaron a vagar alrededor de su espalda.

"Mmmm ...". La cálida sensación rápidamente barrió por cada centímetro de su boca. El alma de Hua Shuirou se removió por el cálido y fuerte aliento de este hombre. Incapaz de respirar con facilidad, sus latidos resonaban intensamente como un tambor batiente, y ella sólo podía usar sus dedos para arrastrarse impotente contra su ropa.

Ye Wuchen roía sus dientes blancos y nacarados, absorbía sus dulces y preciosos líquidos. Sus labios agresivos y su lengua cambiaban continuamente de ángulo. Descubrió que le gustaba mucho este tipo de acción, este tipo de sensación. Y su olor era muy suave.

"No ... Detente ahora ..." Hua Shuirou dejó escapar un sonido mientras ella jadeaba por el aire cuando se acercó a la asfixia. Casi se desmayó por el calor del beso y todo su cuerpo quedó paralizado en su regazo, como si su fuerza hubiera sido aspirada fuera de su cuerpo, sin darse cuenta de que estaba emitiendo una belleza y una seducción tan sorprendentes mientras lo hacía.

"No puedo hacerlo, eres tan hermosa que ni siquiera puedo resistir " Ye Wuchen se apartó de sus labios y se volvió hacia sus orejas que eran lisas y redondas como perlas. Las tocaba ligeramente con su boca, las lamía, las miraba girar voluptuosas con satisfacción.

“Estás aprovechando de mí otra vez” sus dientes inmensamente blancos mordieron su labio rojo rosado, Hua Shuirou se sonrojó cuando ella había hablado, sus suaves puños le habían golpeado ligeramente en su pecho. No tenía fuerzas, inconscientemente no estaba dispuesta a resistirse porque ya lo había considerado como su único y futuro esposo. "¿Tomar ventaja? La verdadera acción ni siquiera ha comenzado todavía. "Ye Wuchen rio de una manera malvada. De vez en cuando era amable y cultivado, ocasionalmente antipático como el agua, pero ahora su risa era malvada como la del diablo. Su lujuria, que había estado en hibernación durante tantos años, ahora se encendía lentamente.

Él abrazó su pequeña cintura apretada, su mano derecha hirviente acarició su pequeña, joven y tierna pequeña cara, lentamente se desplazó hacia abajo. La mano aparentemente descuidada, pero excepcionalmente fuerte, se deslizó a través de su cuello largo y brillante, su hombro delgado y fragante, finalmente aterrizó en los bultos blancos, suaves, detallados y finamente redondeados. Separado sólo por una capa de tela, ejerció su fuerza para frotarlos entre sus dedos para disfrutar de su suave y satinada suavidad; Su plenitud se adaptó exactamente a su mano.

Una poderosa presión atacó sus pechos, lo que hizo que Hua Shuirou se sintiera tan tímida que ella retorció su cuerpo y tiernamente gritó con una voz lamentable: "No seas así ... Ah ... No ... Alguien podría vernos ... Umm ..." Ella torció su cuerpo para escapar de este tipo de dolor y entumecimiento por completo, pero los dedos todavía salvajemente frotan contra sus pechos erguidos y suaves, los brazos envueltos alrededor de su delgada cintura no le dieron ninguna oportunidad de escapar.

Ye Wuchen hizo oídos sordos, una luz maligna brilló en sus ojos. El pecho blanco y tembloroso en la palma de su mano seguía cambiando de forma bajo la devastación de su mano diabólica, la fuerza tan poderosa que casi la hacía llorar de dolor.

Hua Shuirou cerró los ojos para soportar su violación, eventualmente, ella cedió y tranquilamente se relajó un poco. Cuando esa mano bajó, el lazo de su cintura se soltó repentinamente, antes de que una esquina de su ropa fuera agarrada y derribada. Un siseo suave y la tela se abrió, su ropa interior fue tirada ferozmente. Dos senos redondos, vacilantes, blancos y delicados rebotaron, balanceándose frente a sus ojos, lo que sacó a relucir su lujurioso estado de ánimo. Su piel era tan suave como un colorete concentrado, tan blanco e íntimamente transparente.

