NochNovels

Esta pagina se mantiene gracias a las ganancias de la publicidad. Desactiva Adblock, gracias.

miércoles, 11 de octubre de 2017

AGM 316 – Mano Dura para Destruir una Flor

Lei Yan era un Cultivador en el 6to nivel de Yuanfu y tenía una línea de sangre atribuida por el tipo relámpago, junto con Almas Astrales tipo Relámpago. Incluso había comprendido el Mandato de Rayo.

Los ataques con el atributo del rayo contenían naturalmente dentro de ellos una explosividad que los hacía extremadamente tiránicos. Por lo tanto, los ataques de Lei Yan definitivamente suprimirían a los Cultivadores del mismo nivel. Sin mencionar que el cultivo real de Qin Wentian estaba un nivel completo más bajo en comparación con él, sin embargo, todavía se atrevía a ser tan arrogante.

Si no fuera por el hecho de que Qin Wentian obtuvo la aprobación de los Treinta y seis Ancianos, Lei Yan ni siquiera se habría molestado en buscar a Qin Wentian.

Moviendo las manos, los compañeros de Lei Yan de la Secta Viento Relámpago Multidireccional retrocedieron momentáneamente, dándole espacio. Ouyang Kuangsheng y Ouyang Xiaolu también se retiraron, dejando a Qin Wentian y Lei Yan en el centro.

Un violento viento rugió a la vez que un temible tornado envolvió a Lei Yan dentro. La Secta Viento Relámpago Multidireccional no solo era adepta a los ataques atribuidos al relámpago, sino que también eran expertos cuando utilizaban técnicas atribuidas al viento.

Dos voluntades de diferentes Mandatos respectivamente erupcionaron adelante, junto con sus Almas Astrales para aumentar su fuerza. Lei Yan tomó muy en serio a Qin Wentian, quería dominarlo con estilo, era la única manera de hacer saber a Qin Wentian el precio que tenía que pagar por su arrogancia.

Un par de alas de Kunpeng se formaron en la espalda de Qin Wentian. Él se levantó en el aire, e incluso cuando la fuerza del aterrorizante viento de su oponente se disparó contra él, emitió una sensación de que él era tan estable y sólido como una montaña. Del mismo modo, elevadas cantidades de Qi Demoníaco brotaron de él.

"¡Bzzz!"

Un viento masivo golpeó, el cuerpo de Lei Yan se sumergió en un rayo color púrpura. Una aterrorizante espada color púrpura apareció en sus manos cuando emergió instantáneamente ante Qin Wentian. La espada del trueno laceró el aire, retumbando estruendosos booms resonaron, cubriendo todo el espacio con los sonidos de las explosiones.

El atributo del relámpago encarnaba la explosividad. Incluso antes de que el golpe de la espada aterrizara, Qin Wentian ya podía sentir la aterradora presión del poderoso Mandato de Rayo que Lei Yan comprendía.

Afortunadamente, el físico de Qin Wentian era inhumanamente poderoso. Con una ligera intención de su voluntad, todo su brazo estaba recubierto de Qi Demoníaco, mientras el horroroso sonido de un rugido de dragón resonó en el vacío.

La espada del trueno reducido, mientras que Qin Wentian también se estrelló con su impresión de dragón.

Cuando un sonido ensordecedor resonó, la espada del trueno y la impresión del dragón se rompieron simultáneamente. Lei Yan lanzó un rugido de furia cuando un relámpago salió de ambos ojos, directamente hacia los de Qin Wentian.

Una luz igualmente aterradora parpadeó en los ojos de Qin Wentian, parecidos a túneles de profundidades interminables, tan profundos que le causó a Lei Yan sentir una sensación de surrealismo, como si estuviera en un sueño. En el instante en que su conciencia se desdibujó, una ilusión apareció en su mente, ¿Qin Wentian tenía tres ojos? El tercer ojo de Qin Wentian estaba situado en el centro de sus cejas y en el momento en que la mirada de su tercer ojo barrió hacia él, Lei Yan pudo sentir su mente entera retumbando violentamente, como si hubiera una bestia primordial que aullaba dentro de su mar de conciencia.

