NochNovels

Esta pagina se mantiene gracias a las ganancias de la publicidad. Desactiva Adblock, gracias.

domingo, 15 de abril de 2018

DC - Capítulo 93: Abandonando las Cuevas



Capítulo 93: Abandonando las Cuevas

Baku Naranbaatar reconoció esa voz y se estremeció. Además esta vez sonaba mucho más intimidante que aquel día nefasto en la Gran Torre Oscura de la tribu Sol Radiante, hace más de 4 años. Por supuesto esto era porque Ryou usó el Camino de la Voz para hacer tambalear el corazón Dao de sus oponentes.

Un enemigo con miedos y temores en su corazón era mucho más fácil de tratar que alguien decidido y con confianza.

De hecho en el mundo de la cultivación había muchos ataques que afectaban directamente el corazón y las mentes de las personas, haciendo que un cultivador pueda ser derrotado sin recibir un solo golpe físico. Esto no era tan extraño, e incluso había sectas enteras que se especializaban en este tipo de ataques.

Baku Naranbaatar buscó frenéticamente en los alrededores pero no halló al experto supremo por ningún lado. De todas formas no era idiota y sabía que se trataba de aquella persona que lo obligó a huir despavorido aquella vez, cuando fracasó en su misión de conquista del Gran Desierto Oscuro.

Dando algunas indicaciones con supuesta confianza, se aseguró de que sus guardias lo rodeen para protegerlo. Pero en el fondo estaba muerto de miedo, sabía que ya había ofendido a esta persona una vez y que además era posible que fuese un poderoso Maestro Espiritual. Definitivamente no era un oponente que pudiera enfrentar.

Ryou se lanzó, aterrizando frente al grupo del vizconde.

Baku Naranbaatar lo observó con incredulidad.

“¿El misterioso experto es un muchachito que parece tener unos 17 o 18 años? ¡Imposible!” Pensó con recelo.

“¿Dónde está tu poderoso maestro?” Preguntó aterrado el vizconde. Su recuerdo de aquel fatídico día en el desierto y el poder del Camino de la Voz, habían afectado su mente en gran medida.

“Me temo que no hay un maestro, siempre he sido yo. Me presento ante ti ahora para que veas el rostro de la persona que te enviará al infierno” Declaró Ryou, con varias líneas negras en su cara.

¡Cuatro años! Fue el tiempo que este personaje le costó en total. No sería exagerado decir que no había nadie en este mundo que Ryou odiara más que a este vizconde, al menos desde su rencarnación. Incluso si todo el Ducado Kherguita venía hoy aquí en su defensa, él todavía mataría al vizconde de todas formas.

Por otro lado el vizconde parecía mucho más tranquilo ahora, originalmente pensó que algún experto supremo de algún gran poder estaba detrás de esa aterradora voz. Pero al ver que era tan solo un muchacho se calmó un poco.

¿Qué tan poderoso podría ser un personaje de esa tierna edad? ¡Él era un vizconde y estaba escoltado por sus guardias personales!

“No sé qué clase de técnica usaste la última vez, pero no hay forma de que un chico como tu sea un Maestro Espiritual” Declaró Baku Naranbaatar recuperando su confianza. Y luego ordenó:

“Vayan por él, el que me traiga su cabeza primero recibirá 5 reliquias de bestia Feroz como recompensa”

Pero Ryou ni siquiera se movió ante el inminente avance de estos 8 guardias. En su lugar solo hizo una seña, y tan solo un segundo después la cara de estos guardias se desdibujó.

Una enorme bestia Demoniaca voladora descendió en picada, a una aterradora velocidad, destrozando los cuerpos de estos guardias con sus garras y dientes. Incluso si alguno se salvó de ser desgarrado, todavía fue golpeado por sus alas con enorme potencia.

En tan solo unos segundos los 8 guardias yacían muertos o inconscientes en el suelo.

¡No tuvieron tiempo ni de reaccionar!