"Ah"

Hua Shuirou estaba estupefacta, en su confusión cubrió su pecho con sus manos para cubrir su carne desnuda. Ye Wuchen levantó la mano y apartó sus brazos con facilidad para asegurarlos firmemente a su espalda, con una pasión lujuriosa en sus ojos. Este tipo de mirada significativa la hizo entrar en pánico y se asustó un poco.

"No ... alguien podría vernos ... alguien podría vernos ... en unos días, ¿de acuerdo? Espera…. Espera a que se vallan, entonces puedes hacer lo que quieras para aprovecharte de mí. "Hua Shuirou suplicó con urgencia, sus senos desnudos siguieron sus movimientos corporales y temblaron ligeramente. La otra mano de Ye Wuchen apretó uno de ellos ligeramente y fuertemente frotó contra él para sacar gemidos suaves de Hua Shuirou que ella no pudo contener.

Hua Shuirou sólo pudo cerrar los ojos. Su rostro se ruborizó mientras él la atacaba.

"Hermano ... hermano, ¿estás dentro?"

Una voz familiar pero amable despertó a Ye Wuchen, que estaba casi fuera de control, parecía haber sido despertado por un golpe repentino, sus manos desenfrenadas en el cuerpo de Hua Shuirou se detuvieron simultáneamente. Rápidamente levantando su ropa interior y su larga falda, cubrió sus blancos pechos de nieve ahora llenos de líneas rojas.

¿Qué estaba haciendo hace poco? Murmuró para sí mismo. Parecía haber estado bajo el control de sus deseos momentos atrás.

Hua Shuirou apresuradamente agarrar su ropa al oír la voz. Ella cambió su mirada para tratar de encontrar un lugar donde esconderse. Su vestido amarillo claro se rasgó en el área del pecho, por lo que perdió el coraje para ir a conocer a otras personas.

"Yo soy tu marido, solo yo puedo hacerte eso", dijo Ye Wuchen suavemente con la cabeza baja.

"Sí ..."

Hua Shuirou respondió tímidamente, su voz débil como el sonido de un mosquito. Aunque lo que sucedió fue tan inesperado, no había sido contrario a ella. Incluso si Ye Wuchen la había poseído completamente entonces, ella sólo podía resistirse a él a través de su voz y luego suavemente cumplir con lo que él quería.

Ye Wuchen abrió la puerta a la delicada figura blanca nevada de Ye Ningxue de pie en la puerta. Sus manos sostuvieron una pintura. "Hermano, esto es lo que la hermana hizo hace un tiempo. Quería que te lo entregara para que lo vieras.

"¿Para qué lo vea?" Ye Wuchen perplejo. Porque durante todo su tiempo libre cada día, iría al lugar de Ye Shuiyao, no habría necesidad de entregarle la pintura aquí. Pensó durante un rato y luego preguntó: "Xue´er, ¿Sabe la hermana quién vino a visitarme?"

"¡Sí! Cuando hermano se fue, la hermana le preguntó a la hermana Xiao Lu. "Ningxue contestó, y luego gritó cuando vio a Hua Shuirou, quien estaba ajustando su ropa alrededor de su pecho y todavía se negaba a levantar la cabeza mientras ella seguía sentada en la cama de su hermano.

"Eres la hermana Shuirou, ¿Verdad?" Ye Ningxue había convocado su propio valor para preguntar espontáneamente.

Viendo a una jovencita, Hua Shuirou parecía menos nerviosa, tirando de su ropa, se acercó suavemente. "Sí lo soy. Pequeña hermana, ¿me conoces?”

Ningxue miró hacia arriba y se rio. “Porque hermano dijo que le gustabas y a toda la gente que le gusta al hermano, a Ningxue también le gustara.” Las dos cicatrices en el rostro de Ningxue habían asustado a esta delicada mujer, pero las palabras habían abrumado su corazón de felicidad y se sentía un poco más cerca de Ningxue. Miró en secreto a Ye Wuchen y dijo humildemente. “Yo ... también me gustas”.

"¿Puedo llamarte hermana mayor de ahora en adelante?", Preguntó Ningxue felizmente.

"Sí, por supuesto que puedes." Hua Shuirou respondió suavemente.

