NochNovels

Esta pagina se mantiene gracias a las ganancias de la publicidad. Desactiva Adblock, gracias.

lunes, 24 de julio de 2017

TGC - Libro 1 - Capítulo 2 - Los Mercenarios de Tártaro



Capítulo 2 - Los Mercenarios de Tártaro

El calmado silencio del amanecer fue interrumpido repentinamente por el sonido del motor de un vehículo levantando tormentas de arena mientras viajaba a través de las tierras baldías. Alguien golpeó los frenos tan pronto como el vehículo entró en las ruinas, haciendo que hiciera una parada brusca. Los componentes metálicos cubiertos de óxido del vehículo crujieron y gimieron inquietantemente, casi como si estuviera a punto de desmoronarse en pedazos. Sonaba como el jadeo incesante de una bestia herida, y las tuberías visibles del vehículo se estremecían ante una columna de humo negro que finalmente salía por el tubo de escape del vehículo.

 Los carroñeros nunca antes habían visto algo así, una monstruosidad metálica que podía moverse. Las miradas de asombro y estupefacción estaban claramente visibles en sus rostros.

Este coche fue construido de una manera casi ridículamente cruda. Su estructura oxidada había sido emparejada de siete u ocho tipos diferentes de vehículos, y la maldita cosa estaba repleta de espigas, haciéndolo parecer un puerco espín de metal. Tenía cuatro ruedas ostentosamente grandes que a la distancia parecían engranajes gigantescos, y el parachoques del coche había sido reemplazado con hojas salvajemente afiladas. Claramente, no estaban destinados a 'Proteger' el coche, sino que estaban destinados a apuñalar a los oponentes. Todo parecía mortal y salvaje, y parecía tan feroz e implacable como las mismas tierras baldías.

Seis grandes monstruosidades seguían esta cosa a gran velocidad, galopando hacia delante sobre sus gigantescos pies. Se dividían en dos grupos de tres que habían estado siguiendo el vehículo a ambos lados.

Estas criaturas se parecían a los avestruces de los Viejos Tiempos, pero sus pies eran más anchos y gruesos, mientras que sus cuerpos eran mucho más firmes y musculosos. No sólo podían moverse a través del desierto a grandes velocidades, sino que eran capaces de llevar cargas extremadamente pesadas. En las tierras baldías, eran consideradas uno de los tipos más ideales de monturas.

Las seis monstruosidades tenían seis jinetes encima, vestidos con trajes extraños. Sus trajes estaban compuestos de varios trozos de metal, madera, cuero, huesos, rocas y otros materiales desconocidos. Lo más probable es que hubiesen recogido tantas cosas como pudieran, y luego formaron un tosco traje de "Armadura". Como resultado, cada persona tenía un "Uniforme" diferente, y uno de ellos quien sólo tenía un brazo había injertado un engranaje de metal sobre sí mismo como un miembro protésico. Otra persona había injertado una hoja dentada de sierra sobre sí mismo. En resumen, todos ellos estaban llenos del aura de las tierras baldías.

Uno de los jinetes de los pájaros pie grande saltó de su montura, luego abrió respetuosamente la puerta del coche y saludó al hombre gordo dentro.

El gordo estaba vestido con una chaqueta de cuero sin mangas que estaba goteando con aceite de máquina, y estaba protegido por una gruesa armadura parecida a un exoesqueleto de una araña gigante. Sus manos estaban cubiertas de guantes de cuero y estaban presionadas alrededor del ancho cinturón de su cintura, cerca de un par de pistolas negras modificadas. Incluso estas armas de fuego antiguas e improvisadas emanaban el salvajismo tosco de las tierras baldías. Sin embargo, eran un testamento directo a su fuerza y ​​ poder.

Trajes extravagantes, apariencias ostentosas, pájaros pie grande como monturas, y un vehículo de apariencia salvaje.

Todas estas cosas proclamaban en voz alta el estado de estos hombres, eran Excavadores!

“Maldita sea, finalmente encontramos algunos scavs.” El hombre gordo encendió un grueso cigarro. Dos columnas de humo salieron de su nariz, luego extendió su mano y quitó los lentes de sol protectores, revelando un par de ojos saltones que estaban escaneando a los carroñeros desaliñados y demacrados. “Biiiiien. Dejen que Slyfox eche un vistazo a cuántos de ustedes bastardos todavía están vivos.”

