NochNovels

Esta pagina se mantiene gracias a las ganancias de la publicidad. Desactiva Adblock, gracias.

jueves, 10 de noviembre de 2016

Capítulo 254 - El Poderoso Nan Bei Chao



Capítulo 254 - El Poderoso Nan Bei Chao

La entrada al mundo exterior aún no estaba abierta. Todos esperaban ansiosamente el momento en que se abriera. Jiang Chen y su grupo se encontraban en un campo vacío fuera de la Ciudad Infierno. Las multitudes y los grupos guardaban distancia de este grupo; Era un grupo de terror. Nadie de las multitudes tenía las calificaciones para compararse con el Guerrero Alma de Combate. En cuanto a Jiang Chen, él se había convertido en el Señor del Terror en sus corazones.

La leyenda de Jiang Chen seguramente sería contada para las generaciones futuras dentro del Purgatorio. No sólo esto, cuando se abriera la puerta al mundo exterior, y todas estas personas regresaran de donde vinieron, lo que pasó en el Purgatorio sería conocido por el mundo. En ese momento, el nombre de Jiang Chen se extendería por todas las provincias del continente oriental.

"Hermano Tian, ​​cuando volvamos al mundo exterior, ¿Vas a regresar a la provincia Qi, o la provincia Jian?"

Jiang Chen le preguntó a Tian Yi Shan con una sonrisa en su rostro.

"He estado lejos de la Secta Negra durante casi dos años, es hora de que yo regrese y eche un vistazo. Además, si vuelvo a la provincia Jian ahora, me temo que no podré encontrar ningún lugar seguro para quedarme.”

Tian Yi Shan respondió.

"Está bien. Lo que pasó en el Purgatorio definitivamente se extenderá. Jefe Jiang, no solo mataste a Yang Shuo de la Secta Espada Myriad, también mataste a Shangguan Wei del Clan Shangguan. Estas dos son las superpotencias de la provincia Jian, y ellos no van a dejar pasar este asunto fácilmente. Nuestra relación con el Jefe Jiang será conocida, de modo que regresar a la provincia Jian es lo mismo que buscar la muerte".

Dijo Yang Meng.

“Iré a dónde vaya el jefe Jiang. Mi vida fue salvada por el jefe Jiang, y de ahora en adelante, no importa lo que el jefe Jiang me pida que haga, yo, Wang Heng definitivamente no diré que no!"

Dijo Wang Heng mientras se daba palmaditas en el pecho. Él se había arrojado completamente a los pies de Jiang Chen con gran admiración.

"Está bien, si ese es el caso, volveremos a la Provincia Qi juntos."

Dijo Jiang Chen con una sonrisa.

"Hermano Jiang, has matado a demasiadas personas en el Purgatorio esta vez. La mayoría de los hombres que mataste vinieron de todo tipo de grandes potencias en diferentes provincias. Una vez que la palabra sobre lo que pasó aquí sea conocida por ellos, me temo que todos querrán matarte. Vamos a poner a un lado los poderes fuera de la provincia Jian; Sólo la Secta Espada Myriad y el Clan Shangguan son realmente difíciles de manejar. Por lo tanto, cuando estés por ahí, debes ser muy prudente."

Xuan Ye le recordó. Parecía que todavía tenía algo más que decir, pero cuando vio a Wu Jiu mirándolo, sólo retuvo lo que iba a decir a Jiang Chen, por segunda vez.

"Jaja, yo, Jiang Chen nunca he temido a los enemigos poderosos, estoy asustado de que no seré capaz de enfrentar a enemigos fuertes. No importa quién sea, la Secta Espada Myriad o el Clan Shangguan, es mejor que no vayan a meterse conmigo."

Jiang Chen se echó a reír. No había señales de preocupación en su rostro. Para cada hombre que eventualmente llegara a la cima, habría un camino lleno de enemigos. A Jiang Chen se le dio la oportunidad de vivir una nueva vida, y él iba a caminar hacia la cima una vez más. Por lo tanto, todos los enemigos que conociera a lo largo del camino sólo serían un escalón.

"¡Ese es el espíritu!"

Wu Jiu le dio a Jiang Chen un pulgar hacia arriba y lo elogio. Luego preguntó: "Hermano, ¿Por qué no me has preguntado por mi pasado, o por mi ayuda?"

"Si quieres decirme, no tendría que preguntar. Pero si no quieres decírmelo, no tiene sentido preguntarme, ¿No es así? Además, ya me has ayudado mucho con matar al Diablo Tierra, y quiero caminar mi propio camino por mí mismo."

Jiang Chen se encogió de hombros.

"¡Jaja, bueno hermano!"

Wu Jiu palmeó el hombro de Jiang Chen. Este joven frente a él no sólo tenía un excelente talento, una fuerza de combate autoritaria y un coraje extraordinario; Él también era un hombre con sabiduría, un hombre muy inteligente. Un hombre como este definitivamente lograría la grandeza en el futuro. Wu Jiu podía imaginar; El continente oriental no sería la última parada para un genio incomparable como Jiang Chen.

