NochNovels

Esta pagina se mantiene gracias a las ganancias de la publicidad. Desactiva Adblock, gracias.

jueves, 10 de noviembre de 2016

Capítulo 253 - La Crisis de la Secta Negra



Capítulo 253 - La Crisis de la Secta Negra

“Este joven no es malo.”

Tanto Wu Jiu como Xuan Ye asintieron con la cabeza. Ellos no pudieron evitar alabar a Huo Yuner. Un hombre que luchaba por su vida debe ser respetado. También mostrar la determinación de Huo Yuner con el cultivo. La mentalidad de no temer a la muerte y sólo querer una pelea también había ganado el respeto de Jiang Chen. No había forma de que pudiera fingir el deseo de luchar, y nadie se atrevería a fingir tampoco, ya que les costaría la vida.

Huo Yuner no era un idiota. Pero bajo tal situación, ni siquiera tenía la menor posibilidad de derrotar a Jiang Chen; Era una muerte segura para él.

"Este tipo es inflexible. Pequeño Chen, ¿Vas a matarlo?”

Preguntó Big Yellow.

"Si él hubiera luchado conmigo ese día fuera de la Secta Negra, definitivamente lo mataría. Pero hoy, no lo mataré; Él se ha ganado mi respeto. Además, Huo Yuner no es mi enemigo, es sólo un maniático marcial”.

No había odio profundo entre Jiang Chen y Huo Yuner, era todo porque la Secta Santuario Verde había arrastrado a Huo Yuner en esto. Además, Huo Yuner había pasado toda su vida estudiando las artes marciales; Él solo era un típico maniático marcial que prefería morir peleando que huir.

"Jiang Chen, vamos a luchar! ¡Quiero compensar por huir la última vez! ¡Me he preparado para morir aquí! Este es el encendedor que he preparado, si soy asesinado aquí, por favor usa este encendedor para quemar mi cuerpo”.

Huo Yuner volteó su palma y reveló una bola de fuego. Entonces, él simplemente agitó su mano y la lanzó hacia Jiang Chen.

"Bien, pelearé contigo."

Jiang Chen agarró el encendedor y accedió a pelear. El movió ligeramente su cuerpo, y en el siguiente segundo, apareció no muy lejos de Huo Yuner. Desató su aura, que barrió el lugar como un violento tsunami.

Al sentir la poderosa aura de Jiang Chen atravesando la escena, la expresión de Huo Yuner cambio repentinamente. Sólo de esta aura él podía sentir que la brecha entre él y Jiang Chen; No era pequeña.

"Jaja, Jiang Chen, tengo que decir esto; Tu eres definitivamente el genio más asombroso que he conocido. No me arrepiento si soy asesinado por ti.”

No sólo Huo Yuner no tenía miedo, él incluso estaba riendo en voz alta. Entonces, algunas brillantes bolas de fuego salieron desde el cuerpo de Huo Yuner, y lentamente se formaron en un brillante sello de fuego delante de él.

"¡Llamas Celestiales!"

Gritó Huo Yuner. Cuando comenzó la lucha, el inmediatamente desató su habilidad más poderosa. Huo Yuner tuvo algún éxito inicial al cultivar la habilidad de las Llamas Celestiales, y le dio una increíble fuerza de combate. Cuando se formó el sello de fuego, el calor causó que el aire que lo rodeaba se quemara.

Huo Yuner era realmente un genio raro. Sólo con esta habilidad, tal vez los Guerreros Núcleo Divino Superior ordinarios no serían su partido en absoluto.

Pero un ataque como éste no era nada para Jiang Chen. Con una ondulación de su mano, las Verdaderas Flamas de Dragón se transformaron en un lucio flameante brillante. Con un movimiento de lanzar, el lucio flameante se disparó, y todo lo que le rodeaba explotó mientras volaba hacia el sello de fuego de Huo Yuner.

¡Bang!

Obviamente, las Verdaderas Flamas de Dragon de Jiang Chen eran mucho más poderosa que las Llamas de Magma de Huo Yuner. Además, Jiang Chen tenía una increíble cantidad de energía yuan, así como la ayuda de las Marcas Dragón. Debido a todo esto, Huo Yuner no podía compararse con Jiang Chen. El lucio flameante rompió instantáneamente el sello de fuego de Huo Yuner, y no se detuvo allí, ni siquiera se ralentizó. En sólo una fracción de segundo, había atravesado el hombro de Huo Yuner.

"Tú pierdes."

Jiang Chen retractó las Verdaderas Flamas de Dragón y habló de una manera indiferente.

“¿Por qué no me mataste?”

Huo Yuner preguntó mientras miraba fijamente a Jiang Chen, sus ojos llevaban una mirada desconcertada. Sabía cómo Jiang Chen manejaba a sus enemigos; Él nunca les daría ninguna posibilidad. Pero ahora, sólo lastimó a Huo Yuner, y no lo mató.