Ahora el vizconde estaba realmente aterrado.

Aunque sus guardias no eran excesivamente poderosos, sin duda serían considerados una impetuosa fuerza elite. Pero a pesar de eso fueron totalmente derrotados en algunos segundos por esta criatura voladora. Y además el muchacho no le tenía ningún miedo a la bestia, lo cual indicaba que estaban trabajado juntos.

“Te daré lo que quieras ¡Por favor no me mates!” Suplicó patéticamente el vizconde, poniéndose de rodillas.

“Dame cuatro años de vida extra y te perdonaré” Se burló Ryou, mientras analizaba con calma como tratar con este personaje que le había costado tanto tiempo.

El vizconde estaba pálido y no comprendía como había ofendido tanto a este joven desconocido. Pero en este momento ya no lo subestimaba, de hecho estaba tan aterrado que tuvo que hacer fuerza para no mearse encima.

Un personaje que podía controlar semejante criatura voladora no debía ser alguien simple. Además descubrió que no podía medir la cultivación del joven ni siquiera usando el Ojo Espiritual.

¿Qué tan aterrador era que una persona tan intimidante como este joven quisiera asesinarlo?

Por primera vez en su vida, el vizconde sintió la impotencia que sufrieron sus cientos víctimas en el pasado, y descubrió que no era un sentimiento para nada agradable.

“Sella tu cultivo, ponte de rodillas y suplica” Ordenó Ryou, mientras la enorme bestia Demoniaca aterrizaba detrás suyo, dando un espectáculo intimidante.

El vizconde sabía que probablemente tan solo la bestia Demoniaca voladora era un oponente que no podría derrotar solo.

Por otro lado el joven frente a él en este momento parecía supremo, hasta el punto que ni siquiera podía medir la profundidad de su cultivación. Si no fuera porque ya había sentido su aura de Maestro Espiritual en el pasado, y además el hecho de que lo acompañaba una bestia demoniaca voladora como montura, habría pensado que era un mortal ordinario. Pero Naranbaatar entendía que lo más probable era que este joven fuese un poderoso Maestro Espiritual; y que, al ser superado por tanta diferencia, probablemente no podía medir su cultivo por esta razón.

“Este joven probablemente debe ser un genio supremo del Reino Celestial de Pirea ¡Que mala suerte tengo!” Pensó el vizconde con frustración.

Sabía que nadie de la generación joven en el Ducado Kherguita era tan desafiante de los cielos. Por otro lado había escuchado rumores sobre algunos genios del Reino Celestial de Pirea que podrían encajar con la descripción.

Resignado a estar a merced de este joven Maestro Espiritual frente a él, Baku Naranbaatar solo tenía dos opciones. Pero sellar su cultivo era demasiado arriesgado y sería lo mismo que regalar su cabeza en bandeja de plata. Así que apretando los dientes, y lleno de disgusto, usó su único talismán rúnico de emergencia, el cual costaba miles de monedas de oro.

“¡Pagarás por esto!” Chilló el vizconde antes de transformarse en una potente luz y ascender hacia el cielo. Luego esta luz se dividió en 7 luces que salieron disparadas hacia distintos lados con enorme velocidad.

“Un talismán rúnico de teletransportacion avanzado…” Suspiró Ryou con enojado.

Esta era la segunda vez que le pasaba esto desde que entró a las cuevas. Primero fue Nergui Shango y ahora Baku Naranbaatar. Y esta vez se había dividido en muchas luces distintas por lo cual ni siquiera se podría calcular la dirección hacia donde se disparó realmente el vizconde. De lo contrario si tan solo fuera un talismán de teletransportacion común, como el que uso Shango antes, podría seguirlo usando las Lágrimas de la Verdad y la enorme velocidad de la bestia Demoniaca Voladora.

“Parece que toda la maldita nobleza del Ducado Kherguita usa estos talismanes de mierda ahora…”

“¡Cuando encuentre a la persona que los fabrica se las verá conmigo!” Pensó Ryou indignado.

