NochNovels

Esta pagina se mantiene gracias a las ganancias de la publicidad. Desactiva Adblock, gracias.

sábado, 12 de noviembre de 2016

Capítulo 263 - Cuerpo del Espíritu Inmortal



Capítulo 263 - Cuerpo del Espíritu Inmortal

¡¡Bang!!

Sonidos atronados seguían emitiéndose desde ambas auras. Dos rayos brillantes se dispararon directamente hacia los cielos; Parecían dos pilares gigantescos sosteniendo los cielos, y deslumbrando a quienes estaban observando la batalla.

Todos los hombres que observaban la batalla tenían los ojos muy abiertos mientras miraban hacia el cielo. Esta era una batalla inusual, no había chispas causadas por las colisiones entre energías. Esta lucha entre auras era mucho más arriesgada que una pelea normal, porque cada una de ellas había fusionado su mente, e incluso la energía del alma en sus auras. Incluso llevaban el orgullo que venía del fondo de sus corazones. Ninguno de los dos estaba dispuesto a admitir la derrota. Una vez que el aura de un hombre fuera superada por completo, el sufriría un tremendo contragolpe, y la lesión que sufriría sería mucho mayor que una colisión cara a cara.

Las auras de ambos hombres eran como las más violentas olas oceánicas; Ola tras ola, aumentando más y más. Cada vez que el aura de Nan Bei Chao subía más alto, el aura de Jiang Chen le seguiría. La batalla entre los dos estaba llegando a su clímax.

"Puedo sentir un aura suprema del cuerpo de Nan Bei Chao, me hace sentir que no pertenece a un reino mortal. Es imposible que un mortal que cultive la habilidad Imperioso Gobernante tenga un aura tan noble".

Jiang Chen entrecerró los ojos. La nobleza en el aura de Nan Bei Chao lo había sorprendido. Si no fuera la reencarnación de un Gran Santo, la existencia más suprema que una vez se sentó sobre todo con el aura de un verdadero rey, podría haber sido derrotado por la noble aura de Nan Bei Chao en un instante.

En comparación con la sorpresa de Jiang Chen, el shock en Nan Bei Chao había alcanzado el nivel máximo absoluto, "¿Qué está pasando?! Yo nací del Espíritu Inmortal, y tengo un verdadero Cuerpo del Espíritu Inmortal, lo que significa que no soy un mero mortal! Mi aura es el aura más noble que se puede encontrar en este reino mortal, no hay manera de que estos mortales puedan compararse conmigo! Pero parece que este Jiang Chen nació como un verdadero rey, su invisible aura suprema es aún más fuerte que la mío! Mi aura ha nacido conmigo, y viene de mi fuente, pero este Jiang Chen, no sólo tiene un aura noble, sino que también me da la impresión de que es un verdadero rey que fue caminado paso a paso hacia su trono que está por encima de todos!"

Nan Bei Chao no podía imaginar cómo el aura noble de un hombre podía darle dos sentimientos diferentes, esto le hizo sentir realmente mal en su corazón. Él sabía muy bien acerca de su origen, como un hombre con un Cuerpo del Espíritu Inmortal, tenía un aura de nobleza que superaba a cada ser en este reino. Pero ahora, tenía la sensación de que fue superado por Jiang Chen.

"Nan Bei Chao, tu pierdes!"

De repente, la voz de Jiang Chen sonó en el oído de Nan Bei Chao. Su voz era como un trueno repentino que explotó en los cielos. Sólo Nan Bei Chao podía oírla, porque el usaba la habilidad Gran Derivación Alma.

"¡Maldita sea, no seré derrotado por ti! Soy un noble de nacimiento, ¿Qué eres tú? ¡Eres una hormiga delante de mí!”

Nan Bei Chao soltó un resoplido frío. Él transmitió su mensaje a Jiang Chen a través de su Sentido Divino.

"Nan Bei Chao, no importa lo noble que seas, simplemente no puedes compararte conmigo. Yo soy el verdadero rey, y déjame decirte lo que es un verdadero rey. Un verdadero rey se basa en el 30% de su talento, y el 70% de su esfuerzo implacable. A lo sumo puedes considerarte un genio, pero para convertirte en una verdadera existencia suprema, todavía te queda un largo camino por recorrer. En cuanto a mí, hace mucho tiempo estuve en la cima de ese reino."

Después de decir eso, Jiang Chen de repente gritó, “YO SOY EL VERDADERO REY!"

Estas cinco palabras eran como repentinos truenos en el cielo despejado. Eran tan fuertes que incluso el aire comenzó a vibrar. Las poderosas ondas sonoras se convirtieron en ondulaciones que giraron en el aire. Cuando Jiang Chen gritó estas cinco palabras, la habilidad Gran Derivación Alma había sacudido inmediatamente la mente de Nan Bei Chao. Al mismo tiempo, Jiang Chen había desatado completamente el aura que provenía de su fuente. Justo en ese momento, el sentía como si hubiera regresado al Acantilado Santo hace cien años; El aura de un Gran Santo supremo se desató completamente.