"¡Puchi!"

Qin Wentian apuñaló con su dedo mientras altas cantidades de Qi Demoníaco llenaban los Cielos. Los rostros de los otros Cultivadores de la Secta Viento Relámpago Multidireccional cambiaron drásticamente mientras gritaban en advertencia: "¡CUIDADO!"

Las ráfagas de puñaladas de dolor en su mente ralentizaron las reacciones de Lei Yan. Con un aullido de locura, su línea de sangre de atributo relámpago explotó también, causando que todo su cuerpo brillara con una aterradora luz púrpura. Pero a pesar de esta abrumadora cantidad de energía que brotaba de él, cuando el dedo de Qin Wentian aterrizó justo en el pecho de Lei Yan, Lei Yan sólo sentía como si su cuerpo se iba a romper con el impacto. El nivel de ese dolor infernal era inimaginable.

"Boom..."

Un puño golpeó violentamente el rostro de Lei Yan, su nariz comenzó a sangrar, y su mente se sacudió violentamente por el impacto.

"¡Boom Boom boom!"

Puños después de puños lo bloquearon de golpe, las alas de Kunpeng de Qin Wentian parpadearon cuando el poder de sus golpes evitó a Lei Yan de aterrizar en el suelo. Cada boom causado por el sonido de conexión de un puño causó que los corazones de las personas espectadoras martilleen frenéticamente.

"Demasiado feroz". Los párpados de Ouyang Kuangsheng temblaban. Este tipo era demasiado violento.

Ouyang Xiaolu puso los ojos en blanco. ¡Parecía que el final de Ouyang Ting en aquel entonces todavía podría considerarse extremadamente afortunada!

"Mantén tu mano". Los de la Secta Viento Relámpago Multidireccional persiguieron salvajemente a Qin Wentian y Lei Yan. Cuando resonó un sonido explosivo, Lei Yan fue lanzado directamente sobre los Cultivadores de la Secta Viento Relámpago Multidireccional. Su rostro cambió cuando notaron la gravedad de las lesiones de Lei Yan. El Lei Yan en este momento había sido completamente desperdiciado hasta el punto en que incluso su estructura facial se reorganizó. Todos sus compañeros Cultivadores apretaban los dientes y miraban fijamente a Qin Wentian, sus ojos eran como dagas que deseaban lacerarlo justo donde estaba.

Qin Wentian se retractó de su aura, una expresión inocente apareció en su cara mientras se encogía de hombros, "¿Qué? Él era el que quiso combatir conmigo Y creo que con la gloriosa reputación de la Secta Viento Relámpago Multidireccional, ellos no se rebajarían a los actos de venganza por un combate entre la generación más joven que ocurrió en el Reino Inigualable ¿Cierto?"

Las expresiones feroces de los Cultivadores de la Secta Viento Relámpago Multidireccional vacilaron, parecían ahogarse en algo. En aquel entonces cuando Lei Yan le contestó: '¿Por qué clase de persona me tomas?', Había sido una indicación de que no harían tal cosa. Pero ahora, incluso si Lei Yan quería vengarse, fue golpeado tan mal y herido a un estado tan miserable que le era difícil hablar, aunque quisiera.

Qin Wentian quería decirle a todos, "¿Quieren provocarme? Claro, háganlo bajo su propio riesgo".

"Lei Yan tiene una base de cultivo en el 6to nivel de Yuanfu, además de tener una línea de sangre. A pesar de haber dado todo, todavía estaba en un estado tan lamentable. Qin Wentian debe haber practicado algunas técnicas oscuras o es experto en métodos especiales que Lei Yan no puede defender". Había varias personas en la multitud que no captaron la batalla claramente, sólo podían especular en sus corazones.

La lucha terminó demasiado rápido, incluso los de la Secta Viento Relámpago Multidireccional no entendieron cómo esto podría suceder. Cuando Qin Wentian y Lei Yan lucharon, la luz de trueno purpura de Lei Yan lo engulló todo, ¿cómo podrían los espectadores tener tiempo para notar que Qin Wentian desató su Mandato de Sueño? Después de que el haz de luz dorada que salió de su tercer ojo, incluso el propio combatiente, Lei Yan, pensó que era simplemente una ilusión.