…………

¡
Dong! Dong! Dong! …

Dentro de la Secta Negra de la provincia Qi, el golpe de los tambores de guerra barrio a través de toda la Secta Negra, y resonó en la distancia como una violenta tormenta.

Justo en este momento, todos los discípulos Núcleo Celestial y los Ancianos de la secta estaban flotando en el cielo sobre la Secta Negra. Éste era un pequeño ejército de gente del Valle de la Felicidad y de la Secta Negra. Sólo la fuerza que el grupo desataba hizo que el suelo se sacudiera.

En el frente, Taoísta Negro y Abuela Feng estaban de pie uno al lado del otro. Todos los Guerreros Núcleo Divino estaban detrás de ellos. Con determinación en sus ojos, ellos se fijaron en la fuerza masiva que estaba enfrente de ellos.

En el lado opuesto, la misma aura imponente se podía sentir de la cantidad masiva de enemigos. El campo opuesto no era más débil que las fuerzas combinadas de la Secta Negra y el Valle de la Felicidad. En el frente del campo opuesto, tres hombres se pararon uno al lado del otro. El hombre que estaba de pie en el medio llevaba una túnica dorada, y su pelo dorado bailaba en la brisa. Una mirada incomparablemente dominante se podía ver en su cara. El hombre parecía muy joven, pero con cada movimiento que hacía, retrataba el aura de un emperador, haciendo que aquellos que se enfrentaban a él tuvieran ganas de rendirse.

El joven de pelo dorado no era otro que Nan Bei Chao. En cuanto a los hombres que estaban junto a él, ambos tenían poderosas auras que no eran más débiles que las de Taoísta Negro y la Abuela Feng. Estos dos hombres eran los jefes del Pabellón del Cielo Ardiente y la Secta Espada Celestial, Zhao Chongyang y Duan Jianhong.

Ambos eran los hombres más fuertes de la provincia Qi, pero ahora mismo, ellos estaban junto a Nan Bei Chao.

"Nan Bei Chao, Zhao Chongyang, sé que quieren exterminar la Secta Negra y el Valle de la Felicidad, pero esto no va a ser una tarea fácil, tendrán que pagar un alto precio si quieren romper la estructura actual de la provincia Qi! Déjenme decirles esto; Hoy, la Secta Negra y el Valle de la Felicidad lucharán hasta la última gota de nuestra sangre! "

La voz de Taoísta Negro era tan fuerte como un trueno estridente. Su determinación llegó a cada persona en la escena.

"Un cambio importante en la estructura significa un punto de inflexión en la historia. Con cada gran cambio como este, la sangre será derramada. A mí, Nan Bei Chao no me importa cuánta gente va a morir por eso, sólo me preocupa si el resultado es el que quiero".

Nan Bei Chao estaba firmemente con ambas manos detrás de su espalda. Su discurso acerca de tomar la vida de la gente tan ligeramente envió escalofríos por las espinas de la gente. Era un hombre despiadado, y para él, los mortales eran sólo hormigas diminutas.

"Hmph! Nan Bei Chao, no es tan fácil cambiar la estructura de la historia, solo eres un joven en el Reino Núcleo Divino Medio, y no importa cuán genio seas, simplemente estás pensando demasiado en ti mismo.”

La abuela Feng dejo escapar un resoplido frío.

"Mis métodos no son algo que puedas imaginar. Taoísta Negro, Abuela Feng, les he dado una oportunidad, y no la apreciaron; Fueron ustedes quienes eligieron ser eliminados. Hoy, los Guerreros del Pabellón del Cielo Ardiente están aquí para destruir todo y nivelar la Cordillera Negra. Un río de sangre fluirá por esta tierra, y no hay nada que puedas hacer para impedir que esto suceda.”

Dijo Nan Bei Chao de una manera cruel y arrogante.

"Haha, eso es correcto! Taoísta Negro, abuela Feng, ustedes realmente no deben resistirse más, luchar realmente no les ayudara."

Duan Jianhong se echó a reír.

"¡Cobarde!"

La abuela Feng lanzó su mirada a Duan Jianhong, no pudo evitar maldecirlo, "Dan Jianhong, tú eres el jefe de la Secta Espada Celestial, uno de los hombres más fuertes de la provincia Qi, cómo puedes ser tan cobarde y Rendirte a alguien tan fácilmente? ¡Eres realmente desagradable!”

"Abuela Feng, guarde su aliento. Todo lo que hice fue seguir el flujo. Ahora mismo, la estructura de la provincia Qi está destinada a un cambio importante, ¡Y sólo aquellos que puedan adaptarse sobrevivirán! "

Duan Jianhong no fue provocado por lo que dijo la abuela Feng, ni siquiera se sintió un poco avergonzado por su decisión de rendirse al Pabellón del Cielo Ardiente.

"Nan Bei Chao, ¿Realmente crees que Duan Jianhong fue sincero cuando se rindió? El es un hombre astuto, el sólo quiere ser el hombre que más se beneficie entre nosotros. Desecha tus deseos de que les ayude con todo lo que tiene. Si Duan Jianhong no nos ataca con todas sus fuerzas, ¿No crees que es una idea muy infantil tratar de exterminar dos grandes sectas al mismo tiempo?”