En esta era caótica, los hombres gordos eran tan raros como unicornios! Este hombre en particular era tan gordo que pesaba casi 150 kilogramos. Parecía casi un rey exaltado, y de hecho estaba tan orgulloso como cualquier rey. Cuando miró a los carroñeros, no parecía estar mirando a otros seres humanos en absoluto; Más bien, miraba a bestias de carga baratas que esperaban para ser sacrificadas.

Los excavadores, coloquialmente conocidos como "Cavadores", eran considerados uno de los grupos más importantes dentro de las tierras baldías. Ellos pasaban su tiempo principalmente excavando a través de antiguos escombros y recuperando herramientas y materiales de los Viejos Tiempos. Realizaban algunas reparaciones básicas sobre lo que encontraban, luego las unían para formar armas y trajes útiles. Eventualmente, establecieron su propia organización.

Estas personas a menudo utilizaban la comida y el agua como una manera barata de convencer a los humildes carroñeros de trabajar para ellos. Los carroñeros recorrían las ruinas en busca de materiales utilizables en su nombre, así que los carroñeros estaban familiarizados con los excavadores.

"Estoy dispuesto a trabajar!"

“Sólo necesito media tira de carroña cada día!

“Soy más fuerte que ellos! Elígeme!”

Todos los carroñeros mal vestidos se agruparon alrededor de ellos, luchando por la oportunidad de ser vistos y escogidos por el señor excavador. Ellos se empujaban unos contra otros, hasta que eventualmente comenzaron a luchar entre sí.

"Silencio. SILENCIO, malditos scavs! No estoy aquí para emplear sus desagradables culos. Todos ustedes, cierra la boca ahora mismo!"

El hombre gordo desenfundo su pistola, apuntando hacia el cielo, luego apretó el gatillo.

Esta pistola gruesa y fuertemente modificada dejó escapar un ruido atronador, aturdiendo y ensordeciendo a los carroñeros. Ellos de inmediato retrocedieron y cerraron sus bocas, sus miradas se volvieron deprimidas y abatidas, con un toque de miedo y cobardía mezclado en su interior.

El hombre gordo, "Slyfox" Siguió gritando hacia ellos. "Tengo información creíble de que un grupo de barredores están activos cerca. Es muy probable que puedan llegar a este lugar en cualquier momento. Entienden lo que les estoy diciendo?"

Miradas de terror absoluto aparecieron instantáneamente en los ojos entumecidos de los carroñeros.

Los barredores. Eran sinónimo de terror. Los baredorres eran un grupo de bandidos mutantes que eran increíblemente sanguinarios y que se deleitaban en el canibalismo. Para los barredores, los carroñeros eran como ovejas esperando a ser asesinadas. Cada vez que los barredores barrían en un lugar, traían la aniquilación total y calamitosa a los carroñeros locales!

"Si terminas siendo capturado por los barredores, serán capturados y acorralados como cerdos. Les arrancarán la carne de sus huesos, luego la humearán y la guardarán para más tarde. Les romperán los huesos y harán decoraciones con ellos, y la lamentable cantidad de grasa que tienen será extraída y usada como combustible para sus lámparas de aceite.

Estas palabras crueles eran como un viento frío que soplaba a los carroñeros, haciendo que todos temblaran. Así eran los barredores. Barrían con todo lo que había en su camino, sin perdonar nada ni a nadie.

Slyfox finalmente anunció la razón por la que había venido aquí hoy. "Hoy, voy a elegir unas pocas docenas de carroñeros fuertes para formar un pelotón con nosotros. Nos encargaremos de proveerles armas para ayudarles a luchar contra los barredores!”

Todos los carroñeros retrocedieron unos pocos pasos. Nadie se atrevía a hacer un sonido. Los barredores eran legendarios por su crueldad y salvajismo. Cómo se atreverían los meros carroñeros a desafiarlos?