"Supongo que sólo podemos decir que Lei Yan no es más que basura". Una voz fría con un tono en ella sonó. Los miembros de la Secta Viento Relámpago Multidireccional se volvieron con enojo, sólo para ver que la voz provenía de una mujer extremadamente hermosa. A continuación, ellos con frialdad, dijeron: "Liu Xi, ¿está diciendo que eres muy poderosa?"

"Por lo menos, yo no sería abusada a tal estado por alguien en el 5to nivel de Yuanfu". Liu Xi era Elegida del Palacio Doncella Mística. Ser un Elegido indicó que ellos serían arreglados y nutridos por su secta en preparación para luchar por las primeras posiciones en la Clasificación Destino Celestial. En la actualidad, tenía una base de cultivo en el pico del 6to nivel de Yuanfu y podría entrar en el 7mo nivel en cualquier momento. Su belleza también estaba a la par de su talento, y muchos Cultivadores masculinos querían cortejarla.

Además de Liu Xi, también había varias mujeres Cultivadoras del Palcio Doncella Mística. Sin embargo, a pesar de haber tantas hermosas damas, la belleza de Liu Xi trajo a la mente la intensa luz del sol en comparación con el pálido resplandor de las luciérnagas. Ella vino aquí porque quería ver por sí misma lo fuerte que era este recién llegado. Nunca habría esperado presenciar a Lei Yan quedar destrozado en su lugar.

Las lindas pestañas de Liu Xi revolotearon, miró a Qin Wentian mientras le preguntaba: "Ven, vamos a ver, quiero ver la profundidad de tus fuerzas, y si tienes las calificaciones necesarias para obtener la aprobación de los Treinta y seis Templos de Cultivo Dao".

"No tengo ningún interés en pelear". Qin Wentian se encogió de hombros, sintiéndose un poco deprimido. Él ya había utilizado Lei Yan como un ejemplo, sin embargo, ¿estos compañeros aún no había aprendido nada de ella?

Iba a ser aún más problemático en el futuro.

"Incluso si no tienes ningún interés, todavía tienes que luchar conmigo", dijo Liu Xi con fuerza. Como Elegida, estaba acostumbrada a hablar con tal actitud. Ella ya había venido hasta aquí, así que ¿cómo podía permitir que Qin Wentian tuviera una elección en este asunto?

"No voy a ser de manos suaves, incluso cuando se trata de una mujer, lo mejor sería pensar en esto con cuidado". Qin Wentian todavía estaba un poco deprimido. Ya había percibido la fuerza de su oponente. Sólo un Cultivador de 6to nivel de Yuanfu, no debería haber ningún problema para él.

Todos los genios del Reino Inigualable estaban magníficamente seguros de sí mismos. Pero Qin Wentian, ¿no era igual? Sin duda, tal confianza en sí mismo sería arrogancia para los demás.

Liu Xi lo fulminó con la mirada mientras se reía fríamente, "Tanta audacia".

Después de hablar, ella dio un paso adelante y desató su Alma Astral. Al mismo tiempo, una energía hirviente dentro de su línea de sangre parecida a un cohete se elevó junto a su aura.

"Liu Xi puede usar atributos dobles de hielo y fuego. Incluso puede incorporar la voluntad de sus Mandatos directamente en sus ataques, haciéndola más allá de poderosa. En adición a su Espada Doncella Mística, su fuerza no debe ser menospreciada". Alguien reflexionó. Liu Xi instantáneamente cortó con su espada hacia Qin Wentian mientras una intensa aura de hielo envolvió alrededor del cuerpo de Qin Wentian, causándole una incomodidad extrema.

En cuanto a Liu Xi, toda su persona se transformó en sombras que cubrían todo el cielo. Con una larga espada en la mano, su aspecto era como un hada de los nueve cielos que bajaban para exterminar el mal.