La abuela Feng miró a Nan Bei Chao con una sonrisa. Todos sabían cuál era el plan de Duan Jianhong.

"¡Cortar esa mierda! Desde que hemos llegado a esta etapa, no hay nada más que decir. ¡Que comience la guerra!”

Zhao Chongyang desató su poderosa fuerza. Su deseo de pelear era extremadamente poderoso.

"Hmph! Nan Bei Chao, déjame ver lo que tienes! ¡Toma este ataque!”
La intención asesina de Taoísta Negro era enorme. Con un movimiento de su cuerpo, saltó hacia adelante y golpeó con su palma, desatando una ola de energía similar a un tsunami que se precipito hacia Nan Bei Chao. El quería ver personalmente qué tan fuerte era Nan Bei Chao, y si Nan Bei Chao no era su rival, entonces no habría manera de que Zhao Chongyang y Duan Jianhong, que no ayudaba sinceramente al Pabellón del Cielo Ardiente, pudiera derrotar a las fuerzas combinadas de La Secta Negra y el Valle de la Felicidad.

"Taoísta Negro, ¡Tu lucharás conmigo!"

Zhao Chongyang también desató su fuerza. Justo cuando estaba a punto de atacar, Nan Bei Chao lo detuvo.

"Hmph!"

Nan Bei Chao dejó escapar un resoplido frio, luego dio un paso adelante y agitó suavemente su palma hacia adelante. Aunque la ataque parecía suave y apacible, en realidad llevaba una fuerza increíble. Una brillante palma de oro apareció, y salió disparada hacia Taoísta Negro de una manera formidable.

¡Bang!

La intensa colisión produjo una enorme cantidad de chispas en el aire. El ataque de Taoísta Negro había sido destrozado por Nan Bei Chao. El tremendo ataque fue destruido y derribó a Taoísta Negro, el sólo pudo estabilizar su cuerpo después de recorrer una pequeña distancia.

"¡Tan fuerte!"

La expresión de Taoísta Negro cambió drásticamente. Él era un guerrero en el pico del Reino Núcleo Divino, pero no era rival para Nan Bei Chao. El poder de Nan Bei Chao no era algo que pudiera manejar.

"Te lo dije, mi fuerza no es algo que puedas imaginar."

El orgullo en la cara de Nan Bei Chao se hacía más fuerte.

“¡Oh cielos! ¿Cómo puede este Nan Bei Chao ser tan fuerte? Incluso el jefe de la secta no es su partido, ¿Cómo vamos a ganar esta guerra?”

"¡Eso es correcto! Vamos a tener un tiempo difícil solo tratando con Nan Bei Chao, y también esta Zhao Chongyang y Duan Jianhong!"

En este punto, todos los discípulos de la Secta Negra y el Valle de la Felicidad sintieron que su esperanza estaba decayendo. Su deseo de pelear había descendido a la mitad, y aunque tenían más guerreros que sus enemigos, en términos de guerreros más fuertes, no eran rival para sus enemigos.

"Nan Bei Chao realmente es un genio incomparable, en realidad tiene la fuerza de combate para derrotar a cualquier Guerrero Núcleo Divino con sólo su fuerza Núcleo Divino Medio. Ni siquiera nosotros somos iguales... Parece que estamos en grave peligro hoy.”

La abuela Feng frunció las cejas. Ella y Taoísta Negro habían esperado que Nan Bei Chao fuera poderoso, pero su fuerza real estaba muy por delante de sus expectativas. Inicialmente, pensaban que Nan Bei Chao sería similar a ellos. Sin embargo, la realidad era que Taoísta Negro había sido derribado por un solo golpe de él.

Duan Jianhong, que estaba junto a Nan Bei Chao, tenía una expresión incómoda ahora mismo. Obviamente, él también había subestimado a Nan Bei Chao. No esperaba que Nan Bei Chao fuera tan fuerte; Esto no era algo que quisiera ver.

"Jaja, así se hace poderoso discípulo superior Nan Bei! Ustedes de la Secta Negra y del Valle de la Felicidad, ¡Solo renuncien a su inútil lucha!"

“¡Sólo ríndanse ahora! ¡Sólo el discípulo superior Nan Bei es suficiente para matar a todos ustedes!"

"El discípulo superior Nan Bei es el hombre más poderoso, ¡No hay manera de que puedan resistirse a sus ataques!"

Cuando los discípulos del Pabellón del Cielo Ardiente presenciaron a Nan Bei Chao derribando a uno de los hombres más fuertes de la Provincia Qi, Taoísta Negro con un solo golpe, todos empezaron a aclamarlo. Sus espíritus habían sido levantados por el poder de Nan Bei Chao.

"Activen la Formación Negra."

Con una expresión solemne, Taoísta Negro gritó en voz alta.

[Compartan y Comenten <3]
Traduccion de novelas ligeras, web al español.

Related Posts