“Inútiles pedazos de mierda. Prefieren esperar la muerte en vez de luchar contra ella?" Cuando el hombre gordo vio cómo los carroñeros no respondían completamente, dijo en voz alta, "Quién será el primer voluntario? Después de atacar a los barredores, los llevaré conmigo cuando salgamos de este lugar!”

“Yo iré!” Un joven delgado con la nariz ensangrentada y el rostro golpeado se le acercó, su rostro estaba rojo mientras jadeaba.

Era Cloudhawk!

Los jinetes de las tierras baldías que estaban montados en los pájaros pie grande empezaron a rugir de risa. Un niño adolescente estaba clamando para ir a luchar contra los barredores? Cuando Slyfox vio salir al niño, lo miró y gritó, "Puedes levantar nuestras malditas armas? Solo vete a la mierda!"

"Quiero ir a luchar contra los barredores!" Una mirada de acero estaba en los ojos de Cloudhawk mientras decía, "Si puedo sobrevivir a la pelea, tienes que cumplir tu promesa y sacarme de este lugar!"

El hombre gordo tenía una expresión extraña en su rostro. "De verdad quieres hacerlo? Mantener viva importa más que nada!"

Cloudhawk dijo, "Quiero ser un excavador. Ya no quiero estar más hambriento, y ya no quiero que nadie se aproveche de mí.”

Los jinetes de las tierras baldías rugieron de risa una vez más. Tales palabras juveniles sólo podían provenir de la boca de niños ignorantes! "Permanecer vivo en una época como ésta no es fácil. Vivir con honor y dignidad es aún más difícil. Crees que nunca volverás a tener hambre o nunca se aprovecharan de ti de nuevo una vez que te conviertes en un excavador? Qué broma!"

El hombre gordo estaba planeando echar al chico, pero cuando vio esa mirada en los ojos negros del chico... Por alguna razón, incluso él no podía explicarlo, se abofeteó y dijo, "A la mierda. Bien. Te daré una oportunidad. Si acabamos con los barredores y lo haces vivo, te daré la oportunidad de unirte a nosotros, los Mercenarios de Tártaro.”

“De verdad lo dejas entrar?”

“Es un maldito scav!”

“Cierra la puta boca. Tú tampoco eres un maldito noble! Soy el maldito jefe aquí. Lo que digo se hace!” El hombre gordo disparó otra ronda en el aire. "Incluso un mocoso como él tiene las bolas para pelear. De qué es lo que el resto de ustedes tiene miedo? Si pelean con los barredores, les daré dos trozos de pan y una botella de agua. Si no van, les dejaré probar pólvora!”

Para los carroñeros, el tipo de tentación más irresistible era la comida. A su vez, el miedo más aterrador era la muerte.

Esta nueva "Propuesta" era mucho más efectiva que la anterior. Los carroñeros comenzaron a dar un paso adelante, y pronto Slyfox fue capaz de montar completamente su escuadrón suicid-... Ahem, su Escuadrón Corazón de León!

El hombre gordo gritó en voz alta: "Envíen este grupo enseguida. Los otros pueden esperar aquí. Tú allí. Chico. Sube al auto conmigo!”

Cloudhawk fue arrastrado al asiento delantero del pasajero. El motor revivió a la vida con un aullido bestial antes de que incluso tuviera la oportunidad de acomodarse, y el impulso lo hizo presionar firmemente contra el asiento.

Este vehículo estaba emparejado de siete u ocho vehículos diferentes y parecía estar listo para desmoronarse en cualquier momento, pero una vez que comenzara a moverse se movía a increíbles velocidades, instantáneamente se alejó a la distancia.

El verdadero problema era que la maldita cosa no tenía cinturones de seguridad. Los carroñeros no tenían otra opción que aferrarse a su vida desesperadamente para no ser enviados volando.

Los seis jinetes de los terrenos baldíos llevaron consigo a un carroñero. Los pájaros pie grande retorcieron sus cuellos, y de inmediato comenzaron a galopar a través de las arenas con sus gigantescos pies. En cuanto al vehículo parecido a un puercoespín, ahora estaba lleno hasta el borde con carroñeros. Subía y bajaba por las dunas de arena, desviándose peligrosamente a la derecha e izquierda, apenas evitaba los obstáculos en su camino. Era un paseo emocionante pero increíblemente desigual, y se sentía como un pequeño bote siendo arrojado a una tormenta en el mar.