Estos talismanes no eran fáciles de fabricar y sabía que anteriormente el Ducado Kherguita no tenía la capacidad para obtener estos artículos. Pero todo parecía indicar que ahora alguna persona les preveía estos talismanes, y ya se le habían escapado dos presas por culpa de estos.

Además la actitud del vizconde lo agarró desprevenido, nunca imaginó que sería tan descarado como para ponerse a suplicar de rodillas, haciéndole creer que estaba totalmente a su merced, cuando todavía tenía un método de escape seguro como este. Ryou tuvo que admitir que el vizconde jugó bien sus cartas, pero la próxima vez que lo encontrara no le daría esta oportunidad de nuevo.

“No te preocupes demasiado, en este momento mi ejército está barriendo todo el valle y es probable que esa persona muera de todas formas” Mencionó la reina Hederine al ver algo desanimado a Ryou.

Liao Xun y Ruan Lian se acercaron hacia Ryou y, con las manos ahuecadas, le agradecieron de corazón por haberlos salvado.

Ryou no tenía una muy buena imagen de esta pareja. Anteriormente, cuando Ryou entró en las cuevas con su gente, los abandonaron después de notar la baja cultivación de su grupo.

Pero de todas formas no sería tan orgulloso como para ignorar sus sinceros agradecimientos.

“¡No sabía que un gremio mortal como Luna Roja podría tener un Domador de Bestias tan talentoso como tú!” Mencionó Ruan Lian sorprendida, al ver la enorme bestia demoniaca voladora detrás de Ryou.

Por supuesto que Ryou no podía admitir que en realidad esta enorme bestia era todavía una bestia Demoniaca salvaje y que solo respondía ante su Rey Prehistórico, que casualmente también estaba a unos pocos metros de ellos.

Si les daba esa respuesta podría espantar hasta la muerte a esta pareja de cultivadores. E incluso podría ser tachado como traidor de la raza humana. Por lo cual solo se limitó a presentarse formalmente y no decir demasiado.

A continuación Liao Xun notó a Chang Jie, y le hizo una seña a Ruan Lian para que lo observe también.

“El joven maestro Ryou es compañero del señor Conde de Oro, ¡Esto lo explica todo!” Comentó Liao Xun con agudeza, como indicando que solo los genios se relacionan entre sí.

Aunque las sectas ocultas no prestaban demasiada atención al mundo mortal, siempre había excepciones como el Joven de Oro. En otras palabras, genios que eran considerados genios incluso para los estándares de una secta oculta. Chang Jie era una figura conocida en todo el Ducado Kherguita sin excepción y había sido invitado por varias sectas ocultas, pero como conde y cabeza de su dominio tuvo que declinar las ofertas siempre.

Además la pequeña secta oculta, Fénix Renaciente, donde la pareja de cultivadores pertenecía, se encontraba dentro del condado de Chang Jie. Por lo cual era imposible que no conozcan al mismo.

“Les recomiendo salir cuanto antes, esta será una migración bestial más corta de lo normal y las bestias ya se están organizando para contraatacar” Mencionó Ryou fugazmente.

La pareja se sorprendió al enterarse de esto, todavía faltaba una semana para el tiempo mínimo, pero no se atrevieron a dudar de la veracidad de sus palabras. Después de todo estaban enfrente de los genios más grandes del Ducado Kherguita.

“Estamos por salir y si quieren pueden venir con nosotros” Mencionó Ryou montándose a la enorme bestia voladora.

El dúo aceptó de inmediato y, con algo de temor ante la enorme bestia, se subieron también.

Finalmente todos en el grupo se marcharon hacia donde estaban Suki Naomi y Long Yinye. La base donde los había dejado a los dos estaba relativamente cerca a la entrada del Valle Subterráneo, y solo les tomó algunos pocos minutos de vuelo llegar hasta el lugar.