Sin embargo, los ojos de Qin Wentian estaban cerrados. No había necesidad de que él usara su vista; la llama de vela en su interior brillaba con intensidad, y los acontecimientos del mundo exterior eran tan claros como el día para él. El sentido cardíaco de Qin Wentian percibió perfectamente la técnica de movimiento de Liu Xi, la cual él podía ver claramente era increíblemente profunda. Vio una espada que cortaba hacia él, como la lluvia del otoño, lamentando la decadencia de las hojas muertas mientras el invierno se acercaba.

"¡Bzz!"

La silueta de Qin Wentian parpadeó, moviéndose en tándem con Liu Xi. Las escamas demoníacas cubrieron sus brazos una vez más cuando el Qi Divino en su cuerpo retumbó, siendo colectivamente canalizado en su dedo.

Desde la perspectiva de un extraño, Qin Wentian estaba actualmente restringido por las fuerzas vinculantes de hielo y fuego, ya estaba atrapado y condenado a sufrir por el ataque de Liu Xi. Sin embargo, en el siguiente instante, todo el mundo quedó congelado en estado de shock. Con una sola puñalada, Qin Wentian rompió el ataque de espada de Liu Xi y aterrizó justo enfrente de su pecho. Este escenario hizo que los ojos de todo el mundo saltaran mientras miraban con estupefacto asombro. Esta posición...

Pero la gente estaba aún más sin palabras cuando Qin Wentian todavía sin ceremonias perforó. Una y otra vez, llevó el puño al frente del pecho de Liu Xi, pegándose cerca de ella mientras desataba una avalancha de continuos ataques.

"Boom Boom boom…."

Los corazones de la multitud estaban aturdidos golpearon en tándem con los ataques de Qin Wentian. Cuando finalmente se detuvo, Ouyang Kuangsheng gritó, "¡Audaz!"

Qin Wentian, era demasiado audaz.

Este tipo, está muerto de seguro, tratando a Liu Xi así...

Liu Xi era Elegida del Palacio Doncella Mística, siendo bendecida con belleza y talento. Sin embargo, Qin Wentian no mostró la más mínima misericordia. Era demasiado despiadado.

Ouyang Kuangsheng voló hacia Qin Wentian y lo apartó. Qin Wentian lo miró perplejo: "¿Qué ocurre?"

"Eres más despiadado que yo. En cualquier caso, vamos a cubrirnos primero", Ouyang Kuangsheng respondió sin habla.

"Eh... ¿se vengarían?" Preguntó Qin Wentian tristemente.

"¿Quieres preguntar a los pretendientes de Liu Xi y ver si se preocupan por lo que acabas de hacer?" Ouyang Kuangsheng rodó los ojos, "Básicamente asaltaste su pureza".

"Bien, vayamos a buscar un lugar tranquilo para cultivar entonces" murmuró Qin Wentian.

Después de un tiempo, llegaron a un lugar donde las montañas y los océanos compartían un límite común. Qin Wentian se paró frente a una muralla mientras las olas del océano abajo golpeaban contra las montañas, invocando una sensación de paz extrema. Frente a Qin Wentian, había muchos grabados dejados atrás por expertos de las generaciones mayores.

"¿Qué es esto?" preguntó Qin Wentian.

"Grabaciones dejadas por una potencia suprema de los Reinos Demoníacos", respondió Ouyang Kuangsheng.

Qin Wentian asintió mientras comenzaba a inscribir runas divinas bajo sus pies. Sus acciones causaron que Ouyang Kuangsheng estuviera aturdido cuando le preguntó: "¿Runa divina? ¿Para qué?"

"Si, si alguien viene aquí por venganza, se verán arrojados directamente al océano. Qin Wentian sonrió, sus palabras provocaron que Ouyang Kuangsheng se golpeara la frente. ¡El talento de este compañero para despertar problemas superó con mucho el suyo!

ANTERIOR        INDEX        SIGUIENTE

[Compartan y Comenten]
Traduccion de novelas ligeras, web al español.

Related Posts