"No tengo intenciones de matarte, por eso sigues vivo. Te he derrotado con fuego, y no creo que debas considerarlo un insulto para ti. No hay odio profundo entre nosotros, y he cumplido tu deseo de pelear conmigo hoy, y también he salvado tu vida. Espero que no vuelvas a desafiarme.”

Después de decir eso, Jiang Chen pasó por delante de Huo Yuner y continuó su viaje a la Ciudad Infierno. Wu Jiu, Xuan Ye y Big Yellow miraron al aturdido Huo Yuner, y sin decir nada, siguieron a Jiang Chen.
Mirando fijamente a Jiang Chen, que se alejaba, una mirada confundida podía encontrarse en los ojos de Huo Yuner. El siguió a Jiang Chen con los ojos como si ese hombre bastante delgado tuviera alguna atracción mágica.

Huo Yuner tocó la herida en su hombro. Mirando la sangre que goteaba de su herida, una sonrisa apareció en su rostro. En este momento, él había cumplido su objetivo, y se sentía relajado. De ahora en adelante, su camino en la cultivación volvería a ser mucho más suave.

"Gracias."

Con una voz que sólo Huo Yuner podía escuchar, el expresó su gratitud.

En la Ciudad Infierno!

"Hermano Xuan, la puerta al mundo exterior se abrirá en siete días, pero ¿Dónde se abrira?"

Preguntó Jiang Chen.

"Estará fuera de la Ciudad Infierno, pero nadie sabrá la ubicación exacta, ya que la ubicación es diferente cada año. Sin embargo, estará dentro de 1.000 millas de la Ciudad Infierno. No te preocupes hermano Jiang, siempre y cuando quieras salir de este lugar, serás capaz de averiguar dónde está la puerta cuando se abra. Además, habrá diferentes túneles que conducen a las diferentes provincias del continente oriental”.

Xuan Ye explicó.

“¿Dónde quiere ir el hermano Jiang?”

Preguntó Wu Jiu.

"Voy a regresar a la provincia Qi. Soy un discípulo de la Secta Negra de la Provincia Qi, y como he logrado mi meta en el Purgatorio, tendré que regresar de inmediato. Hay asuntos importantes que tengo que atender; Este viaje me ha costado mucho tiempo”.

Jiang Chen no tenía tiempo que perder, sólo deseaba dejar el Purgatorio y volver a la Seta Negro.

"¿Provincia Qi?"

Wu Jiu y Xuan Ye intercambiaron miradas. Ninguno de los dos había pensado que un genio incomparable como Jiang Chen realmente provenía de una pequeña provincia como la provincia Qi. Era una provincia que la Dinastía Marcial Santa había abandonado.

"Yo no sabía que incluso una pequeña provincia como la provincia Qi podría cultivar un genio asombroso como el hermano Jiang, esto es extraordinario! Me pregunto si el hermano Jiang está interesado en ir a la Dinast... "

Antes de que Xuan Ye pudiera terminar sus palabras, Wu Jiu lanzó su mirada hacia él y le impidió continuar.

"Por supuesto, mi visión no se limita a la provincia Qi. Una vez que termine con lo que se supone que debo hacer en la provincia Qi, procederé a otro lugar y ampliaré mis horizontes.”

Jiang Chen no preguntó de dónde vinieron Wu Jiu y Xuan Ye, o a cuáles poderes pertenecían. En su opinión, no era necesario hacer ese tipo de pregunta. Si Wu Jiu quería decírselo, se lo habría dicho él solo. Pero, si él no quería decírselo, debe haber una razón detrás de ello.

…………

Tres días después. Dentro del Palacio Negro, más de 20 Guerreros Núcleo Divino se habían reunido. Parte de estas personas eran de la Secta Negra, y el resto eran del Valle de la Felicidad.

Había unos cuantos Ancianos de la secta Núcleo Divino que habían venido del Valle de la Felicidad. No sólo esto, todos los discípulos del Valle de la Felicidad se habían trasladado temporalmente a la Secta Negra, y se estaban preparando para combinar fuerzas y luchar contra el Pabellón del Cielo Ardiente.

En el extremo superior del Palacio, una mujer de unos cuarenta años estaba sentada junto a Taoísta Negro. Ella llevaba un vestido de muselina de color blanco plateado y retrataba un aura seductora de la cabeza a los pies. Cualquier ligero movimiento de su cuerpo curvilíneo atraería el alma de cualquier hombre. Aunque ya no era joven, su encanto no era algo con lo que cualquier jovencita pudiera compararse. Muchos de los Ancianos de la Secta Negra se obligaron a apartar la mirada de ella, asustados de que sus almas pudieran sentirse atraídas por esta mujer.