Naomi estaba sentada cultivando con los ojos cerrados, la técnica de cultivo Mar Salvaje era mucho más clara para ella ahora. El primer pergamino de los tres que le entregó Ryou ya había sido completado hasta la mitad.

Asimismo un hombre con turbante y una mirada perversa se acercó lentamente, mientras cargaba una bestia en su hombro.

¡He cazado otra poderosa criatura!” Declaró Long Yinye con orgullo.

Naomi abrió un ojo, solo para notar que era una simple bestia del montón, similar a un cerdo pequeño, ni siquiera una bestia feroz.

“¿No mencionaste que te enfrentarías a una poderosa bestia del rango Feroz esta vez?” Dijo ella perezosamente. Esta era la rutina de todos los días, Long Yinye presumiría al dejar el campamento sobre combatir contra una gran bestia Feroz, pero cuando regresaba con suerte traería un conejo o algo así.

“¡Haha! No subestimes a este pequeño cerdo ¡Incluso tuve que usar mi arma secreta suprema para vencerlo! Pero valió la pena, gracias a mis habilidades superiores podremos cenar algo delicioso hoy” Comentó Long Yinye zarandeando al animal.

“¿Tu arma secreta suprema? ¿Acaso te refieres al arma que Ryou te hizo con las garras venenosas del Ave de Jaén?” Preguntó Naomi en un tono aburrido. Ella sabía que Long Yinye le llamaba arma secreta suprema a casi todo.

“¡Correcto! Utilice esa arma secreta suprema ¡Haha!” Afirmó con orgullo.

“Entiendes que esas garras tienen veneno y que por ende esa cosa que traes ya no es comestible… ¿Verdad?” Preguntó exasperada, a veces sentía que este viejo solo se burlaba de ella con sus idioteces.

“Es cierto… cof cof ¡Solo estaba tomándote a prueba!” Dijo Long Yinye mientras tosía levemente.

“Pero no te preocupes, mientras yo esté aquí te garantizo que cazaré cualquier otra bestia que se acerque al campamento, incluso si es una poderosa bestia Demoniaca gigante yo puedo garantizar la victoria porque soy el poderoso Long Yinye” Declaró palmeándose el pecho con orgullo, y mostrando la mirada firme de un confiable guerrero veterano.

En ese instante las matrices defensivas que defendían el campamento se apagaron súbitamente, y una enorme criatura de más de 20 metros de largo descendió desde el cielo directo hacia ellos.

“¡Ahhhh! ¡Corre! ¡¡Todos vamos a morir!!” Chilló Long Yinye en pánico mientras buscaba en donde esconderse.

“Pero no dijiste recién que… ¡Al diablo!” Pensó Naomi. Este Long Yinye era la persona menos fiable que conoció en toda su vida, pero ahora tenía problemas más grandes como para pensar en eso.

Pero no tardo demasiado en recuperar la compostura al notar el grupo de personas montadas sobre la enorme bestia voladora.

“¡Es hora de irse de aquí!” Declaró Ryou al ver a sus dos compañeros.

Long Yinye se reincorporó de inmediato al ver la cara familiar, y palmeando su pecho con resolución afirmó:

“¡Señor Ryou es un placer ver que ha regresado! Yo, el valiente Long Yinye, he cumplido con mi misión de proteger a la joven señorita Naomi todo este tiempo”

Ryou se rió y asintió.

Con las Lágrimas de la Verdad nada había escapado de su afilada vista, incluyendo cuando el anciano corrió en busca de una gran roca para esconderse debajo, al ver a la bestia voladora.

Pero siendo realista, al haber logrado mantenerse vivo durante dos semanas en este lugar, el viejo Yinye ya había superado las expectativas de Ryou.

“Puedo notar que en este corto periodo de tiempo has logrado romper en el nivel 5 de Gran Guerrero ¡Realmente has aprovechado tu estadía en este lugar!” Declaró Ryou observando detenidamente a Naomi.