¡¡Bang!!

El aura que contenía el aura de un Santo desapareció después de una fracción de segundo, pero había provocado que toda la gente que presencio esta escena entrara en una fantasía profunda. Incluso si sólo duró una cantidad muy corta de tiempo, había destruido completamente el aura de Nan Bei Chao.

El rayo de luz de oro sobre la cabeza de Nan Bei Chao se agrietó en un instante, causando que Nan Bei Chao sufriera un tremendo contragolpe. El sólo podía oír un zumbido constante en su cabeza, y no pudo evitar vomitar una bocanada de sangre.
Nan Bei Chao tenía un Cuerpo del Espíritu Inmortal, y provenía del Reino de los Inmortales, un real rey que se encontraba muy por encima de todos los demás reinos. Esta era la razón por la que nació con nobleza. Pero había una cosa que él no se dio cuenta, este lugar era el Reino Origen Santo, era un reino completamente independiente, y tenía su propio sistema que era completamente diferente del Reino de los Inmortales.

Jiang Chen había alcanzado la cima de este reino hace cien años, él era el verdadero rey de este reino. Había un dicho que un dragón fuerte nunca intentaría presionar a una serpiente local. No importaba lo noble que fuera el origen de Nan Bei Chao, él simplemente no podía derrotar a Jiang Chen. Cuando Jiang Chen desató el aura de un Santo durante una fracción de segundo, toda la noble aura de Nan Bei Chao se había hecho pedazos.

"¡Mira! Nan Bei Chao fue derrotado! Está herido, su aura ha sido completamente destrozada por Jiang!”

"¡Cielos! ¡¿Qué acabo de ver?! Jiang Chen en el Reino Núcleo Divino Temprano acaba de derrotar a Nan Bei Chao en el Reino Núcleo Divino Medio! Justo ahora, en realidad caí en una gran ilusión a causa del Discípulo Mayor Jiang, y en ese momento, era como si el Discípulo Mayor Jiang ya no fuera un mortal, sino un Santo supremo que estaba sentaba en lo alto por encima de todos!”

"Entre todos los fuertes, siempre hay alguien más fuerte; Entre todas las altas montañas, siempre hay una más alta! Nan Bei Chao se creía el más fuerte, él pensó que era el genio número uno debajo de los cielos, pero él nunca pensó que un monstruo anormal como Discípulo Mayor Jiang existiera realmente! El Discípulo Mayor Jiang derrotó a Nan Bei Chao, ¡Es un verdadero Joven Rey!"

…………

Todos los discípulos inmediatamente se levantaron y empezaron a aplaudir. El final fue uno que ellos habían estado esperando, y esperaban ser testigos con sus propios ojos. Aunque Nan Bei Chao no resultó gravemente herido, en una batalla como ésta con Jiang Chen, ser herido significa ser derrotado. Una vez que su fuerza de combate se debilitó, pronto sería asesinado por Jiang Chen. Nadie dudaba de eso.

"¡Imposible! ¡Esto es imposible! ¿Cómo podría mi aura colapsar?! Jiang Chen, tu nunca podrás superarme!"

Nan Bei Chao estaba completamente en pánico. El sentía como si acabara de sufrir una gran quemadura en su rostro. La situación le hizo sentir como si estuviera en un mal sueño.

"Hmph! Tu orgullo no es nada delante de mí. Nan Bei Chao, ya que ahora estás herido, no hay manera de que puedas ser mi rival, tus manos están atadas y solo estás esperando a ser asesinado!"

Jiang Chen soltó un resoplido frío. Dio un paso hacia adelante, y de nuevo lanzó la Verdadera Palma de Dragón hacia Nan Bei Chao. En ese momento, el aura en forma de dragón sobre su cabeza seguía allí.

Justo en ese momento, Jiang Chen se comportó de la manera más poderosa posible. Era como si fuera un dios de la guerra que acababa de descender del cielo para matar a todos los enemigos.

"¡No voy a perder!"

Nan Bei Chao gritó, luego de repente desató el Puño Inteligente del Rey.

¡Bang!

Pero era una pena, el actual Chao Nan Bei ya no estaba en condiciones de luchar contra Jiang Chen. El Puño Inteligente del Rey no pudo igualar la Verdadera Palma de Dragón, y fue instantáneamente destruido. Golpeando a Nan Bei Chao y haciendo que volara 350 metros.

"Nan Bei Chao, una vez que el aura de una persona se ha colapsado, no hay forma de que pueda subir de nuevo. He creado una sombra permanente en tu corazón. Te mataré hoy y te ayudaré a deshacerte de esa sombra.”

Jiang Chen era extremadamente despiadado. Caminó en el aire, y en apenas un segundo, llegó frente a Nan Bei Chao. Una vez más, el desató la Verdadera Palma de Dragón.