El aura que desataba involuntariamente esta mujer no era más débil que el de Taoísta Negro. Ella era una gran guerrera que había alcanzado el pico del Reino Núcleo Divino, y ella no era otra que la abuela Feng del Valle de la Felicidad.

No sólo ella, todas las demás Ancianas de la secta del Valle de la Felicidad tenían sus propios encantos, cada una de ellas era increíblemente hermosa. Pero en este momento, ninguna de ellas tenía ninguna intención de seducir a ningún hombre. Incluyendo a la abuela Feng, todas llevaban expresiones solemnes.

"El plazo se acerca; Parece que una batalla violenta es inevitable”.

Dijo la abuela Feng.
"Tenemos que luchar esta batalla no importa qué. Yo, Taoísta Negro definitivamente no me rendiré a un mocoso."

Dijo Taoísta Negro con una voz profunda.

"Hermano Negro, ¿Tiene alguna solución a este problema? Debes saber esto; Una vez que la guerra llegue en cuatro días, no sólo tendremos que enfrentar al Pabellón del Cielo Ardiente, también tendremos que enfrentarnos a la Secta Espada Celestial, ya que se han rendido al Pabellón del Cielo Ardiente. Sé que este Nan Bei Chao y Zhao Chongyang; Definitivamente no dejarán que Duan Jianhong se siente y nos vea pelear, así que cuando llegue la guerra, la Secta Espada Celestial definitivamente nos atacara junto con el Pabellón del Cielo Ardiente".

Dijo la abuela Feng.

"Haremos todo lo posible y dejaremos el resto a la voluntad del destino. He preparado la Formación Negra, y cuando llegue la guerra, todos los Guerreros Núcleo Divino de ambas sectas tendrán que trabajar juntos para controlar la formación. Con esto, incluso si el Pabellón del Cielo Ardiente y la Secta Espada Celestial atacan al mismo tiempo, tendrán dificultades para romper la formación".

Después de decir eso, Taoísta Negro lanzó su mirada hacia el espacio vacío. Un joven vestido con ropas blancas emergió en su corazón. No sabía si ese joven podía regresar antes de que llegara la guerra, e incluso si el joven regresaría, tampoco sabía si ese joven podía realmente ayudar a resolver la crisis de la Secta Negra. Este joven que llevaba ropas blancas se había convertido en la última esperanza de Taoísta Negro.

"Por ahora, esto es lo único que podemos hacer, hmph! Yo, la abuela Feng nunca me rendiré a nadie! Tanto el Pabellón del Cielo Ardiente como la Secta Espada Celestial tendrán que pagar un alto precio si realmente tratan de destruirnos! "

La abuela Feng era una persona despiadada también. En este momento crítico, no había forma de someterla.

Todo el salón llevaba una atmósfera deprimida y de pánico. Todo el mundo estaba pensando en la próxima guerra, y por lo tanto, ninguno de ellos se fijó en el anciano entre ellos que tenía una pequeña sonrisa en su rostro.

Este anciano no era otro que Fan Zhong Tang. Nadie sabía que trabajaba para Nan Bei Chao.

En un abrir y cerrar de ojos, cuatro días pasaron. En este día, el caos descendería sobre la provincia Qi. El Pabellón del Cielo Ardiente había enviado tropas masivas de guerreros. Bajo el liderazgo de Nan Bei Chao y Zhao Chongyang, todos los discípulos Reino Núcleo Celestial ya se habían reunido, así como también los Ancianos de la secta Núcleo Divino de la secta Espada Celestial.

Era imposible para Duan Jianhong permanecer fuera de esto, Nan Bei Chao nunca permitiría que eso suceda. Por lo tanto, todos los Guerreros Núcleo Divino de la Secta Espada Celestial fueron forzados a unirse a la tropa.

Boom! Boom! Boom! …

De regreso en la Secta Negra, temprano en la mañana, los golpes del tambor de guerra barrieron toda la Secta Negra; Ésta era la señal de una guerra por venir. Los cielos de la Secta Negra estaban llenos de capas de niebla. La Secta Negra y el Valle de la Felicidad se habían agrupado y se estaban preparando para participar en una lucha de vida o muerte con sus enemigos.

La catástrofe finalmente había llegado!

Al mismo tiempo, muchas personas se reunieron fuera de la Ciudad Infierno, con impaciencia esperando que la puerta del mundo exterior se abriera. Había, por supuesto, aquellos que no estaban dispuestos a abandonar este lugar; Ellos continuarían sus vidas en este ambiente áspero.

En el Purgatorio, un año era igual a un círculo. La gente; Las alianzas aquí cambiarían cada año, y el cambio ocurría cada año; Como un círculo. Jiang Chen había dejado su legado aquí, y cuando él se fuera, la situación caótica todavía surgiría dentro del Purgatorio.
Traduccion de novelas ligeras, web al español.

Related Posts