Naomi asintió con la cabeza, estaba contenta de que Ryou haya notado su rápido progreso. Con un poco de timidez, comentó:

“Es todo gracias a la técnica de cultivo que me entregaste, y además en este lugar puedo progresar mucho más rápido”

Luego Naomi notó el grupo que acompañaba a Ryou y frunció el ceño.

Conocía a la pareja de cultivadores y al famoso Joven de Oro. Pero… ¿Quién rayos era esa presuntuosa pelirroja que iba tan ligera de ropa y estaba junto a Ryou? De todas formas no se atrevió a preguntar en ese momento, después de todo estaba aún más curiosa sobre la montura voladora gigante en la que habían llegado todos.

El grupo de 7 personas de montó a la enorme bestia voladora y se dirigieron directo hacia la salida del valle subterráneo.

Al llegar hacia el lugar donde desembocaban las cuevas, notaron que todavía había muy pocos cultivadores en el área. La mayoría aún permanecía en las profundidades del valle.

“Pueden ir saliendo… debo verificar una cosa primero y quizás nos encontremos afuera más tarde” Mintió la reina Hederine, despidiéndose del grupo de humanos.

Ryou, mientras tanto, fingió una breve despedida con su supuesta bestia Demoniaca domesticada:

“Lo siento mi amigo, eres demasiado grande y no puedo llevarte con nosotros por las estrechas cuevas, pero puedes ser libre aquí, y si el destino lo dispone, quizás volvamos a encontrarnos”

“…” Chang Jie estaba sin palabras mientras observaba la actuación forzada de su amigo, solo él conocía la verdad sobre el asunto.

Mientras Ryou hacía su acto, Hederine le envió un mensaje mental. Este tipo de mensaje secreto era muy distinto al Susurro Fantasmal, donde los labios se movían de una forma extraña para generar un sonido único que la persona objetivo podría escuchar. De hecho no se parecía en nada a eso. Este era un verdadero mensaje secreto enviado directamente con la mente, el cual era imposible de interceptar por otras personas y solo cultivadores del rango Gran Maestro Espiritual, o superior, podrían lograr enviar esta clase de mensajes telepáticos secretos.

“El sello estará debilitado por lo menos durante una semana más, y esto es algo que solo nosotros sabemos. El resto del mundo solo pensará que la invasión bestial acabó antes de lo normal y se irán pronto. Por esta razón, dentro de algunos días te enviaré un enorme regalo que te esperará en la cercanía de la salida de las cuevas, ven a recibirlo entonces” Explicó secretamente ella.

Ryou asintió levemente. Aunque no sabía de qué se trataba exactamente, tenía sus ligeras sospechas.

El grupo debatió brevemente sobre cuál de las innumerables aberturas elegir, ante la atenta mirada de todos los presentes. La mayoría de los más jóvenes era la primera vez que veían a una bestia demoniaca en toda su vida. Por lo cual el grupo llamó mucho la atención desde el momento en que bajaron de la enorme criatura voladora, e incluso su supuesta despedida emotiva no pasó desapercibida por nadie.

Luego de entrar por una de estas aberturas, caminaron durante medio día por una angosta cueva hasta que finalmente alcanzaron la salida.

Los rayos del sol enceguecieron al grupo, era la primera que veían este tipo de luz en semanas y sus ojos tardaron un poco en acostumbrarse. Pero lo que realmente llamó la atención de Ryou fue un grupo de personas que miraban fijamente hacia ellos con rostros poco amigables.

Ryou reconoció a una de estas personas, y este sujeto lo reconoció a él también.

“Abuelo ¡Fue él! Ese es el mocoso que mató a mi hermano” Señaló Nergui Shango con ojos llenos de odio.



[Comenta y Comparte] Pagina de Facebook y Patreon Oficial del Autor
Traduccion de novelas ligeras, web al español.

Related Posts