Cloudhawk se sintió nervioso y emocionado. Todo su cuerpo temblaba, ya fuera por la aterradora perspectiva de enfrentarse a los salvajes barredores o por la posibilidad de ver el vasto mundo fuera del campamento. Cada célula de su cuerpo gritaba de emoción.

Un pensamiento en particular dominaba su mente.

Veterano, estás viendo esto? Acabo de salir del campamento!

Poco después de que el coche saliera de las ruinas, un grupo de vagabundos podía ser visto moviéndose a través de las arenas por delante. El hombre gordo no solo no se movió para evitarlos, sino que aceleró directamente hacia ellos.

"Cuidado!" Gritó Cloudhawk en estado de shock, "Hay gente allí!"

El monstruoso vehículo atravesó directamente, enviando a la primera persona volando mientras su pecho era abierto. Una gran cantidad de sangre salpico dentro del vehículo como una lluvia carmesí, rociando a través de la ropa de Slyfox, así como también la cara de Cloudhawk. Unos cuantos trozos de carne humana cubrieron el vehículo.

"Bahahahahaha!"

El hombre gordo soltó unas cuantas risas locas, luego encendió el limpiaparabrisas automático, dejando que el limpiador barriera los trozos de carne y sangre en el parabrisas de vidrio. Luego giró el vehículo, usándolo para aplastar a los otros nómadas. Cloudhawk podía escuchar, e incluso sentir las ruedas del coche aplastando el cuerpo del hombre en pedazos y destrozando sus huesos.

Una mirada feroz y de alegría salvaje estaba en el rostro del hombre gordo. El tomó otro soplo de su cigarro, luego persiguió a la tercera persona. Este fue enviado a volar y aplastado hasta la muerte!

"Increíble. Absolutamente impresionante." Los jinetes de las tierras baldías utilizaron sus pájaros pie grande para perseguir a los supervivientes, cortando a los nómadas indefensos como el trigo. Uno de los jinetes hundió su garfio en la mandíbula de uno de los nómadas de las tierras baldías, luego arrastró al bárbaro detrás de él como un pedazo de basura, dejando una mancha de sangre sobre el suelo.

El cuerpo de Cloudhawk estaba tan frío como el hielo, y no pudo detener los temblores. Una mirada de confusión y rabia estaba en su joven rostro mientras miraba al hombre gordo. "P-por qué... Por qué estás haciendo esto?!"

Los carroñeros también mataban a otros, pero eso era sólo cuando estaban muertos de hambre. Era un acto de locura que sólo se hacía por el bien de la supervivencia! Estos excavadores no carecían de comida. Lo hacían por pura diversión. Cloudhawk simplemente no podía entender por qué estaban actuando así!

"Hah! No es tu maldito asunto.” El hombre gordo escupió en voz alta. “Y no sabes una mierda. Esos son vagabundos! Matarlos es hacer un servicio a las tierras baldías."

Las cuatro "Organizaciones" principales en las tierras baldías eran los carroñeros (scavs), los excavadores (cavadores), los nómadas (vagabundos) y los barredores.

Los carroñeros estaban en la parte inferior del tótem. Una vez que un grupo de carroñeros aprendía a operar maquinarias para buscar armas en las ruinas o aprendía a dominar otras herramientas u oficios, tendrían la oportunidad de crear su propia sociedad y convertirse en excavadores.

Los carroñeros a menudo bebían agua altamente contaminada y comían alimentos mutados. Este tipo de ambiente inhóspito causaba que muchos de ellos muten lentamente, y la mutación estaba en cuerpo y mente. La gran mayoría de estos mutantes se volverían tan salvajes y crueles como los animales, y dejarían la sociedad de los carroñeros y se convertirían en vagabundos nómadas que recorrerían las tierras y atacarían a quienquiera que encuentren.

Una vez que suficientes nómadas se reunían en un lugar, eventualmente se convertirían en grupos de barredores que barrían regiones enteras de las tierras baldías. Cada vez que pasaban por una región, los carroñeros y excavadores locales corrían el riesgo de la aniquilación absoluta.