Bang… bang… bang…

En los cielos, la terrorífica garra de dragón rojo sangre seguía apareciendo. Cada ataque golpeaba a Nan Bei Chao y hacia que volara cientos de metros de distancia. Jiang Chen era como el tigre más feroz mientras bombardeaba implacablemente a Nan Bei Chao con una cantidad aparentemente interminable de ataques.

“¡Tan feroz! ¡El Discípulo Mayor Jiang es de hecho el hombre más poderoso!"
Todos en la Secta Negra y el Valle de la Felicidad estaban increíblemente emocionados. Wang Yun y los otros discípulos que se habían convertido en seguidores de Jiang Chen estaban incluso saltando sobre sus pies. Todo el mundo podía decir que Nan Bei Chao estaba acabado.

"Jaja…"

En la montaña de Guo Shan, Yu Zi Han estaba riendo en voz alta. Con un pie pisando la cara del seriamente lesionado Fan Zhong Tang, dijo rudamente, "Viejo tonto, ¿Ves eso?! ¿Cómo te atreves a ofender a Jiang Chen, este es el resultado de hacerlo! ¿Realmente pensaste que Nan Bei Chao es el hombre más fuerte debajo de los cielos? ¿Ves eso? Fue vencido por Jiang Chen como un perro que ni siquiera tiene la capacidad de luchar!"

El rostro de Fan Zhong Tang se puso blanco pálido; Él sabía que había perdido, una derrota completa. Él se odiaba por no matar a Jiang Chen mientras aún estaba débil, y le permitió convertirse en su mayor amenaza.
Huo Yuner, que estaba lejos, tenía una leve sonrisa en su cara. Finalmente se dio cuenta; Elegir convertirse en el enemigo de Jiang Chen fue un completo error! No eran hombres al mismo nivel.

Urgh~

Cada vez que Nan Bei Chao recibía un duro golpe de Jiang Chen, el lanzaba una bocanada de sangre. Sus ojos se pusieron rojos, y su corazón sufría de un enorme agravio que no podía ser liberado. Tenía la misma sensación que Fan Zhong Tang, el lamentaba no matar a Jiang Chen con una bofetada durante la competencia de la provincia Qi.

"Nan Bei Chao, este es el final! ¡Nueve Lobos Fantasmas!"

Con un aura imponente, el cuerpo de Jiang Chen se balanceó, y nueve Jiang Chens idénticos aparecieron al mismo tiempo, rodeando a Nan Bei Chao. Si todavía estuviera en su mejor condición, Nan Bei Chao seguramente sería capaz de averiguar cuál era el verdadero Jiang Chen. Pero ahora, su mente estaba completamente desordenada.

¡
Swoosh!

Una espada larga afilada apareció en la mano de Jiang Chen. Nueve Jiang Chen alzaron su espada larga en el aire al mismo tiempo, y luego todos cortaron hacia Nan Bei Chao de una manera formidable.

Nan Bei Chao todavía respondió con bastante rapidez. El finalmente había descubierto cuál era el verdadero Jiang Chen, pero se le había acabado el tiempo para defenderse. Lo que podía hacer era mover su cuerpo y hacer todo lo posible para esquivar la espada larga de Jiang Chen.

Puchi!

Fue demasiado tarde, la sangre ya estaba salpicando. Jiang Chen había cortado uno de los brazos de Nan Bei Chao.

"Jiang Chen, nunca olvidaré los eventos de hoy!"

Nan Bei Chao rugió furiosamente. Después de eso, él se dio la vuelta y comenzó a huir alocadamente.

“¿Aun tratando de huir?”

Jiang Chen no dejaría ir a Nan Bei Chao fácilmente. La Verdadera Palma de Dragón se convirtió en una enorme jaula rojo sangre cuando cayó del cielo, encarcelando completamente a Nan Bei Chao. Seguido por un crujido, el otro brazo de Nan Bei Chao había sido completamente aplastado.

Argh!!!

Nan Bei Chao soltó un chillido miserable. Entonces, una luz invisible salió del cuerpo de Nan Bei Chao, y cubrió completamente su cuerpo gravemente herido. Con la ayuda de esta luz, Nan Bei Chao se convirtió en una rayo blanco plata y se deslizó fuera de la brecha entre la Verdadera Palma de Dragón, desapareciendo al instante de la vista de todos.

“¿Qué era esa luz?”

Jiang Chen estaba aturdido. La luz blanco plata le dio un sentimiento familiar. La expresión de Jiang Chen cambio poco después.

"Cuando abrí la puerta del Reino Inmortal hace cien años, vi una inmortal luz salir del Reino de los Inmortales justo antes de morir. ¡La luz de ahora tenía la misma aura que esa luz inmortal! Nan Bei Chao no es mortal, el nació de esa luz inmortal!”

El rostro de Jiang Chen se oscureció. El siempre se había preguntado de dónde venía el aura de Nan Bei Chao, y ahora finalmente lo comprendió.

[Bueno me esperaba otro desenlace pero al menos esto quiere decir que veremos una mejor pelea en el futuro]
Traduccion de novelas ligeras, web al español.

Related Posts