Ye Wuchen tomó la pintura de las manos de Ningxue, abriéndola para descubrir una hoja de papel en blanco sin siquiera un rastro de tinta. Sacudió la cabeza, incapaz de expresar lo que sentía en ese momento. Él acarició suavemente la cabeza de Ningxue y dijo, "Xue´er, ¿Puedes ir a la habitación de su hermana y pedir prestado un juego de ropa? Mejor si es un vestido amarillo. Dile que lo pedí yo.”

“¿Un vestido?” Ningxue agitó sus pequeñas manos, dio pequeños y rápidos pasos hacia atrás.

Sólo hasta que la figura de Ningxue desapareció de su línea de visión, Ye Wuchen se dio la vuelta. Aunque sus poderes podían arreglar el vestido de Hua Shuirou, no podía revelar sus "Poderes de miedo" en frente de ella, ya que podría asustarla.

"Incluso si me cambio de ropa, todavía lo entenderán." Las manos de Hua Shuirou apretando su pecho tímidamente mientras sus ojos lo miraban impotentes.

"No importa si lo descubren. Tú me perteneces, a Ye Wuchen y a ningún otro, ¿Verdad?”

"Sí ..."

La mirada de Hua Shuirou brilló un poco, sus palabras tiernas habían borrado la mayor parte de su miedo. Sus manos cayeron, su cuerpo se derrumbó suavemente sobre el pecho de Ye Wuchen. El frente de su ropa se abrió de par en par, revelando una parte de su piel blanca como la nieve. Al mismo tiempo, algo salió de su ropa, cayendo al suelo con un sonido "pak".

"¡Ah!" Hua Shuirou suavemente llamó, inclinándose en la cintura para recogerlo. Era un pequeño paquete negro, redondo y abultado. Se palmeó el pecho y levantó las manos para presentar el paquete a Ye Wuchen, "Esto es ... para ti".

El paquete aparentemente tenía un olor similar a la pólvora, pero no del todo. Ye Wuchen adivinó lo que contenía. Él lo tomó cuidadosamente, luego preguntó con seriedad, “¿Esto son minas de tu familia Hua?”

"Sí ... son diez. También hay dos minas que sacuden el cielo. Las robé. Si esas malas personas tratan de hacerte daño, puedes usarlas.”

Esta joven había estado preocupada por su seguridad. Ye Wuchen sintió calor en su corazón. Abrió el pequeño paquete negro y en el interior había doce bolas negras, ligeramente más grandes que los mármoles. Las minas desencadenan una explosión a pequeña escala de bolas de fuego venenosas, pero nadie conoce los verdaderos efectos de las "Minas que sacuden el cielo" como las llamó Hua Shuirou. Nadie ha sido testigo de las llamadas ""Minas que sacuden el cielo" de la Familia Hua, sólo se conocen vagos rumores. Ye Wuchen recuerda claramente cuando Hua Zhentian y Ye Nu habían discutido algo durante la competición, algo como usar "Minas que sacuden el cielo “para quemar toda la residencia de Ye."

“¿Son algo que tu padre te entregó para tu protección?”, preguntó Wuchen riendo.

Esta fue la primera vez que vio armas de fuego especiales que pertenecen al Continente de la Estrella Celestial. Los dispositivos explosivos poseían ciertas propiedades peligrosas y la negligencia podría causar accidentes mortales. Hua Zhentian no debía darle demasiado contacto con estas cosas, pero eran necesarias para su protección.

“Sí, pero yo no los uso”, dijo Hua Shuirou en voz baja.

Ye Wuchen sacó cuidadosamente cinco pequeños y uno más pesado, lo más probable es que fuera una de las llamadas "Minas que sacuden el cielo". Él devolvió el resto a Hua Shuirou. "Si me las das todas, ¿Qué harás si te encuentras con alguna situación peligrosa? Vamos a dividirlas en la mitad, ¿De acuerdo? "

Hua Shuirou obedientemente asintió con la cabeza. Naturalmente, lo que dijo Ye Wuchen sería hecho.





[Comenta y Comparte]#Ashura94 
Traduccion de novelas ligeras, web al español.

Related Posts