Cuántas organizaciones de carroñeros, excavadores, nómadas y barredores existían en las tierras baldías?

Demasiadas.

Esta antigua ciudad estaba llena de muchos campamentos de carroñeros diferentes, así como también de innumerables excavadores y barredores.

Al final, los más de veinte carroñeros fueron enviados a la base de excavación temporal.

Se trataba de un edificio de forma extraña que estaba plantado en el suelo como una pirámide invertida. Este edificio era bastante enorme, y aunque claramente había visto épocas mucho mejores, todavía era bastante obvio que el patrón y estilo era algo que nunca había aparecido en cualquier período de la historia humana. Esto era algo que de repente había aparecido en esta vasta tierra.

En la sombra de la pirámide invertida estaba aparcado un camión de jeringa. Tenía un total de cinco ruedas, siendo la única rueda frontal la rueda más pequeña. Las dos ruedas en el centro eran más grandes, mientras que las dos ruedas en la parte posterior eran casi la mitad del tamaño de un hombre. El camión en sí era grande y altamente funcional, con sus lados cubiertos por cadenas aleatorias de acero y círculos de alambre. Parecía un gigantesco lagarto feo, pero parecía capaz de soportar muchas cosas.

El hombre gordo salió de su vehículo y gritó. “Perro Rabioso, date prisa y ven a saludar a la carne fresca!”

El hombre apodado 'Perro Rabioso' era el compañero de pie junto al camión. Era un hombre de pelo negro y musculoso de 1,9 metros de altura, con la cabeza calva y el rostro cubierto de cicatrices de todo tipo, grandes y pequeñas. Una de las cicatrices parecía haber sido hecha por alguien que había cortado su cabeza por la mitad, sólo para que otra persona de alguna manera usara un gran número de agujas e hilo para coser las piezas juntas de nuevo.

Salvaje, feroz, aterrador. Estas tres palabras fueron inventadas para describirlo!

Perro Rabioso era un hombre de algún estatus, pero su equipo parecía bastante simple y crudo. No tenía armas de fuego propias. Todo lo que tenía era un par de dagas alrededor de la cintura. Estaba vestido con una armadura de cuero y púas que servían principalmente para proteger su pecho y abdomen. Sus musculosos brazos y hombros estaban completamente desnudos, y parecían tan esculpidos como losas de mármol negro.

El hombre negro recorrió fríamente a los carroñeros con su mirada. Sin decir una palabra, se volteo y abrió las cadenas del camión, revelando los muchos artículos que contenía. "Escojan por ustedes mismos!"

Los carroñeros miraban la gran pila de armas misceláneas frente a ellos. Había lanzas, machetes, martillos, hachas... Aunque éstas eran "Armas frías" hechas torpemente, para los carroñeros eran increíblemente raras y valiosas.

"Elijan un arma que se les adapte. Si pueden sobrevivir dependerá del arma que escojan." El hombre gordo le dijo a Perro Rabioso, "Que disfruten de una última cena. Probablemente no tendrán una oportunidad como ésta otra vez!"

El hombre gordo claramente no le importaba una mierda los sentimientos de sus carroñeros reclutados, y así dijo estas palabras abiertamente y en voz alta.

Miradas de terror aparecieron en los ojos de los carroñeros. No tenían idea de qué tipo de crueldad y salvajismo les esperaba.

Ellos no tenían otra opción que empezar a elegir sus propias armas. Machetes y hachas llevaban mucho poder, pero Cloudhawk no era lo suficientemente fuerte para usarlos. Al final, eligió una espada corta que tenía menos de tres pies de largo. Cuando Cloudhawk sintió que el frío metal de la espada en sus manos, no pudo evitar sentirse un poco más a gusto.

No importaba lo que pasara, lo aceptaría. Incluso si sus posibilidades de sobrevivir eran escasas, todavía haría todo lo posible para mantenerse con vida. Cloudhawk se negó a ser un humilde carroñero por el resto de su vida. No quería morir solo y olvidado como el veterano.

[Compartan y Comenten]


Traduccion de novelas ligeras, web al español.

Related Posts